comscore
MENÚ
Diariomotor
Land Rover

3 MIN

Aunque suene a pecado, Jaguar Land Rover podría terminar usando el V8 de BMW

jaguar-f-type-svr-prueba-circuito-monza-10

Si eres de los que aún está intentando digerir el hecho de que el nuevo Toyota Supra use un 6 cilindros de BMW, además de muchos otros componentes con el BMW Z4, será mejor que busques asiento y te prepares para el que podría ser el siguiente gran acuerdo de BMW en tanto al suministro de motores. Si decimos que JaguarLand Rover posee en la actualidad uno de los mejores V8 del mercado, créenos que lo decimos con conocimiento de causa tras poner a prueba las versiones más radicales del Jaguar F-Type (ver prueba Jaguar F-Type SVR) y Range Rover Sport (ver prueba Range Rover Sport SVR). Sin embargo, en Jaguar Land Rover habrían decidido pasarse al V8 de BMW para así reducir costes y conseguir una sensible mejora en eficiencia con respecto a sus temperamentales V8 Supercharged.

Decir adiós al 5.0 V8 Supercharged será toda una lástima, pero su diseño ha llegado al límite en materia de emisiones

No es ningún secreto que los fabricantes están haciendo malabares para mantener con vida sus grandes motores, bien sea a través del downsizing, bien sea a través de la hibridación. Sin embargo, también es cierto que a la hora de desarrollar estos motores de nueva generación se busca una reducción de costes que permita mantenerlos con vida todo cuanto sea posible. Aunque el 5.0 V8 sobrealimentado por compresor de Jaguar Land Rover es toda una referencia, cada vez está más cerca su fin ante la imposibilidad de reducir sus emisiones sin disparar los costes y manteniendo sus características en tanto a comportamiento. Es hora de buscar relevo.

Aunque JLR emplea este motor en diferentes configuraciones y modelos para justificar su presencia en el mercado, lo cierto es que desde el propio fabricante han coqueteado en varias ocasiones con que el futuro de los V6 y V8 parece estar ligado a una misma estructura de 6 cilindros - en línea incluso - desarrollada a partir de la familia Ingenium de 4 cilindros. A falta de confirmar este hecho y teniendo en cuenta que el Jaguar F-Type tiene su relevo previsto para 2020 como principal escaparate en ingeniería del grupo, han saltado todas las alarmas al descubrir que Jaguar Land Rover podría descartar el desarrollo de un nuevo V8 en favor de un acuerdo con BMW para el suministro de sus 4.4 V8 Twin-Turbo.

Por el momento hablamos de rumores alrededor del desarrollo del nuevo Jaguar F-Type, un nuevo deportivo que incluso se reinventaría para evolucionar su filosofía hacia un coupé en configuración 2+2 aunque manteniendo la posición delantera-central para su motor. Y todo por intentar batir al Porsche 911, claro está. Los altos costes y complejidad para el desarrollo de esta nueva familia de motores V6 y V8 habría motivado que Jaguar Land Rover hubiese establecido conversaciones con diferentes marcas para el suministro de motores V8, siendo BMW el fabricante con el que más se habría acercado a un posible acuerdo.

Fuente: Car Magazine

Vídeo destacado del Jaguar F-Type