GTI de los ochenta: aquellos deportivos pequeños, pero matones (II)

 | 

Más vale tarde que nunca, así que aquí estamos de vuelta para dar otro pequeño repaso a aquellos pequeños deportivos de los años ochenta, ya sean en tamaño utilitario o compacto, todos ellos con verdadero espíritu GTI: pequeños, asequibles y con una potencia que ronda (y en muchos casos superaban holgadamente) los 100 CV, lo que unido a pesos contenidos que en pocos casos superaban la tonelada daban unas prestaciones muy buenas y diversión al volante sin demasiadas complicaciones.

Decimos sin demasiadas complicaciones porque, hace tan sólo dos o tres décadas, la electrónica apenas hacía acto de presencia en la mayoría de estos modelos. Con inyección o carburador (en realidad y siendo puristas, para hablar de un verdadero GTI debiéramos referirnos por definición a modelos de inyección, pero pasaremos por alto este detalle), lo que ofrecían estos modelos era un tacto muy directo y unas prestaciones que hoy son impensables con estas potencias: tenemos mayor seguridad activa y pasiva, más equipamiento, pero también mucho más peso y, en muchos casos, también menos carácter.

Si en la primera parte de los GTI de los ´80 hablamos de modelos emblemáticos como el Renault 5 GT Turbo, Volkswagen Golf GTI Mk. II u Opel Kadett GSI, ahora toca continuar con otros modelos igual de importantes y recordados. Seguro que echaréis alguno que otro en falta, porque lo cierto es que la década dio para mucho en lo relativo a este tipo de modelos, pero estos tendrán que esperar para la próxima ocasión en la que cerraremos el repaso con más modelos. En esta ocasión nos centraremos en algunos pequeños (y no tan pequeños) GTI muy populares y con largo recorrido, como los siguientes…

Fiat Uno Turbo i.e.

El Fiat Uno Turbo fue sin duda uno de los utilitarios vitaminados más destacados de la segunda mitad de los ´80, por múltiples razones, y también uno de los principales rivales del Renault 5 GT Turbo. Con respecto a este, había alguna que otra diferencia fundamental en el aspecto técnico, como la alimentación mediante inyección electrónica y no mediante carburación, toda una rareza para la época si tenemos en cuenta también la sobrealimentación.

También su equipamiento era bastante completo e innovador en el ámbito más puramente deportivo, con la posibilidad de incorporar un antibloqueo mecánico de frenos Antiskid bastante rudimentario (y relativamente problemático), así como un completo panel de instrumentación, incluyendo presión de soplado del turbo o temperatura y presión de aceite, algo inusual hoy en día. Pero lo más interesante del Fiat Uno Turbo era quizás su mecánica. La primera fase del Fiat Uno estuvo a la venta desde 1983 hasta 1989, y la versión Turbo i.e. declaraba 105 CV obtenidos a partir del motor de 1.301 centímetros cúbicos.

Ya en 1989 se lanzó la segunda fase del Fiat Uno, que estaría a la venta en Europa ahsta el año 1994 cuando sería sustituido por la primera generación del Fiat Punto. Con este restyling llegaba también una nueva versión del Fiat Uno Turbo i.e., que además de los cambios estéticos exteriores e interiores ofrecía más equipamiento y unos destacables 118 CV. Nunca fue el Fiat Uno Turbo i.e. un prodigio en cuanto a comportamiento o estabilidad, pero también en estos aspectos se defendía muy bien con una facilidad de conducción a la altura de cualquier conductor y, ante todo, era un utilitario deportivo muy divertido.

Peugeot 205 GTI

En los años ´80 y principios de los ´90, Peugeot tenía una buena pléyade de utilitarios y compactos deportivos capaces de sacarle los colores a cualquiera. Un buen ejemplo podría ser el Peugeot 309 GTi, que en potencias de 130 CV o 160 CV (en la versión de 16 válvulas) demostraba además un bastidor muy eficaz, probablemente con la mejor puesta a punto de la categoría. Pero si hay que hablar de un modelo muy recordado todavía hoy en día, ese es sin duda su hermano menor, el Peugeot 205 GTi.

El Peugeot 205 continúa siendo actualmente uno de los modelos de la marca más vendidos en toda su historia, con una gran aceptación popular y longevidad, ya que estuvo a la venta desde 1983 hasta 1998. Más allá de sus éxitos en competición, con un Peugeot 205 T16 muy recordado entre los Gr.B o en el Pikes Peak, el 205 GTi no sólo se conformaba con ser la versión civilizada de calle de éste (y muy diferente técnicamente). Precisamente su chasis era una de sus mayores virtudes: dócil, con un tacto de dirección y frenos muy preciso y una estabilidad a prueba de bombas para todo tipo de conductores, haciendo muy fácil el rodar rápido con él en carreteras de curvas.

