comscore
MENÚ
Diariomotor
Utilitarios

8 MIN

10 curiosidades que nos reafirman lo especial que es el nuevo Toyota GR Yaris

Toyota Gr Yaris Curiosidades

Hace apenas unos días tuve el inmenso honor de ponerme a los mandos del nuevo Toyota GR Yaris. Es el primer deportivo 100% desarrollado por Toyota en 20 años, es un homologation special (un coche de calle, derivado del coche de carreras, cuya venta es necesaria para homologar la versión de competición) y es el proyecto fetiche de Akio Toyoda. El presidente de la gigantesca Toyota Motor Corporation, por cierto, es un gran petrolhead. En este artículo no os volveré a hablar de sensaciones a su volante, solo quiero contaros 10 curiosidades para que entendáis por qué el Toyota GR Yaris es un coche tan especial.

Pero si quieres saber cómo va el Toyota GR Yaris, antes de entrar en harina te sugiero que veas la vídeo prueba que hemos publicado en nuestro canal de YouTube:

Ahora sí, vamos a conocer 10 curiosidades que siguen demostrando la genialidad de este utilitario deportivo, cuya fórmula es absolutamente única en la actualidad. La receta de este homologation special es tan única que es un coche sin rivales directos, con un tamaño y agilidad dignas de un segmento B, y una efectividad que ya quisieran muchos compactos del segmento C.

1) Tarda 10 veces más tiempo en fabricarse que un Yaris "del montón"

El Toyota GR Yaris no se fabrica en las instalaciones de Valenciennes (Francia), junto al resto de Toyota Yaris del mercado europeo. El GR Yaris se fabrica exclusivamente en Motomachi (Japón), una planta productiva de Lexus. Se fabrica en la misma línea en la que se fabricaba el Lexus LFA y solo los takumi - artesano de amplísima experiencia - con más experiencia pueden trabajar en el montaje del Toyota GR Yaris. Es un proceso mucho más manual que la producción en serie de otros Yaris, y consume 10 veces más tiempo, con un coste de fabricación claramente superior.

Tiene 259 puntos más de soldadura que un Yaris estándar, y 14,6 metros más de adhesivo estructural - casi un 50% más.

2) Su cambio manual procede de un Avensis diésel

El Toyota GR Yaris solamente se vende equipado con una caja de cambios manual de seis relaciones, sin opción a cambio automático - ya sea CVT, de convertidor de par o de doble embrague. Su cambio manual es el mítico EA60 de Toyota, un cambio manual desarrollado inicialmente para las versiones diésel de Toyota Avensis y Toyota RAV4, diseñado para soportar mucho par motor. El EA60 es el mismo cambio manual que montan los Lotus Exige, con sincronizadores reforzados y componentes internos a prueba de balas. Además, tiene unas deliciosas relaciones muy cerradas.

Su tacto es duro, mecánico y preciso. No se puede pedir mucho más a una caja manual.

3) Su turbo usa rodamientos de bolas

El motor G16E-GTS del Toyota GR Yaris está sobrealimentado por un único turbocompresor. Es un turbo de grandes dimensiones, y no es un turbo twin-scroll de doble entrada. Para combinar una gran entrega de potencia con una respuesta rápida y enérgica, se ha integrado en el propio colector de escape y cuenta con rodamientos de bolas, característica solo presente en turbos de muy altas prestaciones. Sus sellos abrasibles son de calidad aeronáutica y su válvula de descarga no solo controla su presión de soplado, si no que sirve para calentar el catalizador muy rápidamente.

La presión de soplado del turbo puede controlarse desde la propia instrumentación.

4) Obsesión por la reducción de peso

El Toyota GR Yaris tiene un peso en vacío de 1.280 kilos, excepcionalmente bajo para un vehículo de tracción total, equipado con un motor turbo. Todos los componentes del coche han sido aligerados a conciencia: el motor solamente pesa 109 kilos - se ha optimizado la rigidez del bloque y se han instalado cubiertas independientes para las cadenas de distribución - y su carrocería es 24 kilos más ligera que la de otros Yaris, gracias al uso de puertas, capó y portón trasero de aluminio, además de un techo de polímero reforzado con fibra de carbono.

Incluso la estructura de los paragolpes ha sido aligerada. No se quería un utilitario de 1.500 kilos.

