CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

12 MIN

Llega el anti-SUV: prueba Renault Kangoo 2021 Combi [vídeo]

David G.Artés | 11 May 2021
Portada Renault Kangoo
Portada Renault Kangoo

Ya hemos probado la nueva Renault Kangoo, un vehículo de pasajeros derivado de una carrocería industrial que viene a remplazar al carismático Renault Scénic, desaparecido del mercado hace meses en su versión de 5 plazas. La nueva Kangoo llega con la difícil misión de ser creíble como "turismo monovolumen" con el suficiente grado de confort, calidad y equipamiento para plantearse como coche familiar de pleno derecho. Mi primera impresión es que es un coche tan amplio y práctico que, si la compra de coche fuese un acto puramente racional y no emocional, los SUV tendrían mucho que temer. ¡Empezamos!

Las ventas del segmento monovolumen han sido devoradas por los SUV, así que a las marcas ya no les compensa fabricarlos. Lo que sí les compensa es aprovechar un vehículo industrial, que se venderá por millones, para generar una versión familiar más funcional, versátil amplia y barata que cualquier SUV comparable. Eso es el Renault Kangoo.

Diseño exterior del nuevo Renault Kangoo

El frontal del nuevo Kangoo nos ofrece una cara amigable y diferente al resto de la gama. Se diría que es un Renault sencillo, como los de hace algunos años, ya que no incorpora los faros comunes al resto de la gama con una lágrima en forma de "C".

Este tipo de coches tienen una enorme superficie frontal, que en este caso cuneta con más de 1,80 de altura y más de 1,90 de anchura, por lo que habrá que apartar una gran cantidad de aire para avanzar. Para atenuar un poco este efecto, Renault le ha dado una curiosa forma trapezoidal en la que las paredes laterales convergen ligeramente hacia la parte superior, estrechando el techo, para arañar un poco de esa inevitable superficie frontal.


65
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Con 4.486 mm de largo, 1.919 mm de ancho y 1.838 mm de alto el Kangoo es un coche muy voluminoso, Sobre todo muy alto. Llama la atención que la puerta delantera abre en un ángulo de 90º, y la puerta trasera deslizante ofrece más de 60 cm de ancho para entrar, salir o cargar objetos. Esa puerta lateral con semejante apertura es muy útil para cargar objetos pesados o para personas con discapacidad, que pueden arrimar su silla hasta el límite y transferir más fácilmente su propia masa al interior del coche. Por otro lado, las ventajas de una puerta lateral corredera son obvias: proporciona el acceso más óptimo y más despejado, además de poder abrirse entre coches pegados. Su gran contrapartida es la dificultad para abrirla y cerrarla (porque pesa bastante) sobre todo en pendientes.

En la trasera nos encontramos un gigantesco portón que necesita mucho espacio libre detrás para abrirse y que no nos proporciona un acceso más fácil a través de un cristal practicable, como sí ofrecen los Citroën Berlingo, Peugeot Rifter, Opel Combo o Toyota Proace. Que el cristal se pueda abrir de forma independiente nos puede sacar de algún apuro si tenemos un coche pegado detrás y queremos dejar algo en el maletero. Lo que sí nos aporta ese gran portón es una buena cobertura para cargar y descargar bajo el sol o la lluvia.

En lo que respecta a la forma, la trasera truncada en vertical es muy perjudicial para la aerodinámica porque genera una gran succión tras el coche, ya que el aire tiene que rellenar un gran volumen de golpe y no de forma gradual como en otros tipos de carrocería.

Diseño y calidad interior del nuevo Renault Kangoo

El diseño interior del Renault Kangoo es más sencillo y espartano que el de un SUV de precio similar, como podría ser un Renault Captur. El nivel de calidad está un punto por debajo por los plásticos duros y por las líneas generales de salpicadero y puertas, pero en ajustes puntúa muy alto y todo parece realmente sólido, al igual que el aspecto visual de todos los mandos.

El cuadro de mandos es clásico, de relojes analógicos, con una pequeña pantalla multicolor en medio para el ordenador de a bordo. La pantalla central es de 8” y cuenta con una resolución suficiente, pero nos recuerda a las sencillas pantallas de Dacia y se queda lejos de la magnífica calidad y resolución que podemos encontrar, de nuevo, en un Renault Captur.Un detalle que no me ha convencido es la toma USB a la derecha de la pantalla como conexión para nuestro móvil con Apple CarPlay o Android Auto: deja el cable colgando por delante del salpicadero y queda bastante antiestético.