Pero también las prestaciones estaban a la altura, tanto con el motor inicial de 1.6 litros y 105 CV (lanzado en 1984) como con el recordado 1.9 litros, con inyección electrónica Bosch y 130 CV (122 CV en la versión catalizada), lanzado unos años después. Sería con este motor con el que alcanzó su merecida fama, siendo una bala (para la época) en formato mini. Gracias a sus 900 kilogramos escasos, los 130 CV le permitían alcanzar los 100 km/h desde parado en 8,7 segundos, o los 204 kmh de velocidad punta, con unos desarrollos de cambio bastante cortos. Además iba generosamente dimensionado en cuanto a gomas, con unas llantas muy particulares de 15 pulgadas y neumáticos 185/55.

Y como colofón final, no podemos dejar de recordar al Peugeot 205 Rallye, con su pequeño motor de carburación Weber de doble cuerpo de 1.3 litros de cilindrada y 103 CV. Con un enfoque más asequible y espartano, su menor peso (800 kg escasos) y su motor de carburación le dotaban de un carácter muy deportivo en carreteras de montaña, a la vez que lo convertían en el coche ideal para iniciarse en el mundo de los rallyes con poco presupuesto, ya que era muy fácil y barato de preparar para tales menesteres. El cambio corto y el carácter de su motor a partir de las 4.000 rpm hacían el resto…

Lancia Delta HF

Y si hablamos del mundo de los rallies, no podemos dejar de mencionar a otro de los clásicos de la década, el Lancia Delta. Sí, hubo una época (que hoy en día nos parece bastante lejana) en la que Lancia fabricaba verdaderos deportivos y sus éxitos en competición eran casi innumerables, y el Lancia Delta fabricado entre 1979 y 1993 es buena prueba de ello, ganando todo lo habido y por haber en el mundo de los rallies. Lancia, quién te ha visto y quién te ve… En este caso sí tuvimos múltiples versiones de calle muy cercanas a las de competición, con aquellos HF Turbo y HF Integrale que todavía hoy en día impresionan lo suyo.

Y es que a finales de los ´80 no era nada fácil encontrar verdaderos rivales para los Lancia Delta HF Integrale, verdaderas bestias de competición dulcificadas lo justo para su comercialización. A lo largo de su vida pasaron por delante de nuestros ojos numerosas versiones con espíritu deportivo, tantas que deberían ser analizadas en un artículo en profundidad, por lo que aquí sólo daremos un pequeño repaso cronológico. Los más asequibles eran los Lancia Delta GT, que en versiones de 105 CV o 108 CV (estos ya con inyección electrónica) eran lo suficientemente rápidos como para entrar en esta categoría.

Pero los más míticos, sin duda, son los Lancia Delta HF, una amplia saga que comenzó con las versiones turbo de 130 o 140 CV, todavía sin el característico bifaro frontal. Ya en 1986, y derivado de los Gr.A del Mundial de Rallies, se lanzaría el primer Lancia Delta HF 4WD Turbo, con tracción total, 165 CV y diferenciales mecánicos, para apenas un año después nacer el primer Lancia Delta HF Integrale. Este ya tendría los pasos de rueda ensanchados tan imponentes y recordados para albergar la mayor anchura de vías, así como unos destacados 185 CV extraídos a partir del motor de 2.0 litros con turboalimentación, todavía con 8 válvulas en culata.

Sería en 1989 cuando vería la luz la versión HF Integrale 16v, también con tracción integral pero con una nueva culata de 16 válvulas y 200 CV. Para poder acoger esta mecánica en el vano motor, fue necesario un capó delantero abombado, con joroba, que también le daría un estilo muy característico. Y a partir de este modelo llegaron los sucesivos Delta HF Integrale 16v Evoluzione, alcanzando hasta 215 CV de serie (y muchos más de forma asequible con pequeñas modificaciones).

Como decimos, un modelo que en estas versiones más radicales sería bastante difícil de encajar aquí, en el mundo de los utilitarios y compactos GTI deportivos pero asequibles, situándose bastante por encima en todos los aspectos de la mayoría de modelos contemporáneos. Sin duda lo mejor del Delta llegó al final de su larga vida, con las sucesivas mejoras mecánicas y de chasis. Radicalismo mecánico y carácter puro: si es un modelo del que quereis conocer más, os recomiendo que entréis aquí.

En Diariomotor: GTI de los ochenta, aquellos deportivos pequeños pero matones (I)

Lee a continuación: Lancia Delta 2011, cambio de cara minúsculo y nuevo motor diésel

Solicita tu oferta
  • Aun giro la cabeza cuando me cruzo uno de estos por la calle, especialmente con los Lancia, que se ven pocos ya.

