El novedoso motor de compresión variable de Infiniti y Nissan ya está aquí, ¿pero en qué modelos lo veremos?

 |  @davidvillarreal  | 

Infiniti está cada vez más cerca de dar un paso que les llevará a conseguir ser la primera marca en comercializar un coche con un motor de compresión variable, una tecnología que muchos fabricantes trataron de desarrollar, infructuosamente, por la complejidad técnica que implica. Y una tecnología que nos recuerda que los motores de combustión están muy vivos, y aún hay muchos caminos que explorar antes de darlos por muertos. El lanzamiento del motor de compresión variable de Infiniti, denominado VC-T se producirá el año que viene y empezará por el nuevo Infiniti QX50. Es por eso que no podemos evitar hacernos ciertas preguntas, ¿llegará a España? ¿lo veremos en otros productos de Infiniti y Nissan?

Ya sabemos que el estreno de este motor se producirá en el Infiniti QX50, que aterrizará en los concesionarios el año que viene. El Infiniti QX50 propone un todocamino de dimensiones compactas, pero situado inmediatamente por encima del Infiniti QX30. Y estará disponible en Europa, para competir directamente con modelos como el BMW X3, Audi Q5 y Mercedes GLC.

Para hacernos una idea del aspecto que tendrá este nuevo Infiniti QX50 basta con que contemplemos con detenimiento el diseño del todocamino que ilustra la siguiente entrada, con los primeros datos que tenemos acerca de él. Pero, en el artículo que nos ocupa, lo que más nos interesa es su motor.

El nuevo Infiniti QX50, un rival natural del BMW X3, será el primero en estrenar este motor el año que viene

Leíamos en Automotive News estos días que el objetivo de este motor, con cuatro cilindros, 2.0 litros de desplazamiento, y turbo, es el de ocupar el lugar natural de los V6 de antaño. Sus prestaciones, según parece, estarán a la altura de aquellos motores. De hecho entregará 272 CV de potencia y un par máximo sobre los 380 Nm.

Lo interesante de un motor de compresión variable está en su capacidad para adaptarse a las diferentes necesidades de la conducción, de manera que pueda desarrollar unas prestaciones más que correctas cuando el conductor así lo requiera y, sobre todo, minimizar los consumos en baja carga. Este motor conseguiría, entre otras cosas, que la relación de compresión pueda reducirse para aprovechar al máximo el rendimiento del turbo sin arriesgarse a que se produzca el fenómeno de detonación. Por otro lado, podría elevar la relación de compresión para que en un momento en el que no exista riesgo de detonación, por ejemplo a velocidad de crucero en autopista, se aproveche al máximo el combustible y se consiga un mayor rendimiento con un consumo contenido.

La relación de compresión influye drásticamente en el rendimiento de un motor, y el motor de Infiniti ha conseguido ajustar el pistón en diferentes posiciones, para variar esa relación de compresión, con un brazo actuador y un eje de control que denominan Harmonic Drive.

Ver nuestra explicación técnica sobre cómo funciona el motor de compresión variable de Infiniti.

Conseguir que un motor de combustión trabaje con diferentes relaciones de compresión y que estas varíen en marcha, ha sido históricamente uno de los grandes objetivos de algunos fabricantes, pero hasta ahora ninguno había conseguido llevarlo a producción

El primer modelo en equipar este motor, como os decíamos anteriormente, será el Infiniti QX50 que se estrenará en Estados Unidos el año que viene. Poco después aterrizará en Europa. Pero hemos de asumir que este motor irá introduciéndose en otros modelos de Infiniti, progresivamente. Tampoco podemos descartar otra idea interesante, que Nissan, marca del grupo en el que está presente Infiniti, también aproveche esta tecnología en alguno de sus productos.

Más imágenes del Infiniti QX50 Concept:

Lee a continuación: El Infiniti Q30 es una alternativa al BMW Serie 1 que parte, sin descuentos, desde 24.900 euros

  • Sr. Rajuela

    No comprendo por qué no ofrecen todavía cifras de consumo. ¿Será realmente cifras de diésel, o nos están vendiendo humo?