Mercedes-Benz inicia una revisión voluntaria de 3 millones de diésel en Europa para rebajar sus emisiones de NOx

 |  @davidvillarreal  | 

El debate de los diésel sigue en el aire y el dedo acusador que apunta a los fabricantes, y a posibles prácticas llevadas a cabo en los últimos años, sigue alzado. Tras la llamada a revisión anunciada hace unos meses por Mercedes-Benz, que afectaba a los diésel más pequeños de la casa, y al Mercedes Clase V, Mercedes-Benz acaba de anunciar una nueva llamada a revisión para 3 millones de diésel, lo que permitiría cubrir prácticamente el total de los diésel comercializados por la marca en Europa bajo las normativas Euro V y Euro VI. El objetivo de esta llamada a revisión será efectuar correcciones técnicas que reduzcan sus emisiones de NOx. ¿Pero por qué ahora?

En los últimos días Mercedes-Benz había tenido que lidiar con diferentes acusaciones que apuntaban a una manipulación en las emisiones de algunos diésel (ver noticia en Automotive News). En cualquier caso, las autoridades alemanas que vigilaban el caso no encontraron ninguna alteración ilegal del software, ni trucos similares a los que provocaron el escándalo de Volkswagen en Estados Unidos, primero, y más tarde en Europa. La amenaza que se cierne contra los diésel es aún mayor, si tenemos en cuenta que las autoridades alemanas llevan tiempo negociando con los fabricantes de casa para realizar una serie de llamadas a revisión voluntarias que reduzcan las emisiones de NOx de vehículos equipados con motores diésel Euro V y Euro VI.

Alemania lleva tiempo conminando a los fabricantes a llamar a revisión a sus diésel para reducir sus emisiones de NOx, Mercedes-Benz se habría adelantado a tal movimiento, según la propia marca para tranquilizar a sus clientes

Mercedes-Benz, que ha desmentido la existencia cualquier truco en sus diésel, ha optado por anticiparse a cualquier decisión firme por parte de las autoridades alemanas para conminar a los fabricantes a revisar sus diésel, y ha decidido iniciar una llamada a revisión voluntaria. Su objetivo, según la propia marca, es también tranquilizar al cliente.

En las imágenes, el motor OM 654, un diésel de nueva generación que ha mejorado significativamente la reducción de emisiones de NOx con respecto a los Euro V y Euro VI que han sido llamados a esta revisión voluntaria. Mercedes-Benz acelerará la incorporación de este motor a su gama de productos, según el último comunicado de la marca.

La llamada a revisión cubriría más de 3 millones de diésel comercializados en Europa. Según Mercedes-Benz, con esta llamada a revisión prácticamente habrían cubierto el total de los diésel comercializados bajo las normativas Euro V y Euro VI. Esta llamada a revisión se uniría a la que ya se anunció a comienzos de año, y que cubría los motores de menor cilindrada – de origen Renault – y el Mercedes Clase V. El 45% de los vehículos que se llamaron a revisión en esa ocasión se han acogido ya a la llamada, que insistimos es voluntaria.

En total se invertirán 220 millones de euros, en una acción que no conllevará ningún coste para el cliente. No obstante, no deberíamos descartar que esos costes se disparasen. Si la totalidad de los vehículos susceptibles de revisión acudieran a ella, estaríamos hablando de una estimación de costes inferior a 70€ por automóvil revisado.

Mercedes-Benz también anuncia que acelerarán el lanzamiento de la nueva generación de motores diésel, en la que se han invertido más de 3.000 millones de euros. Una serie de lanzamientos que ya ha comenzado con el estreno del nuevo OM 654 del Mercedes Clase E.

Lee a continuación: Volkswagen recompra dos coches afectados por el escándalo de los diésel en Alemania. ¿Eso qué significa? ¿Sentará un precedente?

Ver todos los comentarios 0