    Como dice el artículo, quien ha visto y quien vé a esta marca, que pena.

  • Mi primo tiene el 205 GTi y hace poco se gasto una pasta en ponerlo a punto y arreglar desperfectos que tenia…… pero como anda el muy cab………

    • Veyron53

      Mas que andar. Transmiten.

    • X 2.0

      Muy buen coche, se necesitan mas propietarios como tu primo para estos coches.

  • Veyron53

    Yo he sido y soy un gran amante y comprador de GTI´S y me alegra mucho recordar estos coches y la epoca en la que se podia disfrutar con “tranquilidad” de ellos.

    La epoca en la que daba gusto oir un coche pues dificilmente sonaria a tractor.
    En la que un aceleron iba unido a un rugir agradable y no a una cortina de humo digna de Hollywood.

    En fin que me pongo tontorron…Gracias que aun puedo disfrutar de un GTI (aunque no ochentero-noventero) ya que mi ultimo GTI mitico hubo que jubilarlo recientemente.

  • aaakingofkingaaa

    el peugeot 205 es el mejor k ay aki pero keda claro k el lancia con su traccion total es la ostia! :)

  • Rojo_morao

    Jejejee, pensaba que no llegaría la segunda parte de este artículo, estuve una temporada sin poder entrar y cuando me lo hice me volví loco buscandolo… uffff menos mal que no me lo había perdido ;)
    Me encantan lo utilitarios de los 80, son sensaciones, coches en los que al ir a 180 km/h parecía que en cualquier momento ibas a echar a volar, todavía recuerdo el AX GT de un amigo, los días de carreteras de montaña… que recuerdos. 
    Dentro de poco en cuanto mi presupuesto me lo permita, buscaré un buen GTI de muy bajo peso, para restaurarlo y prepararlo para hacer tandas, aunque también me tira mucho la idea de un Miata… Se aceptan sugerencias!!!

    • AB

      “…parecía que en cualquier momento ibas a echar a volar…” ERROR: realmente VOLABAN.

      Un accidente bastante común era que salieran literalmente VOLANDO y se plantaran en el otro carril de la autopista.

      • Rojo_morao

        De verás??? nunca había escuchado tal cosa, aunque te digo que cuando ibas realmente rápido en los cambios de rasante era bastante común notar como el tren delantero perdía adherencia, así que no me extraña lo que comentas, era bastante peligroso y tenías que saber que las ruedas estaban totalmente rectas, porque si no….  

      • Lmastur

        Yo tuve un AX GT y lo puse a 190 de marcador, que serían 180 reales, en autopista. Ni salí volando, ni me pareció que el coche se tornara inseguro. Es un mito, decir que esos coches eran poco estables, otra cosa es que fueran seguros si tenías un accidente con ellos, que no lo eran.

        De todas formas eran coches para divertirse mucho en carreteras reviradas, a velocidades muy inferiores a las que podía alcanzar en autopista, y con un comportamiento de primera.

        Se podría resumir en que tenían una buena seguridad activa -buenos frenos y suspensiones, buenas aceleraciones y recuperaciones, una gozada para adelantar camiones- y una muy deficiente seguridad pasiva valorada con los estándares de hoy en día.

        Claro que la cruz venía cuando tenías que enfrentar un viaje largo, entonces su falta de aislamiento acústico, la poca consistencia de sus asientos, así como lo cortedad de la banqueta hacía que te cansaras mucho en cuanto pasabas de 300 o 400 kilometros.

        Saludos.

      • Lmastur

        Yo tuve un AX GT y lo puse a 190 de marcador, que serían 180 reales, en autopista. Ni salí volando, ni me pareció que el coche se tornara inseguro. Es un mito, decir que esos coches eran poco estables, otra cosa es que fueran seguros si tenías un accidente con ellos, que no lo eran.

        De todas formas eran coches para divertirse mucho en carreteras reviradas, a velocidades muy inferiores a las que podía alcanzar en autopista, y con un comportamiento de primera.

        Se podría resumir en que tenían una buena seguridad activa -buenos frenos y suspensiones, buenas aceleraciones y recuperaciones, una gozada para adelantar camiones- y una muy deficiente seguridad pasiva valorada con los estándares de hoy en día.

        Claro que la cruz venía cuando tenías que enfrentar un viaje largo, entonces su falta de aislamiento acústico, la poca consistencia de sus asientos, así como lo cortedad de la banqueta hacía que te cansaras mucho en cuanto pasabas de 300 o 400 kilometros.

        Saludos.

  • Doricus

    El 205 y su motor 1.9 eran sensacionales, yo tuve la suerte de poseer un Citroën ZX con ese mismo motor, 1.9 de 130 cv, y a pesar de que el coche pesaba algo más era un jodido tiro, un motor increíble… pero claro, era otra época, la época pre-catalización, XD.

