Pide lo que quieras, estará en tu exclusivo Rolls-Royce personalizado

 |  @davidvillarreal  | 

Cuando alguien en algún momento de su vida decide adquirir un Rolls-Royce, probablemente estará pensando en satisfacer su ansia de lujo, exclusividad y comfort con todo un dispendio de extras de equipamiento y acabados exclusivos que difícilmente encontraría en cualquier otra marca. De hecho las posibilidades que ofrece Rolls-Royce en su catálogo son más que suficientes para garantizar que no existan dos Rolls exactamente iguales.

Pero a veces con eso no es suficiente, y un cliente quiere que su flamante Rolls-Royce Phantom incluya una estupenda vajilla de porcelana con la cubertería de oro que heredo de su tatarabuela y a juego con los tapizados y las inserciones de su limusina. O que el salpicadero esté construido en madera maciza de caoba del último árbol talado en el Amazonas. Cuando las demandas de un cliente sobrepasan todas las posibilidades del catálogo de productos oficial de Rolls-Royce se recurre al departamento de personalizaciones, o como dicen los anglosajones, Bespoke.

Se entiende que en el momento que alguien decide invertir más de 300.000€ en un automóvil, es lógico que este no vaya a escatimar en ningún gasto. Y parece que el impulso que ha dado el nuevo Rolls-Royce Ghost a la marca británica ha repercutido directamente en los encargos a medida que recibe Rolls-Royce anualmente. Tanto que han tenido que doblar la plantilla del departamento Bespoke para atender todas las solicitudes.

Y es que según Rolls-Royce el hecho de personalizar un vehículo con elementos fuera de catálogo no sólo tiene como objeto garantizar la exclusividad máxima del producto que te llevas, sino también el conseguir que este se adapte por completo a tu estilo de vida.

Me pregunto a cuanto ascenderá los ingresos que obtiene Rolls-Royce através de los encargos a medida que reciben con cada vehículo que sale de su factoría…

Fuente: Rolls-Royce
En Diariomotor: Rolls-Royce Phantom Coupé Shaheen | Rolls-Royce Phantom Baynunah | Rolls-Royce Yas Eagle

Lee a continuación: Citroën C2 V6 (2005), el prototipo de los estudiantes de Sbarro

  • Anónimo

    Lo de meter vajilla fina en un automóvil no termino de entenderlo. Pero bueno, si para sus distinguidos clientes eso es exclusividad y sofistificación, allá ellos; personalmente me parece muy poco fino.

    • Albinus

      Seguramente sea para saciar su preciado apetito en un paseo desde Buckhingam Palace hasta el Nº 10 de Downing St.

      (ironic mode off)

  • Makakolopez

    Como le explicas a la Guardia civil que las botellas y  las copas no es para hacer botellon en el coche y que despues no conduciras.

    • Anónimo

      Pero bueno, para eso la ventaja seguirá siendo que lo normal en un Phantom no es que tú lo conduzcas sino llevar al chófer para que se encargue del “trabajo sucio” (aunque a quién no le gustaría conducir un Phantom…)

      • Rojo_morao

        Recuerdo que el cuñado de un amigo se compró un Bmw serie 7 hace unos años, a tope de extras, te aseguro que ninguno queríamos conducirlo, sin duda alguna lo mejor estaba en los asientos traseros. 
        Imagino como debes sentirte en un RR…

  • AB

    En realidad se trata de un guiño a las antíguas costumbres de los lores ingleses, lo hemos visto en muchas películas, salir de “picnic” al campo, quiero decir a SU campo, con su mayordomo y tal, de ahí la cesta de mimbre con sus correas, para el pollo frío, el salmón ahumado (sí, pero ni el pollo ni el salmón eran los de ahora) las ostras y el caviar, y las copas para el champagne. Lo de la cubertería de oro me parece una incongruencia, es de mal gusto, en realidad la cubertería DEBE SER de plata.

    Y desde luego, si apareciera la policía, sería para ponerse disposición de lo que ordenara el mylord.

    Otros tiempos. No mi imagino actualmente a nigún propietario de un Rolls yéndose de merienda al campo como un dominguero cualquiera.

  • angel

    anden vendan esas cosas qe  alqaeda va a terminar derrumando el ojo de londres o el palacio de buckingham

    • Rubén

      Aprendiendo a escribir

  • colombia

    esa actitud es de nuevos ricos pues a ellos les encanta ostentar pero me parecen un exceso llevar todo ese en una berlina por lo general nunca se usa pues los pobres diablos que compran una berlina de esta magnitud jamas se arriesgan a comer al aire libre 

  • Rubén

    Ninguno de los que estamos aqui podremos nunca comprar un Rolls, asi que hacer conjeturas acerca de una vida que ni podemos imaginar es un absurdo.

    Saludos

    • focarfa

      pues yo ahora tengo el dinero, pero prefiero comprarme una casa mas grande

      • Rubén

        No harias mejor cosa.

        Saludos

  • Pingback: Rolls-Royce Celestial Phantom: una limusina noctámbula de la mano del departamento Bespoke | Diariomotor()