Galería de fotos del Toyota GR Yaris

191
FOTOS
VER TODASVER TODAS

5) Combina plataformas TNGA-B y TNGA-C

Otra de las curiosidades del Toyota GR Yaris es que está construido mediante la combinación de dos plataformas modulares. La mitad delantera del coche emplea la plataforma TNGA-B para utilitarios, y la mitad trasera, emplea la plataforma TNGA-C para coches compactos. La razón de ser de esta decisión era poder equipar una suspensión trasera indpendiente, no disponible en la plataforma TNGA-C, que además no está diseñada para vehículos de tracción total. En resumen, la plataforma de este Toyota GR Yaris nada tiene que ver con la del resto de sus hermanos de gama.

Con el Yaris común solo comparte salpicadero, ópticas, retrovisores y antena. Nada más.

6) Frenos de disco y tambor... al mismo tiempo

El Toyota GR Yaris tiene un freno de mano muy especial. Es un freno de mano convencional, que actúa sobre un tambor, ubicado en el buje trasero. Sin embargo, cuenta con discos de freno traseros de 297 mm de diámetro. En una solución que nunca antes había visto en un coche de calle, combina frenos de disco para el freno de servicio, y tambores para el freno de mano. La razón es que los pilotos de rallye que intervinieron en su desarrollo han ideado un freno de mano apto para su uso en conducción, redondeando curvas y apoyando a la deportiva dinámica del coche.

Cuando tiramos del freno de mano, se desconecta la transmisión trasera: no hace falta pisar el embrague.

7) 1.618 centímetros cúbicos, ni uno más, ni uno menos

La cilindrada del motor G16E-GTS es de exactamente 1.618 centímetros cúbicos. En muchas ocasiones, los motores tienen cilindradas que quedan al límite de ciertas normativas de potencia fiscal: por ello había tantos motores diésel de 1,9 litros, o motores a apenas un puñado de centímetros cúbicos de una cifra redonda. En el caso del Toyota GR Yaris, es un motor al límite de cilindrada permitida por la FIA para los WRC. Aunque la versión de carreras de este GR Yaris no competirá en el WRC de 2021, sí lo hará, hibridación mediante, en el mundial de rallyes del año 2022.

En este caso, la cilindrada no responde a normativas fiscales, si no a normativas de la FIA.

8) Cotas cuadradas y corte de inyección a 7.200 rpm

Normalmente, los motores turbo tienen carreras largas, para desarrollar más par motor a bajas vueltas. Esto provoca que su régimen de giro máximo no sea demasiado elevado. En el Toyota GR Yaris se ha diseñado un motor "súper-cuadrado", con un diámetro de 87,5 mm y una carrera de 89,7 mm. En plata: este es un motor diseñado para girar a un alto régimen de giro. Este motor entrega sus 261 CV de potencia máxima a 6.500 rpm, pero su corte de inyección está a 7.200 rpm. Y a ese corte de inyección llega como un toro bravo, sin desfallecer en su crescendo de empuje y rabia mecánica.

Es uno el tricilíndrico de mayor régimen de giro del mercado.

9) En Japón puedes comprar un GR Yaris aún más radical

Con coches tan especiales, las marcas japonesas suelen guardarse algún as en la manga para su mercado doméstico. Nos guste o no, Japón es coto exclusivo para las versiones más hardcore de este tipo de coches. En Japón puedes comprar un Toyota GR Yaris RC - así se llama esta versión "destripada" - con llantas de 15 pulgadas y frenos más pequeños, diseñado para salir del concesionario e irse a un rallye de tierra. Este GR Yaris RC se vende con un equipamiento básico: sin equipo de sonido o pantalla de infotainment, aún más aligerado y aún más radical.

Además, no llevan filtro de partículas, y por ello, desarrollan 270 CV en vez de 261 CV.

10) Diseñado para ir del concesionario a las carreras

Desde la propia marca se reafirman el carácter de "homologation special" de este coche. Según Toyota, es un coche al que con modificaciones reglamentarias mínimas - unos neumáticos diferentes, un extintor y una jaula antivuelco - podrías salir del concesionario e irte a ganar un rallye. Un coche preparado y diseñado para los rigores y la dureza de la conducción deportiva, y que en Japón ya empieza a verse en trackdays y algunos eventos de competición locales. Realmente, ¿a qué está esperando Toyota para empezar una copa monomarca con el GR Yaris?

Es el proyecto fetiche de Tommi Makkinen y Akio Toyoda. No necesitan presentación hoy día.

Galería de fotos del Toyota GR Yaris