7 claves para entender cómo será tu próximo deportivo

 |  @HerraizM  | 

Hemos ahondado en más de una ocasión en los elementos que desaparecerán en los próximos años de nuestros coches en favor de nuevas tecnologías, como por ejemplo la desaparición de las instrumentaciones analógicas, los motores atmosféricos o incluso las llaves convencionales, pero… ¿cómo serán los deportivos y superdeportivos del futuro? Nos anticipamos ya a este “futuro”, presente ya incluso en algunos casos y te contamos en 7 claves como será tu próximo superdeportivo.

1.- Tu próximo deportivo será automático:

No, no vamos a sorprenderte si te decimos que no será manual, que su transmisión quedará en manos de una caja de cambios automática y que tú darás buena cuenta de cada marcha a golpe de leva, si así lo deseas claro.

Piensa en los deportivos manuales que quedan, en como han proliferado ya los deportivos automáticos, desde pequeños GTI como el Renault Clio RS al todopoderoso Porsche 911 GT3 y superdeportivos de la talla del Ferrari LaFerrari.

Honrosos casos como el Porsche 911 R nos deleitarán puntualmente con su presencia… pero cada vez serán más y más raros.

2.- Otro hecho poco sorprendente: será híbrido

El Porsche 918 Spyder, el McLaren P1 y el LaFerrari nos han mostrado el rumbo, algunos, como el BMW i8 o el Honda NSX, ya lo están siguiendo y al igual que no te hemos sorprendido diciéndote que tu próximo deportivo será automático no lo vamos a hacer tampoco si te decimos que será híbrido.

Tendrá 3, 4, 6… cilindros (no creo que muchos más) y adoptará disposiciones de lo más dispar, con varios motores eléctricos, con diferentes autonomías, más o menos potencia o par… pero no cabe duda alguna de que el futuro para los deportivos pasa por la hibridación.

¿A favor? Consumos aún más comedidos, un centro de gravedad más bajo, un sistema de tracción total más evolucionado, la posibilidad de circular en modo totalmente eléctrico, la entrega de par instantánea… sí, su mecánica será más compleja, pero el BMW i8 nos ha enseñado que no hay que tenerle miedo.

3.- Serán turbo, biturbo… y además recurrirán a sistemas de sobrealimentación eléctricos

La proliferación de los sistemas de sobrealimentación eléctrica acaban de empezar a despegar, con el Audi SQ7 a la cabeza. Ahora piensa en la implementación de este sistema en alguna futura versión más radical del Audi TT RS o del Audi R8 y de ahí a la respuesta de alguno de sus contrincantes con otro tipo de tecnología de sobrealimentación eléctrica.

Los turbos eléctricos han llegado, en plena extinción de los motores atmosféricos, para quedarse.

4.- Tendrá mucha fibra de carbono

La fibra de carbono ya es un elemento fundamental en la industria y sí, en las próximas décadas seguro que será sustituido por otros materiales pero mientras nos esperan un buen puñado de años en los que la fibra de carbono se extenderá desde el chasis hasta los apéndices aerodinámicos, desde el techo hasta las llantas, como le ocurre al Shelby Mustang GT350R o al Ford GT.

El aluminio en sintonía con la fibra de carbono ya conforma el grueso de un buen número de deportivos y parece que la fórmula se seguirá repitiendo. Rígido, ligero y con una aplicación ahora más económica si tenemos en cuenta su extensión.

5.- Será mucho más rápido y efectivo, pero también mucho más polivalente

Las prestaciones seguirán mejorando, aumentando sobre todo la eficacia en el paso por curva, pero además los deportivos del mañana serán cada vez más polivalentes, más confortables, con suspensiones más evolucionadas, capaces de adaptarse cada vez mejor a las diferentes superficies, su condición de híbridos le auguran además un buen tránsito por las futuras ciudades, con accesos restringidos al tráfico, al tiempo que reducen su consumo y los hacen más óptimos para ser usados en el día a día.

Los modos de conducción se encargarán de que escuchemos el motor sólo cuando así lo queramos, igual que la dirección se adaptará como la suspensión y el sonido a golpe de ruleta, haciendo más cómodas las maniobras en ciudad. Las cámaras, sensores y automatismos facilitarán la tarea de aparcar nuestro coche, bajo y con poca visibilidad, fácilmente…

6.- Será todo un alarde de tecnología y no, no nos referimos sólo a su mecánica híbrida

Superficies táctiles, sistema multimedia cada vez más avanzados, control gestual, muy conectado y con información en tiempo real de nuestro trayecto, sistemas de asistencia encargados de hacer nuestras carreteras cada vez más seguras, llaves inteligentes, las primeras pinceladas de la conducción autónoma aplicada a los deportivos y superdeportivos…

7.- Su aerodinámica será activa y las ruedas del eje trasero serán direccionales

En los últimos meses estos dos ingredientes han cobrado cada vez más repercusión, con, por ejemplo, el renovado Porsche 911 o el Mercedes-AMG GT (ver Mercedes-AMG GT R y su impresionante aerodinámica).

Eso de los alerones retráctiles y móviles, no es precisamente una novedad pasmosa, lo mismo podríamos decir de las ruedas direccionales traseras, pero piensa en aplicaciones más avanzadas, en splitters, en canards, en aún más grados de movilidad para los alerones… Van a ser todo un imprescindible en los próximos deportivos y superdeportivos.

Lee a continuación: Hagan sus apuestas: se vende exótico Ferrari 599 GTB Manual (Sólo se fabricaron 20)

Ver todos los comentarios 3
  • monosconteclado

    en mi caso falta el punto 8: “durará hasta que te despiertes”

  • Paco Tce

    También tendremos más niñeras informáticas y se diluirá la delgada línea entre conductores y pilotos. Tal vez un MX5 NA 1.6 no sea el coche más rápido del mundo, pero las sensaciones que transmite en conducción deportiva seguro que son más auténticas y reales que las que transmite un i8

  • MikeMassenzio

    Me alegra que siga contando con el motor de combustión interna, sin éste es imposible rodar más de 50 km aunque algunos hablan de 400 km pero no te dicen que a 30 km/h podrás recorrer esos 400… Y si te ponen cargadores como gasolinerías, nadie tendrá la paciencia de esperar 6horas para cargarlos. Sino miren a la “maravilla tecnológica” de la fórmula E me dá risa cuando a 15 min de rodar (no de correr) paran a coger otro autito a pilas.