27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Opel FlexFix II: probamos el portabicicletas más cómodo del mercado

( @davidvillarreal ) el

No será la primera vez, ni tampoco la última, que os hablemos del peculiar sistema FlexFix de Opel, cuya filosofía ya os detallamos en el correspondiente artículo de Laboratorio Tecmovia. Pero por primera vez me disponía a cargar con mi bicicleta, mi cámara de fotos y la predisposición necesaria para ofreceros una prueba fuera de lo habitual, la prueba del sistema FlexFix en un Opel Astra Sports Tourer.

La idea de FlexFix se basa en ofrecer un dispositivo de carga para dos, tres o hasta cuatro bicicletas, que ocupe poco espacio y esté disponible en cualquier momento, puesto que todo el soporte se pliega y despliega de forma que cuando no lo utilicemos queda perfectamente recogido en un cajón escondido en el propio parachoques. Por otro lado FlexFix también se basa en la necesidad de cargar con varias bicicletas sin que el espacio del maletero se vea limitado, puesto que los soportes son exteriores, ni la aerodinámica se vea tan sacrificada como en una baca de techo.

No se trata de un extra económico, puesto que en el caso que nos ocupa el precio de equipar FlexFix en un Astra Sports Tourer con motor 1.6 Turbo 170 CV asciende a 870 euros. El precio del sistema FlexFix más económico es de 575 euros para el Opel Corsa y va ascendiendo en los modelos Meriva, Astra, Antara, Mokka, Adam y Zafira, que también cuentan con esta opción. Aún así es muy probable que estemos ante la solución más cómoda existente en el mercado para cumplir con este menester.

Opel Astra FlexFix

El primer montaje de FlexFix te llevará un buen rato en leer instrucciones y ajustar cada una de las bicicletas. Una vez conoces el funcionamiento de todos los soportes y la posición de cada bicicleta no te llevará más de diez minutos.

Conociéndome al dedillo la teoría, tras haber visto algunos vídeos muy ilustrativos en los que se muestra que el proceso no debería llevar más de cinco minutos, y habiéndome leído los pasos requeridos para su montaje en las instrucciones del propio coche, cojo la bicicleta y me dispongo a salir a pasear. Mi primera sorpresa llega cuando me encuentro con que las instrucciones de montaje no se corresponden con el sistema de FlexFix de segunda generación que equipa este vehículo, sino con una versión anterior que contaba con una sujeción especial para los pedales. Aún así se trata de un problema menor y este sistema debería ser más rápido y sencillo de montar que el anterior.

El primer paso consiste en desplegar el soporte accionando una palanca que nos encontramos en el interior del maletero. Este soporte ya incluye una matrícula adicional y unos catadióptricos y luces de freno gracias a los cuales no necesitaremos una señal adicional que delimite la carga. Una a una vamos desplegando todas las piezas, empezando por los soportes de las ruedas y una barra en forma de U con un par de brazos que ajustaremos al cuadro de la bicicleta.

La bicicleta queda perfectamente apoyada en dos soportes de plástico que, aunque ligeramente flexibles, soportan aparentemente bien los casi 14 kilogramos de esta. Según Opel soporta un peso de hasta 30 kilogramos por bicicleta, es decir, un margen muy holgado que prácticamente duplica el peso de cualquier bicicleta convencional del mercado y que en el fondo ha sido pensado para bicicletas más pesadas como las eléctricas. Cuenta además con unas abrazaderas que aseguran las ruedas para que estas no se muevan.

Opel Astra FlexFix

El FlexFix II para Opel Mokka cuenta con un soporte adicional para hasta tres bicicletas y hasta cuatro bicicletas en el caso del Opel Astra Sports Tourer.

