Seis prototipos de Bertone, a subasta por orden judicial

Víctor Fernández  |  @vfdezd  | 

Lamborghini Athon

En los últimos años hemos visto cómo los carroceros han ido perdiendo pes oen el panorama del diseño automovilístico mundial, aunque aún quedan banderas como Pininfarina para demostrar que no van a morir. Sin embargo, muchas empresas especializadas en el diseño de vehículos han atravesado enormes dificultades financieras, como es el caso de Bertone, que en el año 2007 entró en bancarrota, aunque finalmente logró salir adelante.

La compañía reflotó en 2009 gracias al apoyo de Lilli Bertone, la viuda de Nuccio Bertone (fundador de la compañía), que adquirió la marca y todos sus registros por un montante de 3.5 millones de euros. También se comprometió a aportar 4.56 millones par adquirir el museo Bertone y los 90 coches de su interior por 4.56 millones de euros, aunque el juzgado pedía 6 millones, por lo que no pudo hacerse cno la colección completa de joyas.

Lancia Stratos HF Zero

Lancia Stratos HF Zero

De los noventa exhibidos en el museo, la cantidad ofertada por esta mujer sólo dio para comprar 84 coches. Más de uno se preguntará por qué se ha llevado más del 90% de la colección si apenas ha pagado el 75% del precio exigido. La razón es fácil: el juez decidió que, para compensar esta baja oferta, los seis vehículos más valiosos no formarían parte de la operación. Ahora, hemos conocido cuáles son estos modelos ya que RM Auctions ha anunciado que los subastará el próximo 21 de mayo en el Concours D’Elegance de Villa d’Este (Lago Como, Italia).

Lancia Stratos Marzal

Lamborghini Marzal

Y atención, porque hay auténticas obras de arte que se espera que alcancen valores estratosféricos. Hay tres de ellos sumamente extraños, y podrían alcanzar un valor final de hasta 1.800.000 euros. El primero de ellos es el Lamborghini Marzal de 1967, del que curiosamente nos habló David hace pocos días. El segundo en discordia es el precioso Lancia Stratos HF Zero, el prototipo que sirvió de anticipo al mítico Lancia Stratos que arrasó en rallies de todo el mundo en los años 70.

Lancia Stratos Marzal

Chevrolet Testudo

El tercer coche que podría rondar esa cifra es el Chevrolet Testudo de 1963, diseñado por Giugiaro y que podría pasar más bien por un deportivo inglés o italiano que por un musculoso americano. Son tres auténticas maravillas únicas en el mundo, pero también hay otros tres vehículos tremendamente atractivos. Hablamos del Lamborghini Athon de 1980, el Lamborghini Bravo de 1974 y el Lancia Sibilo de 1978.

Lamborghini Bravo

Lamborghini Bravo

El último de ellos podría valer entre 60.000 y 100.000 euros, mientras que los dos prototipos de Lamborghini rondarán los 150.000-220.000 euros. Como la gran mayoría de nosotros no tendrá ninguna posibilidad de siquiera pujar por ellos, nos consolamos con la preciosa galería situada a continuación, donde encontramos varias fotos de cada uno de los modelos que se subastarán en poco más de mes y medio.

Fuente: Europa Press | WCF
En Diariomotor: Rarezas a subasta: 1965 Ford GT40 Roadster | A subasta el 1957 Chevrolet Bel Air de Bruce Springsteen | A subasta el BMW 328 Mille Miglia “Büegelfalte”

Lee a continuación: Prototipo clásico: Lamborghini Marzal (1967)

Ver todos los comentarios 10
  • Reznor

    Que precioso el Lambo Bravo....Vamos, todos lo son, pero ese....buffff

  • usuario

    Pues a mi personalmente, salvando el Lambo no me gusta ninguno.

    Un saludo

  • Zonda

    El Lamborghini Bravo no es tan malo, me encanta!!

  • Veyron53

    Otro que vota por el Bravo

  • Anónimo

    Tos mu feos, solo salvo el Testudo. Pero quizá no sea el más indicado, no me gustan los coches antiguos salvo rarísimas excepciones como el Stingray.

  • Jamie

    Pues cuando he visto el Testudo, no se porqué, en el primer coche que he pensado ha sido en el Porsche 928... es como un 928 con el morro muy largo.

    • El-juanjo-14

      si se puede suponer que porsche se inspiro pa el 928

  • ramon

    me gustan bastante el lancia y el testudo

  • Anónimo

    Aún a riesgo de que me llaméis de todo no me gusta ninguno, los que podría pasar serían el Bravo y el Testudo pero en casos muy extremos.

  • El Athon parece salido de una peli futurista. Masmola.