Imported from Detroit, un auténtico éxito de Chrysler en EEUU

 |  @vfdezd  | 

Las marcas de coches establecidas en EEUU esperan como agua de mayo la final de la Super Bowl para intentar despuntar en los anuncios emitidos en el transcurso del evento. Este año ya vimos que Mercedes desveló el SLS AMG Roadster en su anuncio, y poco después recogimos un especial con todo el recopilatorio de anuncios de la Super Bowl 2011, en el que podemos ver los spots de decenas de marcas.

Transcurrida la resaca del partido, la prensa y el público han sido unánimes a la hora de seleccionar el mejor anuncio. Se trata del Imported from Detroit, que dura más de dos minutos y sirve para mostrar el Chrysler 200 y homenajear a la decaída ciudad de Detroit con ayuda del rapero Eminem. Precisamente ese aire emotivo y melancólico ha convencido al público, sobre todo a los habitantes de una ciudad muy castigada por el paro en los últimos tiempos.

En España ha pasado lógicamente muy desapercibido, pero el furor desatado en EEUU ha sido tal que Chrysler decidió aprovechar el filón. A los pocos días de la Super Bowl, y consciente del entusiasmo de la gente, la firma estadounidense decidió lanzar a la venta camisetas con la frase que ya se ha hecho enormemente popular en el país: Imported from Detroit. Salieron a la venta al considerable precio de 29.95 dólares más gastos de manipulación y envío.

En este enlace se pueden consultar los diseños, las tallas y la disponibilidad. ¿Qué es lo gracioso del tema? Resulta que pocas horas después de salir a la venta ya estaban completamente agotadas. Desde el día 17 por la mañana aparece el mensaje de que no hay ninguna unidad en stock, lo que da buena cuenta de lo ávida que estaba la gente de lucir sta frase en su torso.

El portal estadounidense Inside Line contactó con el departamento correspondiente de Chrysler y les han contestado que no saben exactamente cuántas camisetas se han vendido, pero afirman que ya están fabricando nuevos diseños para atender la demanda. Y no sólo eso, sino que todo indica a que la frase se convertirá en el slogan oficial de la marca después de que esta semana colgaran en su sede central un enorme cartel que reza Imported from Detroit.

Si hay algo que adoran los estadounidenses es el patriotismo, y en esta ocasión Chrysler ha sabido conquistar a los habitantes de su ciudad natal de una forma rápida y completamente eficaz. Y no sólo eso, sino que habitantes de todo el país están encantados con esta muestra de amor a sus raíces, de ahí que el fenómeno haya llegado a todos los rincones de EEUU, y no sólo al estado de Michigan.

Vía: Inside Line
En Diariomotor: Los anuncios de coches de la Superbowl | Chrysler 200

Lee a continuación: Lancia anuncia los Thema, Flavia y Grand Voyager

  • Tonino

    Y Fiat-Lancia que opina de todo esto? Los americanos saben de esta fusión? a lo mejor no les hace tanta gracia

  • Pingback: Tweets that mention Imported from Detroit, un auténtico éxito de Chrysler en EEUU — Diariomotor -- Topsy.com()

  • La que se montaría aquí en España si SEAT utilizara la frase “Importado desde cataluña” XD

  • AB

    Este es un buen anuncio, pero como la mayor parte de los anuncios modernos, intenta vendernos el continente antes que el contenido.

    Dan ganas de salir inmediatamente a comprar el Chrysler 200… que apenas se ve en el anuncio.

  • ¿Y cuantos Chrysler 200 se han vendido a partir de este anuncio? o solo ha servido para vender camisetas. ¿y los lancia… dirán también ‘Imported from Detroit’?

  • loko

    bien por chrysler!

  • Hondero

    Yo creo que la frase es un guiño a italia y a detroit al mismo tiempo.

    Después de que las 3 grandes aruinaran detroit (y michigan en general) por llevarse la producción a méxico por la mano de obra más barata, tienen que lavar su imagen.

    Chrysler es la primera en lavar su imagen pero lo hace con una frase inteligente para dar a entender que aunque la marca sea propiedad de Fiat y la tecnología que empezará a utilizar a partir de ahora será en parte italiana, sus coches siguen siendo hechos en USA. Aunque los americanos medios pensarán que la frase hace referencia a que la mayoría de su mercado lo copan los coches “importados” como lo japoneses, europeos y coreanos, que se fabrican en USA y hay muy poco americano que sepa que se fabrican allí. De hecho BMW y Honda tienen dos de sus centros de investigación punteros en suelo americano.