car2go aumenta su flota con nuevos coches Mercedes CLA y GLA: ¿pero tiene sentido ir más allá del smart?

 |  @davidvillarreal  | 

Cada 3 segundos un conductor se pone a los mandos de un car2go en Estados Unidos y Canadá, donde tienen una base superior a los 800.000 usuarios activos. Pero aún así eso no es suficiente para el servicio de coche compartido más ambicioso del mundo. Y el siguiente paso, que ya se ha iniciado, será apostar por ofrecer a sus usuarios coches más grandes y lujosos, empezando por los renovados Mercedes CLA y Mercedes GLA. Este movimiento, que de momento se introducirá los nuevos Mercedes GLA y Mercedes CLA en Austin, Portland, Seattle, Toronto, Vancouver y Washington D.C. tiene más sentido del que nos imaginamos. ¿Pero se producirá también en España? ¿Tendría sentido en nuestras ciudades? ¿Qué objetivo persigue car2go con esta decisión?

En algunas ciudades alemanas ya se ofrecen smart de gasolina y diferentes modelos de la gama compacta de Mercedes-Benz, como el CLA, el GLA, el Clase A y el Clase B

La expansión de la flota car2go, de smart a Mercedes-Benz, no solo se está llevando a cabo en Estados Unidos y Canadá. En Europa ya se han estado ofreciendo vehículos que van más allá del smart. En Alemania, por ejemplo, se puede utilizar un Mercedes Clase A por apenas unos céntimos por minuto más que un smart, o incluso un Mercedes CLA (únicamente en Berlín) y Mercedes Clase B y Mercedes GLA. El crecimiento de car2go ha llevado a la compañía a tener que adaptar su flota de vehículos a las necesidades de sus clientes. Y la idea de poder utilizar un coche con más de dos plazas, y más espacio para la carga, es sumamente interesante, tal y como ya hemos visto recientemente en Madrid con la incorporación de emov (y sus Citroën C-Zero de 4 plazas) y tal y como han requerido sus clientes en Alemania, donde el servicio de car2go en muchas ciudades se extiende hasta el aeropuerto.

De manera que la expansión de la gama car2go, de los smart, a los Mercedes-Benz, parece que de una forma u otra acabará llegando a más ciudades en función de la estrategia a seguir en cada país. En España parece más probable la posibilidad de que la gama crezca con la introducción de los nuevos smart forfour eléctricos, que de la mano de los compactos de Mercedes-Benz. Salvo que su expansión en ciudades como Madrid lleve a car2go a incluir en su área de servicio infraestructuras como el Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

car2go piensa en aumentar notablemente su base de usuarios para estar preparada para un futuro en que sus servicios probablemente no se diferencien, en la filosofía de fondo, de los ofrecidos por otras compañías como Uber

La introducción de este tipo de coches también persigue otro objetivo no menos interesante, el de captar una mayor clientela y, sobre todo, aproximarse al servicio que car2go quiere ofrecer en un futuro. car2go, como la matriz de esta empresa, Daimler, y sus servicios Mercedes Me, que cubren diferentes soluciones de movilidad, no ocultan en ningún momento su objetivo de transformar radicalmente la oferta de car2go con el advenimiento del coche autónomo.

De hecho, cuando el coche autónomo aterrice en nuestras calles, es muy probable que lleguemos a un punto en el que no existan diferencias de fondo entre el servicio ofrecido por Uber, que de sus vehículos con chófer se transformará a un proveedor de viajes en coche autónomo, y a car2go, cuyos coches compartidos no tendrán la necesidad de que el cliente tome el volante. De ahí que car2go también vea su expansión de la gama con coches de Mercedes-Benz como una estrategia más para ampliar su base de clientes, pensando ya en un futuro en el que su flota será autónoma.

Mientras tanto, la receta del éxito para muchas ciudades europeas, como Madrid, seguirá siendo la del smart eléctrico de car2go. Primero, porque la movilidad y las posibilidades que ofrece un smart de dos plazas, en una ciudad con problemas de aparcamiento, siempre será su gran ventaja frente a un Mercedes-Benz. Y segundo, porque en su estrategia de mejorar la movilidad de las ciudades y recibir el apoyo de estas por su contribución a rebajar la contaminación, el coche eléctrico siempre será la alternativa que más apoyos recibirá.

Como curiosidad, los Mercedes-Benz que se han incorporado a la flota estadounidense cuentan con el motor turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros de 218 CV de potencia.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Mercedes GLA 2017: ¿cuánto cuesta tras el lavado de cara? Así queda conformada su gama

Solicita tu oferta desde 30.750 €
  • Germán

    Si cada vez hay más coches, ¿no tendría sentido que fueran cada vez más pequeños? Y en vez de eso, cada vez son más grandes y más altos, y car2go se pasa a los coches convencionales en vez de apostar por el smart eléctrico, que es lo que realmente tiene sentido…