Uno de los puntos fuertes del Kangoo es la abundancia de huecos portaobjetos: hasta 49 litros distribuidos por toda la cabina, entre los que destacan dos grandes guanteras sobre la cabeza de los pasajeros delanteros, aprovechando la enorme altura de la cabina. También cuenta con el clásico espejo panorámico de los monovolumen Renault, con el que tener controlada la fila posterior, en donde suelen ir niños.

Equipamiento de seguridad del Renault Kangoo

La nueva Kangoo puede presumir de un equipamiento de seguridad completísimo, ya que según nos informa Renault puede contar con control de crucero adaptativo con stop&go para atascos (aunque nuestra unidad no lo montaba y no he visto en ninguna foto el botón correspondiente), asistente de mantenimiento de carril, frenada autónoma de emergencia, detector de ángulo muerto, asistente de tráfico cruzado, reconocimiento de señales, monitor de fatiga y un interesante sistema ESP que, además de mantener el control en curva también nos ayuda a mantener la estabilidad de un posible remolque y a mantener el coche en su trayectoria frente a vientos cruzados, un detalle importante en este tipo de vehículos con tanta superficie lateral.

Esta sería la lista completa:

• Control de crucero adaptativo
• Frenada autónoma
• Ángulo muerto
• Tráfico cruzado
• Reconocimiento de señales
• Monitor de fatiga
• ESP para remolque y viento lateral

Con todo esto en el guión realmente no se echa nada en falta en el equipamiento general, que también incluye faros full-led o llantas de aleación diamantadas de 17", dos detalles muy de turismo y poco de furgoneta que son sólo dos ejemplos de lo completa que viene la Kangoo 2021 en sus versiones altas.

Plazas traseras del Renault Kangoo

Las plazas traseras de estos nuevos monovolumen suelen ser su punto fuerte, junto con su capacidad de carga. En este caso nos encontramos con tres asientos idénticos en configuración y anchura, que permitirían viajar muy cómodamente a tres adultos de cualquier talla y que además cuentan con un suelo totalmente plano. Un detalle que no termino de entender es que sólo las dos plazas laterales llevan anclaje Isofix y la plaza del medio no, aunque por tamaño es obvio que caben tres sillas infantiles.

Los pasajeros traseros cuentan con ventilación propia, dos tomas USB y una tercera de 12V, así que están bien cuidados y podrán recargar sus dispositivos móviles sin problema. Excelente.

Un detalle que penaliza un poco las plazas traseras y que es común a otros rivales de este tipo es que las puertas correderas no tienen reposabrazos, sino que van totalmente enrasadas. Esto es así para optimizar la capacidad total de carga y para que la puerta no tenga que separarse casi nada de la carrocería al abrir, pero tiene la contrapartida de que no hay dónde apoyar los codos y los brazos nos van a quedar colgando durante todo el viaje. Posiblemente los niños ni lo noten, pero para un adulto esto puede representar un problema si lo enfrentamos a muchas horas de viaje.

Maletero del Renault Kangoo

Ya hemos comentado que el portón trasero es realmente enorme, lo que da lugar a un acceso al espacio de carga sobresaliente y fuera del alcance de cualquier coche convencional. Ahora es donde se nota, para bien, que esto es una furgoneta.

La capacidad de carga básica del maletero es de 775 litros, una auténtica barbaridad, y además sobre la bandeja superior habría otro tanto de espacio (al menos en teoría) aunque lo que pongamos ahí no podría ser tan pesado y se podría echar encima de los pasajeros posteriores en caso de frenada. Pero el volumen está.

El plegado de los asientos traseros se realiza en proporción 60/40 y deja un fondo perfectamente plano, generando un espacio cúbico de infinitas posibilidades en el que cabría cualquier mueble, bicicleta u objeto, por grande que sea, sin el más mínimo problema. En teoría el asiento del acompañante también es plegable, pero nuestra unidad no lo equipaba así que no puedo deciros qué tal funciona. Con todo plegado, se llega a los 3,5 m3 de volumen.

Para completar este magnífico volumen interior, la Kangoo lleva unas barras de techo que se convierten en baca con una acción muy simple que consiste en cruzarlas entre sí y que no requiere de herramientas. En ese sentido son mejores que las del Dacia Sandero Stepway, que sí requerían una llave para aflojar y apretar.

Motores del Renault Kangoo

La gama del Renault Kangoo está compuesta por 4 motores.

