comscore
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Peugeot RCZ, la prueba en vídeo de Autocar

Como propietario de un Peugeot, las últimas evoluciones de la marca no me habían agradado demasiado. Por fortuna he recuperado la fe con el deportivo RCZ y el impresionante prototipo “5 by Peugeot”. Quizá la marca había olvidado sus raíces, sobretodo en lo tocante a aquellos utilitarios GTI que tanto apasionaban a sus dueños, iconos como el 205 GTI o el rápido compacto 306 GTI, pasando por el indomable y bestial 206 RC, de nada menos que 180 CV y poco más de una tonelada de peso.

Tampoco esto es un análisis de la evolución de Peugeot, pero me parecía interesante dejar constancia. El Peugeot RCZ ya soprendía en la forma de prototipo, presentado en el ya lejano 2007. El RCZ de producción apenas difiere del prototipo, ni siquiera en el carísimo techo con pilares de aluminio y dos “burbujas”, cuando lo sencillo hubiese sido adoptar un techo convencional. Es un coche bonito, hay que reconocerlo, como punto estético negativo, podría “cerrar la boca” un poco.

En el habitáculo es más premium que todos sus antecesores, con detalles como el reloj del salpicadero o los asientos de cuero. Es el primer Peugeot de la submarca denominada Hórs-Sèries, que tendrá como propósito ofrecer vehículos de más alta gama a esos clientes que piden algo más. En cuanto al propulsor, la unidad que los periodistas británicos han podido catar llevaba un propulsor 1.6 THP con 200 CV de potencia, bastante útiles para mover con cierta soltura a este digno rival del Audi TT.

Como habréis notado, la prueba ha transcurrido en los alrededor de Elciego, en Álava, donde se encuentra una famosa bodega diseñada por Frank Ghery. Las carreteras reviradas y pequeños puertos de la zona han permitido a los probadores emitir un buen veredicto sobre el coche, asegurando que es el Peugeot más divertido de conducir de toda la gama, aunque critican de pasada el esquema de suspensiones trasero, semi-independiente con barra de torsión, adoptado como medida de reducción de costes.

En el fondo es un Peugeot 308, aunque con un chasis completamente remozado, muy bajo, ensanchado y enfocado a una conducción más deportiva. Aún así, comentan que no tiene la agilidad de los GTI de antaño, algo lógico puesto que pesa 1.350 kg. En definitiva, un coche al que nos gustaría echar el guante para ofreceros una prueba en condiciones, aunque de momento será complicado. Además de esta motorización, se venderá con un 1.6 THP de 156 CV y un turbodiésel 2.0 HDi de 163 CV.

Vía: autoblog.it En Diariomotor: Peugeot RCZ Black Yearling | Peugeot RCZ en el Salón de Frankfurt 2009 | Peugeot RCZ Limited Edition | Peugeot RCZ