CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

4 MIN

KIA Rio GT-Line: el KIA Rio se enfrenta al SEAT Ibiza FR con un aspecto más picante y deportivo

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 24 Ene 2018
kia-rio-gt-line-p
kia-rio-gt-line-p

El KIA Rio es el utilitario estrella de la marca coreana. Es un coche que hemos podido probar, dejándonos un buen sabor de boca como alternativa al SEAT Ibiza FR o al Ford Fiesta ST Line, recién renovados en ambos casos. Aún siendo un coche muy mejorado en todos los aspectos con respecto a su predecesor, le faltaba algo de agresividad visual, de nervio. Por ello, KIA ha decidido aprovechar el inminente Salón de Ginebra y presentar la versión GT-Line del KIA Rio, siguiendo los pasos de coches como el KIA Picanto o el KIA Sportage, que ya disfrutan desde hace meses de un aspecto más deportivo y dinámico.

¿Cómo son los KIA Rio GT-Line? ¿Con qué motores están disponibles?

No nos llevemos a engaño, estamos hablando de un aspecto más deportivo. El coche no presenta modificación alguna en tren de rodaje o suspensiones, más allá de unas llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil bajo. No busques un comportamiento más dinámico en el coche, porque no es lo que KIA ofrece. Lo que ofrecen es un mayor empaque visual, gracias a un kit de carrocería de aspecto deportivo. Me gusta el frontal, con un módulo para los faros antiniebla de color negro, con cuatro LEDs. Desde que el KIA pro_cee'd GT lo estrenara hace un par de años, se ha convertido en todo un símbolo para la marca.

KIA está satisfecha con el rendimiento comercial del Rio en 2017, y espera que sus ventas crezcan más en 2018 con este nuevo pack estético.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El paragolpes también está trufado de entradas de aire, complementadas con acabados en plástico satinado y cromado para la calandra. Unas estriberas laterales, un spoiler de color negro sobre el portón del maletero, marcos cromados para las ventanillas y unas colas de escape de aspecto agresivo ponen la guinda final a este kit estético. Los KIA Rio GT-Line se ofrecerán en cinco tonalidades diferentes para la carrocería: Aurora Black, Platinum graphite, Signal Red, Clear White y Silky Silver. En el interior del coche también hay sutiles diferencias con respecto al resto de los KIA Rio.

Como parte del look GT-Line, disfrutamos de asientos tapizados en cuero sintético con costuras grises, un volante más deportivo, molduras metálicas en puertas y palanca de cambios, así como un acabado en imitación de fibra de carbono para el salpicadero. El KIA Rio GT-Line estará disponible con el motor 1.0 T-GDi de tres cilindros, con potencias de 100 CV y 120 CV, que se caracterizan por unas buenas prestaciones y un bajo consumo homologado de combustible, 4,7 l/100 km. A lo largo de 2018 el acabado GT-Line también se extenderá a los motores 1.2 MPI de cuatro cilindros, los atmosféricos de acceso a la gama.

En la segunda mitad de 2018 llegarán a la gama Rio GT-Line los cambios automáticos de doble embrague y siete relaciones.

Estas versiones cuentan con un equipamiento completo, con detalles a resaltar como una pantalla de 7 pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Opcionalmente, puede disfrutar de una completa suite de sistemas de seguridad activa. Se comenzará a vender a finales del actual semestre.

El rival más fuerte: el SEAT Ibiza con acabado FR

El SEAT Ibiza FR es el rival más directo de este KIA Rio: actualmente se ofrece con motores de hasta 150 CV - ver prueba del SEAT Ibiza FR con motor 1.5 TSI - y sus precios arrancan en 15.830 euros para su versión 1.0 TSI de 115 CV, la más comparable al KIA Rio GT-Line 1.0 T-GDi. Además, en el acabado FR del SEAT Ibiza se ofrece una interesante versión TGI movida por gas natural comprimido, con unos ridículos costes operativos por kilómetro - ver análisis del SEAT Ibiza TGI FR Eco.