7 razones por las que las llantas de fibra de carbono del Shelby Mustang GT350R son el futuro

 |  @davidvillarreal  | 

¿Moda pasajera, o un anticipo del futuro del automóvil? Ford asegura que las llantas de fibra de carbono cambiarán las reglas del juego. Quizás en unos años, antes de lo que nos pensamos, las llantas de aluminio de nuestros coches dejen de convertirse en el estándar para dejar paso a unas nuevas llantas que estarán ensambladas en fibra de carbono. Aún existe una barrera importante para abogar por su comercialización masiva, e inconvenientes tales como su precio, el reto de su producción, etcétera. Pero las ventajas son tantas, y tan importantes, que quizás comencemos a ver como muchos deportivos empiezan a equipar de serie llantas de fibra de carbono, para ir dando paso, poco a poco, a su introducción en turismos más modestos. Hablamos de ventajas tales como el peso, las prestaciones, la calidad o la resistencia a impactos. Y estas son las 6 claves que nos da Ford para defender, a capa y espada, el uso de llantas de fibra de carbono en el nuevo Shelby Mustang GT350R.

1. Porque siempre está bien ser el primero en algo. Ford se enorgullece de que el nuevo Shelby Mustang GT350R esté equipado con llantas de fibra de carbono por convertirse en el primer vehículo, producido en grandes cifras, en utilizarlas. Eso si entiendes que un coupé deportivo, con licencia de calle y enfoque de circuito, y una producción que en su primer año, en su edición 2015, estará limitada a 37 unidades, es un vehículo producido en grandes cifras. Recordemos que Koenigsegg ya ha ofrecido esta tecnología en sus hiperdeportivos, que en cualquier caso son mucho más limitados y costosos.

2. Ahorrar peso, la máxima prioridad. Según nos cuenta Ford, las llantas de fibra de carbono del Shelby Mustang GT350R son prácticamente la mitad de pesadas que si estas hubieran sido moldeadas en aluminio. Hablamos de un ahorro de entre 6 y 7 kilogramos. Ford asegura que crearon unas ruedas tan ligeras que tuvieron que recalibrar el chasis, y el sistema MagneRide, para adaptarlo a la rapidez con que respondía el neumático a las irregularidades del asfalto.

3. Mejor respuesta. Las bondades de unas llantas más ligeras no se limitan al ahorro de peso, en el cómputo global de un coche, sino en lo efectivo que resulta ese ahorro en elementos que como las llantas no están soportados por las propias suspensiones. Eso consigue, entre otras cosas, que las prestaciones mejoren, su agilidad, su capacidad para acelerar y frenar, al reducirse la inercia rotacional, y su capacidad para lidiar con terrenos con irregularidades.

4. Porque son más resistentes. Una de las grandes dudas que seguro te generará el saber que las llantas de nuestros coches podrían pasar de utilizar aluminio, a hacer lo propio con la fibra de carbono, es sin duda su resistencia. Ford asegura que la “receta” que ha utilizado Carbon Revolution – su socio en el desarrollo y producción de estas llantas – es más resistente que el aluminio. Para probarlo, habrían realizado tests tan duros como pruebas de impacto contra bordillos, en los que el aluminio hubiera quebrado. Pruebas que demostrarían que sus llantas son más rígidas.

5. Porque su calidad y durabilidad está plenamente garantizada. Fundido en la propia fibra de carbono, cada llanta contará con un chip en el que se encontrará su número de referencia. Una “póliza” de seguro en el caso de que la llanta evidenciara algún problema. Según Ford, Carbon Revolution realiza 61 pruebas de calidad y registra 246.000 parámetros de cada llanta antes de que esta llegue al cliente. También es inspeccionada mediante rayos X para comprobar que no existe ningún error.

6. Porque su diseño facilita aún más la refrigeración de los frenos. Según Ford, el diseño de las llantas habría sido optimizado para las exigencias para los frenos en competición. En el fondo, el Shelby Mustang GT350R es un deportivo de circuito con licencia de calle. El diseño de los radios ha sido optimizado para tal fin, así como el acabado estético, capaz de resistir las condiciones más complicadas en la cercanía de unos frenos que pueden alcanzar temperaturas de hasta 900ºC.

7. Porque la fibra de carbono simplemente mola. ¿A quién no le gusta conducir un deportivo sabiendo que su alerón, su capó, su techo, o el asiento en el que reposa, han sido construidos en fibra de carbono?

Fuente: Ford
En Diariomotor: Shelby GT350R Mustang. “El Mustang más apto para circuito jamás construido”

Lee a continuación: Shelby Mustang GT350R: un poni desbocado se ha colado en Goodwood

Solicita tu oferta desde 40.350 €
  • sat

    Joder te las roban y te da algo

    • Mirlo

      para eso esta el antirrobos de ruedas

  • Paco Tce

    Para mí hay otras dos dudas, una: precio?? y dos: diferencia con un llanta de magnesio o de titanio??

  • Y si ellos lo dicen pues bueno le doy mi visto. Igualmente pienso que va a contribuir mucho más en todo el conjunto en si. Porque de que te sirve ahorrar peso en el chasis, elementos para la carrocería y las llantas pesan igual o mas que el mismo vehiculo. Por lo que veo el Shelby GT350R no es poca cosa sigue sorprendiendo.