¡Sorpresa! El Citroën C-Aircross Concept es el Nissan Juke que Citroën necesitaba, ¿pero dónde dejaría al Citroën C4 Cactus?

 |  @davidvillarreal  | 

Citroën sigue demostrando que su estrategia va encaminada en dos líneas muy concretas. La primera, seguir apostando por los crossover, que son un caballo ganador en Europa. La segunda, que aún hay sitio para extender aún más la filosofía estética del Citroën C4 Cactus. Y el Citroën C-Aircross Concept aún siendo, de momento, un prototipo, es una gran declaración de intenciones acerca de lo que está por venir en Citroën. Citroën quiere ampliar su gama de productos. Y en esa ampliación tiene mucho sentido apostar por un nuevo crossover, un derivado del Citroën C3, con el que buscarían atacar directamente al Nissan Juke y a productos que están por llegar como el SEAT Arona. ¿Pero en qué lugar dejaría eso al Citroën C4 Cactus?

Este prototipo pretende ser un anticipo de un nuevo crossover Citroën, dispuesto a competir con Nissan Juke, Peugeot 2008, Renault Captur o SEAT Arona

Aunque Citroën aún no haya proporcionado datos concretos acerca del lanzamiento de este nuevo modelo, no hace falta elucubrar demasiado para llegar a la conclusión de que efectivamente habrá un nuevo pequeño todocamino en la marca. Será un producto que, como el Citroën C3, y el Citroën C4 Cactus, gozará de una estética muy marcada. Una carrocería alta, pasos de rueda bien protegidos y, de nuevo, el detalle de los famosos Airbump para proteger los laterales del vehículo.

Una parrilla estrecha y un capó alto, y un techo en forma de visera, harían el resto para definir su personalidad.

¿En dónde encasillaríamos al Citroën C-Aircross Concept?

Rivalizaría directamente con Nissan Juke y compañía, pero por su longitud sería exactamente tan largo como un Citroën C4 Cactus

Lo interesante, y el aspecto más complicado para Citroën por otro lado, llega al analizar sus dimensiones. Este prototipo – y por ende el futuro producto que podríamos ver en la calle – tiene una longitud de 4,15 metros. Con esas dimensiones es evidente que el Citroën C-Aircross no solo se situaría en el segmento del Nissan Juke, sino también con capacidad para competir con Peugeot 2008, Renault Captur o, sin ir más lejos, el nuevo SEAT Arona. Competir con un producto en condiciones en esta categoría no es solo algo deseable, sino una exigencia para cualquier fabricante europeo.

El problema lo encontramos en que, a priori, este lugar ya lo habría ocupado el Citroën C4 Cactus, cuya longitud es exactamente la misma (milímetros arriba, milímetros abajo). El Cactus, ciertamente, es el menos todocamino de su categoría. De hecho Citroën ha jugado mucho con esa dualidad de turismo de aspecto diferente para cautivar a muchos compradores. También es cierto que el Cactus, que también se ensambló de una plataforma derivada del antiguo Citroën C3, apostó más por una visión económica y muy práctica del automóvil. Con un pragmatismo infalible, Citroën consiguió un coche muy espacioso y sencillo, por ejemplo prescindiendo de ventanillas en las plazas traseras. Hasta el punto en que sería una alternativa más práctica que el Citroën C-Aircross en todos los casos.

¿Habría sitio por lo tanto para un Citroën C-Aircross que con un diseño más campero fuera menos práctico y espacioso que un Citroën C4 Cactus? Esa es la pregunta del millón.

Su interior es sencillo, minimalista y económico, pero a la vez tecnológico, una filosofía que ya impuso el Citroën C4 Cactus y que ahora va extendiéndose al resto de la gama

A bordo, también salta a la vista la influencia que ha tenido el diseño moderno de Citroën, iniciado por el propio Cactus. Hay que comprender que es un prototipo, de momento, pero es interesante cómo Citroën sigue apoyando la idea de reducir el número de botones y de sustituir las interfaces analógicas por pantallas, o incluso superficies transparentes que muestren información a modo de Head-Up Display. Una solución que, además de dar una imagen tecnológica, es económica con el abaratamiento de este tipo de sistemas.

