Una Fórmula 1 de locos. Estas son algunas de las propuestas más inverosímiles para el futuro del Gran Circo

 |  @fernischumi  | 

La Fórmula 1 está decidida a buscar más espectáculo y acción en pista y es por lo que a nadie le ha sorprendido que con la cercanía de la fecha de corte para conocer las reglas de la temporada 2021 se hayan ido sucediendo un buen número de posibilidades que se suman a las ya publicadas anteriormente como implementar una carrera de clasificación, el regreso de los repostajes o la opción de que los pilotos se vean obligados a realizar dos pasos por boxes en los que deberían colocar al menos una vez cada uno de los tres compuestos que lleva Pirelli a cada Gran Premio.

Aun así, la FIA se ve obligada a realizar una ligera diferenciación, entre lo que es inmediatamente necesario o la posibilidad de introducir nuevas medidas que hagan más visuales las carreras. Las primeras de ellas implican precisamente la introducción de una norma para evitar que vuelva a suceder el esperpento sucedido en la Q3 del Gran Premio de Italia. El propio Jean Todt reconocía que además de algunas propuestas de los equipos, también tenían otras opciones sobre la mesa como la de instaurar un tiempo mínimo en clasificación para evitar que los pilotos hagan tapón y que algunos se queden sin su último intento. Debemos recordar que esto también sucedió en China con el propio Max Verstappen y que, en ocasiones anteriores, como Bahréin, también ha provocado encontronazos entre los pilotos.

Sin embargo, no han sido las únicas ideas que se han ido desvelando durante los últimos días con dudosas opciones para que finalmente salgan adelante. Muchas veces en formas de globos sonda, como ya sucede en la política, Liberty Media y la FIA filtran posibles propuestas en forma de rumores únicamente para tantear la opinión pública.

Parrillas invirtiendo la clasificación del Mundial:

Quizás es una de las más polémicas que se han podido conocer durante esta semana y los propios pilotos han dado su opinión. Se habla de la opción de invertir total o parcialmente la clasificación general del campeonato en fines de semana seleccionados y formar con ella la parrilla de salida de una carrera al sprint que estaría en el lugar de la clasificación del sábado. Otmar Szafnauer, jefe de Racing Point, alimentaba esta opción diciendo que tres eventos podrían albergar este formato a modo de prueba, algo a lo que Lewis Hamilton y el propio Sebastian Vettel reaccionaron negativamente

Es una buena mierda. Ciertamente, debemos reducir las brechas entre los diversos coches en el tablero y ofrecer más acción en la pista, pero no sé cuál es el genio que tuvo esta idea. Esta no es la solución. Es solo un parche – Sebastian Vettel

Obviamente esta opción daría la oportunidad a los pilotos de mitad de tabla a luchar por victorias en el Mundial de Fórmula 1, una especie de lastre de rendimiento que ya podemos ver en otras disciplinas como el Mundial de Rallyes y su famoso orden de salida. Sin embargo, esto no ha hecho tampoco mucha ilusión a otros competidores tal y como reflejaban las palabras del propio Daniil Kvyat.

Creo que es una curita, no es una solución al problema real. Deberíamos tener un campo competitivo más juntos. Entonces no necesitamos crear estas carreras de velocidad o lo que sea. Para mí suena un poco antinatural. Pero luego pienso lo mismo que con Halo. Entrará, la gente se quejará un poco, y luego seguiremos adelante. Pero parece que se aleja un poco de la tradición, la historia de este deporte – Daniil Kvyat a Motorsport.com

Penalizaciones de tiempo en lugar de perder posiciones:

Era una de las propuestas por parte de Cyril Abiteboul. Sabedores de que la segunda mitad de la temporada depara muchas penalizaciones para los pilotos por utilización de más elementos mecánicos de los que tienen asignados, el responsable de Renault F1 Team ha apuntado a la opción de que esta pérdida de posiciones en parrilla sea sustituida por penalizaciones de tiempo durante las paradas en boxes o como tiempo extra al final de la carrera como ya sucede con las sanciones en forma de Stop&Go que no se cumplen durante el desarrollo normal del Gran Premio.

Proponemos una penalización de tiempo observada durante una parada o que podría agregarse al tiempo de carrera. Ofrecería mejores carreras sin cambiar la posición inicial y las clasificaciones. No entiendo por qué esta solución no es compatible, pero debe haber una buena razón – Cyril Abiteboul

Otros directores de equipo han apoyado esta opción, apuntando por ejemplo Christian Horner que no le gustaría introducir un sistema de lastres que pudiera adulterar el rendimiento de los monoplazas durante todo el fin de semana. Esta opción, apunta a que se podría introducir un peso extra dependiendo de elemento sustituido por encima del límite, desde 5 kg por un turbo a 15 kg para la caja de cambios. Una de las pocas ventajas que presentan es que en este caso también se comenzaría en la misma posición que se clasifica el sábado, evitando ese baile de posiciones de la tarde del sábado y la mañana del domingo, sin embargo, obligaría a insistir durante la carrera en dar la información de qué coches van lastrados y ofrecen por tanto un rendimiento menor, algo que también podría condicionar a los pilotos más pesados.

La F2, al igual que los LMP2, también deberán adaptarse:

La proyección que están realizando algunos equipos apunta a que los monoplazas de 2021 serán claramente más lentos por vuelta que los actuales. El CEO y director del equipo de Racing Point, Otmar Szafnauer, apuntó a que las simulaciones apuntan a que se podría a llegar a hablar dependiendo del circuito de hasta 5-7 segundos más lentos por vuelta que los coches que compiten en esta temporada 2019, lo cual no debería tener incidencia más allá del dato, especialmente si gozamos de carreras más competidas y espectáculo en pista, pero al igual que en el WEC con los Hypercars y los LMP2, sí que obligaría a abrir la breca entre Fórmula 1 y Fórmula 2.

Es probable que los autos sean mucho más pesados ​​con menos aire, serán entre 5 y 6 segundos más lentos en 2021. Vamos a gastar $175 millones (158 millones de euros), el monto del límite presupuestario, digamos 200 millones de dólares (182 millones de dólares) con la situación de tener un automóvil apenas más rápido que F2 y eso será más o menos lo mismo para toda la placa. Este es el riesgo de todos modos - Otmar Szafnauer

El equipo Racing Point es uno de los que más se está volcando a la hora de buscar posibles zonas grises, apuntando Andy Green que con la estandarización de muchas piezas se corre el riesgo de que todos los monoplazas puedan tener el mismo problema crónico tal y como sucedió con los Fórmula 2 y el embrague. La FIA, la cual se reservó la opción de no elegir a ningún suministrador cuando sacara los procesos de licitación de los distintos elementos estandarizados, también ha propuesto que las escuderías trabajen con ciertos desarrollos en código abierto, pudiendo por tanto conocer todos lo que hace cada uno.

 

Lee a continuación: Gonzalo Martín de Andrés y Belén García completan la expedición española a los Motorsport Games de la FIA