Para ser honestos, tuve que pelearme durante más de media hora para ajustar correctamente la bicicleta, en lo cual tal vez también influyó mi propia torpeza. Pero ese tiempo aún se prolongó hasta cerca de una hora para ajustar una segunda bicicleta, y es que para lograr que ambas quedasen perfectamente aseguradas y el cuadro sujeto al soporte en forma de U, fue necesario varios cambios de posición hasta encontrar el modo oportuno en el que fueran bien sujetas y los pedales no chocasen entre sí o rozasen con la carrocería.

Pero lo cierto es que incluso con mi torpeza, una vez conoces la posición exacta e idónea para tus bicicletas y el proceso completo de montaje y desmontaje de los soportes, toda la operación puede practicarse en apenas 5 minutos. El problema que encontramos al montar dos bicicletas es que tenemos que jugar con la posición de cada bicicleta y el lugar en el que colocaremos los brazos con las abrazaderas para el cuadro. Este problema se resuelve una vez ya hemos encontrado la posición ideal de ambas bicicletas, por lo que al regresar de nuestro primer paseo en bicicleta y en ocasiones sucesivas el problema habrá desaparecido.

Aunque no tuvimos ocasión de probarlo existe un adaptador adicional para otras dos bicicletas con un peso máximo de 20 kilogramos por bicicleta. Su precio es de 200 euros adicionales.

Opel Astra FlexFix

Con total seguridad se trata del sistema más cómodo para cargar bicicletas pero su precio es de 870 euros y 1.070 euros si optamos al soporte adicional para cuatro bicicletas.

Al salir por primera vez con las bicicletas montadas en el sistema FlexFix, y aún habiendo comprobado que estaban perfectamente ajustadas y sujetas a los soportes, el temor ante una caída de estas me invitaba a la prudencia. Me recordaba mentalmente «cuidado con los resaltos», «toma esa rotonda despacio» o «evita los baches». Pero de camino a mi ruta no solo tuve ocasión de enfrentarme a todos los obstáculos urbanos posibles, sino también a un tramo de autovía a 120 km/h, en el que pude comprobar desde el retrovisor que los balanceos y las vibraciones de las bicicletas no pasaban a mayores, y un camino muy bacheado antes de iniciar mi ruta de bicicleta de montaña, que puso a prueba la resistencia de los soportes.

Mientras montaba y desmontaba las bicicletas en el garaje, alguna vecina se interesó por este sistema tan práctico. Desgraciadamente tuve que contarle que FlexFix es un sistema únicamente disponible en Opel, y ella se lamentó de que obviamente no puede cambiar de coche para llevar con comodidad sus bicicletas. Pero quién sabe si en el momento en que decida cambiar de coche, FlexFix será una razón de peso para que un Opel esté entre sus candidatos o incluso sea una virtud muy favorable para decidir su compra.

Por otro lado 870 euros por un portabicicletas y más de 1.000 con la extensión para cuatro bicicletas es una inversión importante como para proponérnoslo como un «capricho». Pero sinceramente y aunque sea posible encontrar accesorios parecidos más económicos – incluso en los propios concesionarios de Opel – la practicidad de FlexFix y la efectividad para cargar las bicicletas en cualquier momento, sin herramientas e incluso sin haberlo planificado, es incomparable.

El proceso de montaje en cinco pasos rápidos

Opel Astra Flex Fix

(1) Antes de empezar a cargar las bicicletas, lo mejor es leer el libro de instrucciones

Opel Astra Flex Fix

(2) Extraemos el portabicicletas accionando la palanca del maletero

Opel Astra Flex Fix

(3) Desplegamos la matrícula y los catadióptricos traseros

Opel Astra Flex Fix

(4) La rueda debe quedar perfectamente amarrada al soporte con las cinchas integradas en FlexFix

Opel Astra Flex Fix

(5) Las abrazaderas que se despliegan en el soporte con forma de U se sujetan al cuadro

En Laboratorio Tecmovia: FlexFix II para el Opel Mokka, con espacio para tres bicicletas

Comentarios...

No está permitido comentar.