En el Citroën C-Aircross Concept esta idea se habría llevado al extremo. No solo se ha prescindido de instrumentación analógica, a favor de una pantalla, como en el Citroën C4 Cactus. Sino que la instrumentación se limitaría a un Head-Up Display sobre el volante.

Insistimos en que, de momento, el Citroën C-Aircross Concept es un prototipo. Aún no se ha anunciado el lanzamiento de un producto definitivo basado en este prototipo, ni que vaya a tener esta apariencia, ni este interior. Pero todo apunta a que las posibilidades de que Citroën lance un nuevo crossover siguiendo lo visto en este prototipo son realmente altas.

Vídeo del Citroën C-Aircross Concept

Fuente: Citroën
En Diariomotor:

Lee a continuación: Ya sabemos el precio de la ConnectedCam del Citroën C3 y es más barata que una GoPro

    Citroën C3 y C3 Aircross
    Solicita tu oferta desde 9.950 €
    • Borja

      Pues me parece precioso, y eso que los suv no me van mucho. Con una version descapotable y llamandose mehari….pero eso ya seria soñar mucho

    • F(Clemente)1

      No me gusta cuando las marcas sacan la fotocopiadora y hacen todos los modelos en diferentes tallas. Lo soporto cuando el lenguaje de diseño me gusta mucho aunque no me guste el hecho de que lo extiendan en toda la gama de forma tan calcada. Pues bien, imaginaos cuando los diseños no me gustan y además se extienden al resto de gama. Y esto es lo que me pasa con Citröen. Traté de buscarle el gusto al C4 cactus y pensándolo como un coche muy diferente al resto, le cogí cierto gusto aunque no me terminara de convencer. Pero ya no es diferente al resto porque el C3 y este (lo que va a ser el reemplazo del C3 Picasso) serán iguales. No me agrada la nueva posición de Citröen en el grupo PSA, que siempre se ha caracterizado por riesgo y soluciones originales, ahora ha quedado como marca más “low cost”, aunque no sea totalmente así, frente a Peugeot, siendo generalista en la parte alta, y DS con lujo y diseño.
      Salvo oferta muy tentadora, ahora mismo no compraría un Citröen de ningun segmento, eligiendo algún otro de la competencia. Y no es por hater, que en casa hay 2 Citröen
      Un saludo

    • emjpshyco

      Hablaba el otro día de SEAT con lo del Ibiza, pero es que marcas como Mercedes, y ahora Citroën, no paran de hacer lo mismo: sacar un diseño a diferentes tamaños. Porque esta cosa es idéntica al Cactus, aún siendo un concept, con lo que cuando salga a la venta serán dos gotas de agua (y esto obviando el nuevo C3, que es también un Cactus en miniatura). Y que esto haya llegado a Citroën, una de las marcas que siempre ha arriesgado más a la hora de hacer diseños, me parece tristísimo.

    • Kanzler

      Fresco, muy fresco.
      Hermoso en el sentido que muy difícil hoy, presentar un vehículo que trasmita la individualidad y simpleza de otrora los 2CV, Renault 4, Citroen Mehari o mismo AMI 6.

      El sistema de apertura de puertas no me lo creo, no vendrá jamás así y ni me interesa.

      El video promocional con música en ingles para un coche francés me irrita y me molesta. Como que no existieran músicos y música francesa de nivel y con un ritmo como para no acentuar mas aun el charme francés de la marca.
      Falta orgullo cultural.

    • Jose Anton

      Muy chulo… pero gran decepción. El concepto aircrosss “rojo” parecía que apuntaba a un buen 5/7 plazas más premium, más coche…apuntando al tiguan, pero con mucho más estilo…