CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opel

3 MIN

Descontento general con Magna sobre la adquisición de Opel

Rubén Cano | 16 Sept 2009

La empresa canadiense Magna International, que recientemente se hizo con la mayoría de las acciones del fabricante Opel / Vauxhall aprovechándose de la maltrecha situación que atraviesa General Motors, declaró ayer su intención de despedir a nada menos que 10.500 empleados de las factorías de Opel en Europa. Lo que supone un enorme problema económico y social para multitud de países. Como no, España queda muy perjudicada, ya que en la planta de Figueruelas (Zaragoza) se estima la destrucción de 1.642 empleos, casi una cuarta parte de los 7.000 trabajadores de la factoría, que saldrán a la calle en protesta este sábado.

El ministro español de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, declaraba ayer que “cuanto más conocemos la opción de Magna menos nos gusta” tras su reunión en Berlín con los distintos representantes europeos de países con plantas de producción de Opel, implicados en buscar un paquete de ayudas para la nueva Opel. Asimismo también mostraba su desconcierto ante la falta de información sobre los planes futuros que se reserva Magna.

Por si esto fuera poco, diversos fabricantes como BMW y Volkswagen ya han planteado su descontento con Magna ante lo que consideran la entrada en el mercado de un nuevo competidor, por lo que han anunciado que revisarán sus contratos con la multinacional proveedora de componentes. Magna, además de fabricante de componentes, también ensambla en su factoría de Graz (Austria) varios modelos de BMW, Chrysler, Jeep, Mercedes y Saab, entre otros, y se prevee que también fabrique el Aston Martin Rapide y algunos Porsche.

En el Salón de Frankfurt, el presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, ha declarado su descontento con la operación aduciendo a que existe un riesgo de que se desvelen secretos tecnológicos a sus competidores. Ferdinand Piëch fue más tajante y aseguró que les sería muy sencillo encontrar otros proveedores.

Por su parte, el director financiero de BMW, Friedrich Eichiner, se mostraba también en contra de la decisión de que Magna pasara de ser un proveedor a convertirse en un competidor. Aunque no amenazaba directamente con hacer peligrar sus contratos actuales con la canadiense, sí avisó ante el cambio de condiciones en las que se producirían los futuros encargos.

Vía: El País | Financial Times

Fotografía: El País

En Diariomotor: Magna International se quedará con Opel y Vauxhall | Opel se escinde de General Motors | La nueva General Motors renace de sus cenizas