comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SEAT

3 MIN

Seat en la cuerda floja de cara al futuro

La historia de Seat ha estado acompañada de momentos de bonanza y momentos de crisis, focalizada sobre todo en los años 80, tras la salida de Fiat de su accionariado y el proceso de negociación para su compra por parte del Grupo Volkswagen en 1986. Ya durante la crisis del año 1993 Seat entró en fuertes pérdidas, que no se pudieron subsanar hasta pasado el año 1996. Cuando todo parecía ir bien, la recesión global acometió de lleno con España, que además ya estaba preñada de una crisis particular.

Las malas noticias son que Seat lleva dos años consecutivos con pérdidas, y no parece que 2010 vaya a ver revertida esa tendencia. Durante el primer trimestre del año, ha habido una pérdida operativa de 110 millones de euros, el doble que las otras dos marcas del Grupo en números rojos: Bentley y Volkswagen Commercial. El plan ideado por Erich Schmitt para reflotar la economía de Seat fracasó, y desde el pasado mes de septiembre, el nuevo CEO es el inglés James Muir, antes CEO de Mazda Motor Europe.

El propio Muir ha comenzado a aplicar necesarias políticas de ahorro de costes, todas ellas enfocadas a aumentar la utilización de la factoría de Martorell. Su problema es que tiene una capacidad de 500.000 unidades anuales, y necesita estar ocupada en un 90% para comenzar a generar beneficios. Actualmente la producción oscila alrededor de las 300.000 unidades, y con una utilización del 60% no se puede hacer frente a todos los costes fijos que genera mantener una instalación de semejante calibre en activo.

La producción del Audi Q3 a partir de 2011 debería suponer 80.000 unidades anuales adicionales, suponiendo que el SUV compacto tenga el éxito que Audi piensa. Muir también ha chocado con los sindicatos alemanes – con poder de decisión en el Consejo de Volkswagen – al querer despedir a 300 trabajadores. El británico reconoce que Volkswagen no está contenta con Seat, y que se encuentra entre las máximas prioridades del Grupo el devolverla a los beneficios lo antes posible para no tener problemas futuros.

Entre los motivos que se citan para explicar la situación de Seat algunos analistas encuentran una gama de productos que en parte no encaja con el posicionamiento deportivo que se le había supuesto. Por otra parte, los analistas coinciden en que es la crisis española el mayor problema del fabricante. Ya que el mercado español es el más importante para Seat, resulta claro por donde va el hilo. Muir ha comentado que potenciará las ventas fuera de España e intentará incrementar la gama de productos.

Lo que es seguro es que estas medidas no tendrán un efecto rápido en las cuentas anuales y muchos dudan de que haya una manera clara de remediar la situación de Seat.

Vía: BusinessWeek -> Autoblog En Diariomotor: Seat fabricará coches en Guangzhou, China | Los planes de futuro de Seat