CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

3 MIN

Así es el Jeep Renegade Trailhwak, un SUV pequeño con motor diésel y tracción total con el precio de un SEAT Ateca FR

Mario Herraiz | @HerraizM | 18 Nov 2018
180620 Jeep New Renegade My19 Trailhawk 14
180620 Jeep New Renegade My19 Trailhawk 14

El Jeep Renegade es una de las opciones fundamentales para aquellos que están pensando en comprar un SUV de ese competido segmento que es el segmento B-SUV, con opciones como el SEAT Arona o el Mazda CX-3, pero, ¿qué pasa si queremos un Jeep Renegade con tracción total? Tenemos una mala noticia, tendrás que preparar la cartera porque se avecina un generoso desembolso, a la altura de un buen coche del segmento superior, un C-SUV bien equipado.

El Jeep Renegade sólo está disponible con tracción total con el acabado más alto

La tracción total sólo está disponible en la gama del Jeep Renegade con el acabado más alto, de la mano de un Jeep Renegade Trailhawk que además de poner sobre la mesa una generosa lista de equipamiento nos propone también un motor diésel potente (para su segmento), de 2 litros de cubicaje y 170 CV, asociado al cambio automático de 9 velocidades, de convertidor de par.

Esto, que sea el acabado más alto, que sea automático y que sea un motor diésel potente nos deja con un Jeep Renegade con un precio elevado, bastante elevado si tenemos en cuenta los estándares del segmento, donde habitualmente el Jeep Renegade pelea con un precio de partida de 14.500 euros.

Tiene mucho equipamiento, un motor diésel potente y tracción total, pero es más caro que el SEAT Ateca FR y otros tantos SUV del segmento C

El Jeep Renegade Trailhawk tiene un precio de partida de 36.950 euros que inmediatamente nos lleva a pensar en coches como el SEAT Ateca 2.0 TSI de 190 CV, con cambio DSG y tracción 4Drive, que tiene un precio incluso menor, de 36.156 euros, siendo el SEAT Ateca más potente y más equipado, lo mismo que ocurre con el Peugeot 3008 GT Line con el motor gasolina de 180 CV y el cambio automático, que parte desde aunque en este caso no tenemos tracción total.

Con un precio poco o nada competitivo dentro del segmento B debemos plantearnos, si queremos una alternativa con tracción total a un precio menor, el Suzuki Vitara o el Mazda CX-3, dos perspectivas muy diferentes del segmento B que nos dejan por un lado con un coche de vocación más offroad y aventurero frente a un SUV que goza de una gran dinámica, un interior mucho más refinado y un diseño muy atractivo.

No te pierdas nuestra guía de compra de SUV pequeños

Si estás buscando un coche de este segmento, un coche como el Jeep Renegade, el Peugeot 2008 o el Renault Captur no te pierdas nuestra guía de compra de SUV pequeños, con todas las alternativas del segmento.

Vídeo destacado del Jeep Renegade