MENÚ
Diariomotor Competición
Peugeot

3 MIN

Stéphane Peterhansel vs Sébastien Loeb: la situación ideal para Peugeot

peugeot-peterhansel-etapa-11-dakar-2017

Las circunstancias de la carrera han llevado a que finalmente Peugeot Sport se encuentra con la posibilidad de que sus dos pilotos franceses más carismáticos (seguramente una victoria de Cyril Despres no tuviera el mismo retorno publicitario) se encuentren en disposición de lucha por el triunfo las dos etapas que restan para finalizar la edición 2017 del Dakar. 5 minutos y 50 segundos separan al 9 veces Campeón del WRC de Monsieur Dakar después de la rectificación en los tiempos de la décima etapa, tal vez una renta insalvable si tenemos en cuenta que restan menos de 400 km cronometrados antes de llegar a Buenos Aires.

Peugeot Sport está en condiciones de no aplicar ningún tipo de orden, con Nani Roma, primer piloto que no lleva un buggy 3008 DKR a más de una hora y con el seguro de vida en el que se ha convertido Cyril Despres. El cinco veces ganador del Dakar en motos ha terminado hasta el momento todas y cada una de las pruebas que ha disputado con la firma del león, incluso el Rally de Marruecos en el que sufrió un fuerte accidente nada más haber empezado la carrera. Con todo esto sobre la mesa, Peterhansel y Loeb tienen vía libre para jugarse el honor y el triunfo en las pistas que protagonizarán estas dos últimas etapas del Dakar 2017.

Los dos pilotos de Peugeot cuentan con vía libre para luchar por el Dakar 2017. Despres se quedará guardando las espaldas.

La primera de ellas, la de hoy, que une San Juan y Río Cuarto tiene una parte inicial con arena y los 240 km finales son de zonas tipo WRC, similares a las que se utilizan en el Rally de Argentina. Será ahí donde Sébastien Loeb deba explotar toda su velocidad, e intentar dar caza rápidamente al 12 veces ganador del Dakar para posteriormente tratar de escaparse por ritmo. El propio piloto alsaciano reconocía que parecía complicado, pero no imposible y advertía: “vamos a darlo todo”.

Lo cierto, es que es difícil imaginar una situación mejor para el equipo Peugeot con tres 3008 DKR entre los tres primeros y los otros dos coches 'privados' (el 2008 DKR de PH Sport y el 3008 DKR de asistencia rápida pilotado por Romain Dumas) dentro del Top 10 de la carrera. Posiblemente, la presencia de Carlos Sainz a estas alturas habría resultado ser un incordio con su carácter batallador e inconformista.

Con todos estos alicientes, sumado al de ver si MINI se queda sin un hueco entre los cinco primeros en el caso de que Giniel de Villiers aguante los ataques de Orly Terranova, nos espera un ‘mini-rally’ en estas dos etapas. En el Mundial de Rallyes, casi seis minutos de diferencia serían insalvables, pero esto es el rally-raid más duro y exigente del planeta tal y como se pudo demostrar ayer (los motoristas sufrieron lo indecible). Dakar Legend vs Rookie de segundo año, ¿Quién ganará?