La nueva General Motors renace de sus cenizas

 |  @sergioalvarez88  | 

General Motors se convirtió en uno de los paradigmas empresariales de la crisis del sector del automóvil al declararse en bancarrota hace algo más de un mes. La empresa tenía una gama de modelos demasiado amplia y con graves desequilibrios, principalmente un excesivo enfoque en SUVs y vehículos muy poco eficientes. El General intentó corregir su rumbo pero el daño ya estaba hecho. A pesar de las decenas de miles de millones de dólares recibidos de los contribuyentes estadounidense no tuvo otra opción que someterse a una quiebra gobernada.

Esta especie de concurso de acreedores con la garantía jurídica y económica de los Estados Unidos ha finalmente permitido a GM deshacerse en sólamente 41 días de su deuda y renacer como la nueva General Motors. La nueva empresa es más pequeña y entre sus objetivos está un absoluto enfoque al actual mercado y los productos medioambientalmente responsables. Prueba de ello es el lanzamiento inminente del nuevo Volt y la progresiva incorporación a toda su gama de motores de inyección directa.

La nueva General Motors renace de sus cenizas

La estructura de propiedad ha cambiado, al igual que ocurrió con la bancarrota y recuperación de Chrysler. El 60.8% pertenece al Estado de los EEUU, el 17.5% al fondo de pensiones del sindicato United Auto Workers (UAW), el 11.7% al Estado canadiense y el resto a algunos acreedores de la antigua GM. El Tesoro americano ha aportado 50.000 millones de dólares para dotar de liquidez a la corporación automovilística, cantidad que deben devolver a las arcas en 2015, aunque esperan hacerlo más rápidamente.

Como ya se había adelantado, se reducirá el número de empleos en 91.000 y se cerrarán 14 plantas productivas en suelo estadounidense. También habrá aperturas, como una nueva factoría en Michigan destinada a la manufactura de vehículos pequeños y eficientes. Las marcas que compondrán la nueva GM serán sólo 4: Chevrolet, Buick, GMC y Cadillac. Vehículos como el Chevrolet Equinox, el Buick Lacrosse, el GMC Terrain o el Cadillac CTS Wagon marcan el inicio de una nueva época.

La nueva General Motors renace de sus cenizas

El modelo de negocio también tendrá innovaciones, de hecho se acaba de firmar un contrato con eBay para la venta de coches nuevos a través de su sección de motor. De esta manera se quita peso a la red de concesionarios tradicionales, que disminuye en 1.300 establecimientos. En la cúspide del gobierno corporativo hay sorpresas pues Bob Lutz – uno de los más igualmente aclamados y criticados directivos – vuelve desde su retiro como director de operaciones y uno de los máximos encargados del marketing global.

Aún así, tendrá que obedecer las órdenes de Fritz Henderson, Consejero Delegado que evitará una excesiva profusión de SUVs y vehículos similares. De Fritz será la decisión de cerrar el traspaso de Saab a Koenigsegg y la venta de Opel a Magna, cuya posición se ha debilitado últimamente.

La nueva General Motors renace de sus cenizas

Vía: Automotive News, The Car Fanatic
En Diariomotor: General Motors cambia: adiós pick-ups pesados, hola baterías, General Motors se declara en bancarrota

Lee a continuación: Ángeles y demonios, F/A-18 Hornet contra Corvette ZR1