Saab está a punto de vender su fábrica para obtener liquidez inmediata

Víctor Fernández  |  @vfdezd  | 

Ya no quedan dudas de que la situación financiera de Saab es muy delicada, mayoritariamente debido a que Spyker no ha logrado digerir el enorme montante económico que le ha supuesto hacerse con el control de la firma sueca. Hace unos días recogíamos unas palabras de Vladimir Antonov, expresidente de Spyker y serio aspirante a controlar Saab, en las que afirmaba que la marca estaba al borde del colapso financiero.

Muchos lectores coincidieron conmigo en que seguramente se tratara de un farol para intentar desestabilizar la compañía y poder sacar cacho de la situación, pero estábamos en lo equivocado. La actual directiva de Saab ha decidido responder a los cantos de sirena de Antonov y recurrir a su dinero para intentar salvar el futuro de la marca. El empresario ruso ha ofrecido adquirir todos los inmuebles que la marca posea, incluyendo la fábrica de Trolhättan donde tiene lugar la producción de los Saab 9-3 y Saab 9-5 (el nuevo Saab 9-4X se fabrica en México).

Saab 9-3 2011

La propuesta consiste en comprar todos los edificios de Saab a cambio de 30 millones de euros. El valor real de los edificios es mucho mayor, pero la desesperada situación de la marca hace que los directivos estén de acuerdo en cerrar este acuerdo, valga la redundancia. La única intención de la medida es obtener liquidez inmediata para aliviar la asfixiante situación económica, ya que todo seguiría como hasta ahora: los coches seguirían fabricándose en Trolhättan, pero Saab estará allí presente a modo de alquiler.

Y hablando de esta planta, hay que hacer mención especial a la situación que está viviendo puesto que la rumorología asegura que su funcionamiento está detenido desde principios de abril. Al parecer, se ha llegado a esta situación por la citada falta de liquidez de Saab, que llevan varias semanas sin pagar a sus proveedores. Éstos decidieron cortar el suministro de piezas, lo que ha hecho imposible continuar la producción.

Saab 9-4X

Por tanto, con todos estos datos sobre la mano, queda claro que la situación de Saab es más escabrosa aún de lo que nos imaginábamos en un principio. Antonov se ha salido con la suya a pesar de que el gobierno sueco ha intentado por todos los medios impedir su entrada en Saab. Estaremos pendientes a cómo evolucione este peliagudo tema, ya que la espada de Damocles vuelve a cernirse sobre la firma sueca.

Fuente: CarScoop
En Diariomotor: Saab está en riesgo de entrar en bancarrota, o eso dice el expresidente de Spyker | El futuro de Saab no pinta tan bien como se pensaba

Lee a continuación: Fiat eleva su participación en Chrysler hasta el 30%

Ver todos los comentarios 4
  • Hek

    Han pagado su inmovilismo. Ahora con los últimos modelos intentan reaccionar pero...

  • Lawson

    Ojala me equivoque pero Saab va camino de ser la nueva MG-Rover y personalmente con lo que me gusta esta marca espero equivocarme.

    • Lawson

      Y perdonad por la redundancia, no me he dado cuenta al escribirlo xD

  • PMF

    Yo me temería lo peor, el gobierno sueco no ha sabido jugar sus cartas para salvar a Saab desde que empezó la venta a la desesperada por parte de GM, particularmente solo espero que el tal Antonov intente hacerla resurgir y no solo comerse la carroña.