El único de gasolina es el que estamos probando, el más que conocido TCe de 130 CV, mientras que en diésel podremos escoger entre un mismo bloque dCi con 3 niveles de potencia, 75, 95 y 115 CV.
Los de 75 y 95 caballos quedan prácticamente descartados para un uso más allá del reparto de paquetería, ya que sus cifras de aceleración requieren, más que un cronómetro, un almanaque, así que la decisión estaría entre el gasolina y el diésel más potente.

MotoresdCi 75dCi 95dCi 115TCe 130
Potencia máx.75 CV @3.000 rpm95 CV @3.000 rpm115 CV @3.750 rpm130 CV @4.500 rpm
Combustible DiéselDiéselDiéselGasolina
Par máx.230 Nm @1.750 rpm260 Nm @1.750 rpm270 Nm @1.750 rpm240 Nm @1.500 rpm
Vel máx.152 km/h164 km/h175 km/h183 km/h
0 - 100 km/h19,2 s15,1 s12,0 s12,8 s
Consumo medio WLTP5,4/5,5 l/100km5,4/5,6 l/100km5,4/5,6 l/100km6,7/6,9 l/100km

En mi opinión, el Kangoo es uno de esos coches que pide a gritos un motor diésel, aunque sea políticamente incorrecto, porque su peso y su aerodinámica lo lastran bastante. Nunca va a ser un coche prestacional, tal como muestran las cifras bien a las claras, pero con el diésel de 115 CV conseguiremos unas mejores prestaciones reales (mejor potencia a bajo régimen, mejores recuperaciones e incluso aceleración) además de reducir sustancialmente los consumos del gasolina, por más de un litro en las cifras oficiales. Me atrevo a suponer que el consumo del diésel será también menos sensible al uso y se va a disparar menos en circunstancias de alta exigencia como la autopista.

La versión dCi de 115 CV no llegará hasta otoño, al igual que las versiones con cambio automático. También habrá una versión eléctrica 100% que llegará a finales de año.

Comportamiento del Renault Kangoo

La versión probada es el Kangoo Combi 1.3 TCe de 130 CV en acabado tope de gama Zen, es decir, el más potente y caro, a pesar de lo cual, es un coche lento. Sus cifras de aceleración y velocidad punta son elocuentes. La razón de sus limitaciones está en una masa que supera los 1.500 kg y sobre todo en su aerodinámica, que es realmente terrible y equivale a llevar un paracaídas abierto.

Pero ese paracaídas sólo se abre a alta velocidad, el resto del tiempo no nos va a afectar prácticamente en nada, por lo que circulando a velocidades legales me ha parecido un vehículo perfectamente razonable y equilibrado.


En cuanto a su dinámica pura, me ha gustado mucho la puesta a punto del chasis. Tiene una suspensión comidísima pero que al mismo tiempo no permite grandes balanceos, un comportamiento neutro, una dirección razonablemente precisa teniendo en cuenta el coche que es e incluso algo de información, aunque mínima, del agarre que nos queda. En este sentido sí que es 100% un turismo y de hecho me parece más cómodo que un Captur, cuya suspensión es bastante seca de reaccines.

Precios de lanzamiento del Renault Kangoo Combi

Los precios del Renault Kangoo Combi parten desde los 23.471 € con motor dCi de 75 CV y acabado Life Edition One hasta los 26.187 € de la unidad probada, el TCe de 130 CV y acabado Zen. Éste último, el más caro, corresponde a la unidad probada.

VersiónPrecio lanzamiento
Life Edition One 1.5 Blue dCi 75CV23.471,24 €
Life Edition One 1.5 Blue dCi 95CV24.037,11 €
Life Edition One 1.3 TCe 130CV24.093,71 €
Intens Edition One 1.5 Blue dCi 95CV25.044,38 €
Intens Edition One 1.3 TCe 130CV25.100,96 €
Zen 1.3 TCe 130CV26.187,44 €

Conclusiones

El nuevo Renault Kangoo 2021 es un digno sucesor del pionero SCENIC. Es cierto que deriva de un vehículo industrial con todas sus particularidades, pero no es menos cierto que su nivel de confort, equipamiento y refinamiento responden perfectamente a lo que antes era un monovolumen y además le aporta un plus de espacio y versatilidad interior inalcanzables para un vehículo convencional.

Aparte de pequeños detalles que hemos ido mencionando a lo largo de la prueba, creo que la principal barrera para este coche no está en el propio coche, sino en el posible comprador. La pregunta que tienes que hacerte es: ¿estás dispuesto a tener una furgoneta como coche familiar?

Vídeo destacado del Renault Kangoo