CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

5 MIN

Donde se ponga un monovolumen, que se quiten todos los SUV

David Clavero | @ClaveroD | 28 Feb 2022
Fabian Kirchbauer Photography
Fabian Kirchbauer Photography

Donde se ponga un monovolumen, que se quiten todos los SUV. Esta no es solo una opinión personal que os quiero transmitir hoy, sino la razón de que una marca tan volcada con los SUV como es BMW, siga apostando por este tipo de carrocerías a través de este BMW Serie 2 Active Tourer 2022 que hoy ponemos a prueba. La búsqueda de un coche familiar tiene multitud de posibles respuestas por parte del mercado, pero si nos acompañas en este análisis te vamos a descubrir por qué llevarte un monovolumen a casa es tu mejor opción como vehículo familiar.

Porque no todo es diseño y apariencia

Vale, de primeras ya os voy a admitir que estéticamente un BMW X1 o X2 mola más que este Active Tourer, en este aspecto no hay discusión posible. Las proporciones de un monovolumen no son las más atractivas, y de hecho en la historia de este tipo de coches pocos modelos han existido que podamos catalogar como realmente bonitos.

115
FOTOS

Pero esto no impide que este Serie 2 para toda la familia tenga una imagen moderna, agradable e incluso deportiva según el acabado que escojamos. Teniendo en cuenta que partimos de la plataforma modular de tracción delantera que emplean Serie 1 o X1, denominada con UKL, encontramos ciertos rasgos comunes como son los enormes riñones delanteros, las ópticas afiladas, un parabrisas muy inclinado o la presencia de tomas de aire simuladas tanto en el frontal como en la zaga.

De hecho, la aerodinámica juega un papel fundamental en este monovolumen, algo en lo que BMW ha puesto especial énfasis para marcar distancias con sus rivales SUV consiguiendo un CX de apenas 0,26.

Una vez miramos más allá de su diseño, el Serie 2 Active Tourer saca a relucir su imbatible fórmula como familiar arrojando una longitud de apenas 4,39 metros, una cota muy compacta para los tiempos que corren, pues en el mercado SUV cada vez es más difícil encontrar coches realmente compactos, pues a día de hoy incluso los SUV más pequeños es difícil que bajen de los 4,4 metros.

Aprovechamiento del interior, el punto clave

Llegado el momento de sumergirnos en el interior, este Serie 2 Active Tourer nos ofrece un diseño minimalista heredado del BMW iX recién lanzado al mercado. La firma alemana ha creado un ambiente sencillo y moderno, ofreciendo un nivel de calidad en ajuste y materiales muy notable. El espacio disponible a bordo es elevado, contando con 5 cómodas plazas y un maletero que presume de 470 litros (nada mal para su tamaño). A ello debemos añadir que las plazas traseras, las más importantes en este coche, cuentan con regulación longitudinal de 130 mm, posibilidad de inclinación del respaldo, doble anclaje ISOFIX, salidas de aireación específicas y doble puerto de carga USB.

115
FOTOS

Una vez ponemos en el foco en la tecnología, nos topamos con un cuadro de instrumentos digital que cobra vida a través de un panel de 10,25" que destaca por el nivel de información y la calidad de los gráficos, aunque su personalización se nos antoja escasa.

Sobre este panel descubrimos un Head-Up Display a color proyectado, no sobre el parabrisas, sino sobre una lámina retráctil ubicada sobre el salpicadero. La información que muestra es la relativa a la conducción, sencilla, pero muy útil y de fácil lectura, aunque no ofrece una experiencia tan satisfactoria como los Head-Up Display que cuentan con proyección sobre el propio parabrisas. Eso sí, un punto muy positivo de este sistema es el hecho de que se puede ver perfectamente aunque usemos gafas polarizadas.

Para terminar nos fijamos en el panel central, una pantalla de 10,7 pulgadas que completa la interfaz curva del puesto de conducción. La calidad de los gráficos, la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto y su facilidad en tanto a la navegación son sus puntos más fuertes. Sin embargo, BMW ha decidido prescindir del práctico control giratorio iDrive, integrando además la climatización en la propia pantalla, lo que considero que es un claro paso atrás en ergonomía.

Motores del BMW Serie 2 Active Tourer

La oferta mecánica del monovolumen de BMW está compuesta por 3 opciones: 218i (1.5 Turbo gasolina) con 136 CV desde 36.900 euros, 220i (1.5 Turbo gasolina) con 156 CV desde 39.900 euros y 218d (2.0 Turbo diésel) de 150 CV desde 37.700 euros. Todos estos motores cuentan con una transmisión automática de 7 relaciones y tracción delantera, añadiendo tecnología microhíbrida de 48 voltios únicamente en la versión 220i. Tras el verano llegarán además dos motorizaciones híbridas enchufables: 225e con 245 CV y 230e con 326 CV. Ambas versiones destacan por el hecho de contar con hasta 90 kilómetros de autonomía eléctrica y tracción total.

En Quécochemecompro puedes consultar todas las ofertas y promociones para el BMW Serie 2 Active Tourer

Durante esta primera toma de contacto pudimos ponernos a los mandos de la versión 220i, a todas luces la más interesante por potencia y el hecho de lucir la etiqueta ECO. Marca de la casa, la conducción de este Serie 2 Active Tourer me resultó muy buena, ofreciendo una puesta a punto sobresaliente en dirección y suspensiones, regalando además un comportamiento que nos implica en mayor medida en la conducción, sin que ello además suponga perder puntos en confort. La mecánica mueve con soltura a este monovolumen, ofreciendo buenas prestaciones en aceleración y recuperación. Pero dicho esto, teniendo en cuenta que este tipo de coches pueden enfrentarse a un uso bastante intensivo, mi consejo es hacer números y probar también la versión diésel 218d, pues su mayor eficiencia y los 150 CV declarados creo que sientan a las mil maravillas a este coche.

115
FOTOS