Volkswagen Golf III A59, un prototipo para comerse a los Cosworth

 |  @sergioalvarez88  | 

En 1993 fue presentado como prototipo el Volkswagen Golf III A59. Bajo un nombre anodino se encontraba el sustituto del poco conocido Volkswagen Golf II Rallye. Este último era esencialmente un Golf preparado para su participación en rallyes, su motor 1.8 llevaba un compresor volumétrico y entregaba los mismos 160 CV que los Golf G60. Un kit de carrocería agresivo y tracción total Syncro completaban una edición limitada a 5.000 unidades que se vendía por el doble de precio que un Golf GTI básico.

No tuvo mucho éxito en competición, la reválida era el Golf A59, que por desgracia se quedó en la fase de prototipo. Con un chasis reforzado, se utilizaba de nuevo la tracción total permanente Syncro y se acoplaba a un motor de infarto. Hablamos del 2.0 del Golf III GTI, que con la ayuda de un turbo KKK entragaba la friolera de 275 CV a 6.000 rpm y 375 Nm de par motor a 3.500 rpm. Llevaba inyección electrónica Bosch Digifant, catalizador y una caja de cambios manual de seis relaciones.

Como se puede comprobar en las imágenes, no era ni remotamente parecido al Golf VR6, el más potente de la generación, que con un seis cilindros de 2.8 litros apenas llegaba a los 200 CV. Las prestaciones de esta máquina eran impresionantes: 0 a 100 km/h en 4.2 segundos y una velocidad máxima fijada en 270 km/h, aunque las malas lenguas hablan de que podía superar esa cifra con comodidad. La dinámica fue un factor muy importante en su desarrollo, así como un peso bajo, 1.373 kg en vacío.

El kit de carrocería era de kevlar, la suspensión específica y las ruedas tenían medidas 205/50 ZR16, los rumores hablaban de lazos de sangre con el Audi RS2, pero probablemente sólo sean rumores pues sus arquitecturas son completamente diferentes. Con un tamaño de 4.02 metros y una batalla de 2.475 mm tuvo que ser todo un juguete en pistas de tierra y carreteras reviradas. Las unidades de pruebas rodaron nada menos que 20.000 km en el exigente Nürburgring Nordschleife.

Sólo dos unidades vieron la luz del día, una se vendió a un particular y la otra está en un museo propiedad de Volkswagen. Ambas nacieron para su homologación para el WRC, pero la producción proyectada de 2.500 unidades hubiese resultado demasiado cara, teniendo en cuenta que se venderían a 80.000 marcos (42.000€) y aún así Volkswagen perdería dinero en cada unidad. De haberse producido no habrían sido rival para los Ford Escort Cosworth o las primeras generaciones del Mitsubishi Lancer Evo, sin duda.

En Diariomotor

Érase una vez un concesionario de clásicos europeos abandonado en Japón

Concesionario de clásicos en Japón

100 coches clásicos ocultos en un granero: el millonario hallazgo del año

Clásicos

A 180 km/h por el centro de Madrid en un Seat 124

La historia de la granja que guardaba preciosos coches clásicos en su interior

Vía: Volkswagen Automuseum | Faltdach | Flickr
En Diariomotor: Mercedes SL 73 AMG, el canto del cisne | BMW M5 Convertible, el Motorsport que nunca vió la luz | Porsche C88, el utilitario de bajo coste que nunca vio la luz

Lee a continuación: Volkswagen Golf R, GTI y GTD con faros traseros LED

  • ivanmex

    No me gusta se ve muy tuning

  • Anónimo

    vaya maquina.. pero no quiero pensar lo q ha de gastar eso.. si mi vr6 ya es un tragon.. madre mia.
    Pero que bestia!

    • Albert

      Seguramente gastaria menos o como mucho igual que tu vr6, tu tienes un vampiro colega !!

  • dani35

    siempre pasa lo mismo: tan radical ke se keda en eso …… un prototipo.

    tiene su “que”. aunke la carroceria no me acaba de convencer. me gusta mas el modedlo III gti.

    y encima en competicion tampoco acaba de funcionar.

    es lo ke pasa…

    salu2

  • Matthias

    Gracias por esta rareza.
    El Golf III solo sirvio como version familiar, como deportivo nunca le fue muy bien.
    Yo probe un Golf III GTI y tira muy bien, aunque consume lo suyo.
    No creo que le hubiese ganado al Cosworth, que es mucho auto

  • dmptuning

    Hya que joderse que un “abuelo” como este casi iguale al Golf R actual…

    Y que cueste lo que un S3…tampoco lo veo que fuese muy descabellado para el mercado, pero bueno, ellos sabrán. VW también pierde mucho dinero con el Veyron, y ahí está con nuevas versiones especiales casi cada mes.

  • X

    Vaya maquinita joe, no esta mal no.

  • Camilo

    Yo crei que el VR6 2.8 tenia 174cv, no 200. Y solo en Alemania se vendio un 2.9 de 190cv. Que alguien me saque la duda…

  • Camilo

    el 2.9 de 190 creo era el syncro. No me acuerdo, saludos.

  • kukynamik

    Muy Truñing como dicen por ahi……… es mas Rieger creo que fabrica un kit de caroceria parecido………

    Y ni de coña gana al Cosworth……… un vecino mio tiene un Cosworth y le ha sacado 340cv al vicho…. y creo que se le pueden sacar mas… yo he oido por ahi que se puede llegar a los 385cv con un cosworth

    saludos

  • proteo

    el lancia delta integrale 2.0 16 evo….
    eso si es un gran coche de raly de los 90

    • Leonmafioso

      No sé que tienen esos vehículos pero hay algo en ellos que me encanta, creo que es el motor y la transmision, el motor con su compresor volumex.

  • Pingback: Anónimo()

  • Rocklee_lp

    es un auto k desorvita ……. yo soy argentino y tengo un golf mk3 vr6 2.9 syncro unico en el pais y estoy en la busqueda de un kit k sea igual al a59 pork es mi sueño
     

  • Pablo Mtnez McRae

    Que poca perspectiva tienen algunos….este Golf superaba los 250cv de los primeros Evo y los 227 del Escort de SERIE,seguramente habría sido el Rey de los llamados “carreras-cliente”,y aunque su estética sea discutible,a mi me hubiera encantado ser un chavalín y leer alguna comparativa con este SúperGolf por medio.Saludos.

    • Pablo

      La realidad es que no paso de un prototipo asique se quedo en un mas que supuesto “habría”. Los demás fueron autos legendarios, éste sólo un prototipo.

  • Daniel

    Había un golf mk2 que si pasaba de los 200cv, y era el golf g60 limited edition. Antes de hacer un artículo informaros bien.