  • Albinus

    Lo bien que estaría potenciar un 205 GTI a 160 CV y ponerlo en Nurbürgring, seguro que más de un pijo con un Porsche
    Boxster/Cayman se quedaba :O cuando te viera pasar en esa minibala… 

    • nónimo

      los que tienen porsche no son pijos, son entendidos del motor que compran máquinas de 300 cv como mínimo, y te dan un repaso en circuito por méritos propios.
      Y yo tengo un compacto tipo gti moderno y por curva le dan un repaso a los viejos gtis, Pero si puediera tendría el r5 turbo culo gordo de 160 cv, eso si era máquina de peligro divertida..

    • Ya te digo yo por experiencia que los que van con Porsche en Nürburgring no son unos aficionados ni unos pihjos que no saben lo que llevan. Lo normal no es ver “Carreras” por allí, si no GT3 o similares de distintas épocas. Aparte de eso son curvas a las que se puede entrar muy rápido “con un par” y un mini gti de estos tienes mucho que perder en esas condiciones.

  • tambien hay gti´s japoneses………………

  • doricus a lo mejor con un boxter/cayman de la epoca se lo lleva fijo pero los de aora aunque seguro que gana porsche pero se quedaria asombrado del potencial que tiene

  • Anónimo

    Vaya, entro en este artículo viendo el 205 de foto principal y yo todo ilusionado, pero no me esperaba que al final apareciese el Delta, que es mi favorito de esa época, y que por cierto en mi casa estuvo el Integrale de 16v, aunque ya pasaron bastantes años y me parece una pena, ya que yo de aquellas era pequeño, veía el Delta y no sabía que estaba ante un mito de los rallys.

    • AB

      Pues un amigo tenía un Integrale y hace poco se compró un M3, pero en vez de vender el Integrale lo mandó restaurar.

      El caso es que le suelo ver más veces con el Integrale que con el M3. ¿Será casualidad?

      • Anónimo

        Yo haría lo mismo que él la verdad, aunque el Delta sólo para paseo, que no sé a tu amigo, pero a nosotros nos daba muchos problemas y gastos.

      • Seguramente le verás más camino del taller. Yo conozco uno que tenía un Integrale y un M3 e30, y en cuanto a fiabilidad no hay color. Eso sí el Delta es una pasada, nadie dice que no.

  • La gama mas completa de pequeñines deportivos  la tenia el 205, me encantaba ver el 205 rallye que creo recordar que tenía una potencia de unos 105 caballos,  luego tenias el GTX con unos 90 caballos a la altura de un Ax GT y el archiconocido GTI de 130 caballos , acabando la gama el cabrio CTi con 115 caballos.

    Creo que el Deltona competía en otra liga y era el más deseado de los compactos jugaba con los GSI de Opel y los G60 de Volkswagen

  • Juanducatis

    yeeea¡¡¡ eso si que eran deportivos a precios rezonables, sin controles electronicos de traccion ni siglas como esp, abs… ; de los primeros coches que yo conduje por aquellos años….ummm la verdad es que hubo unos cuantos y no tenia carnet, pues tenia 16 años, pero bueno al lio, fue un tremendo escort rs turbo que andaba como un diablo, un golf gti y un 21 txi todos sin carnet, luego me lo saque y aprendi a conducir con el mejor coche que se puede aprender un magnifico ford sierra 2.0i con maletero !!!!INCREIBLE¡¡¡¡¡ cuanto lo hecho de menos fue un coche que marco mi juventud.

  • jorge

    Yo hasta hace poco tenía un Uno turbo i.e. es increible como aceleraba, y como se picaba la gente que, con 140 160cv no podía con mi coche jajaja

  • El útimo GTI puro es el type r ep3, que no lleva controles de nada (excepto abs y control de frenada). Ahora sigue habiendo coches muy chulos pero menos salvajes!

  • Pingback: Seat Ibiza SXI, un repaso a la historia del utilitario deportivo español de los ochenta()

  • Dr Wei

    Oye perdonad, el fiat uno turbo, no habia una version 1.4 16v turbo? que daba 138  o 140 cv? 

    •  No, ese fue su sucesor, el Fiat Punto GT de primera generación ;)

      • ldev2

        El punto gt es de 8v y es el mismo motor del 1 lo que con unos cambios en electrónica y demás tiene 136cv la 1 fase la 2 136cv y la 3 130. Por cierto el uno no se destaca como debería es una verdadera bestia sus aceleraciones son asombrosas y mi preferido el rey del rally y las carreteras ese delta hf integrale 16v 😍para mi no se ha fabricado un coche superior a ese

  • xuka

     aki falta el golfito GTI caja I y caja II, x no decir el g60 . Adoro estos coches!!

  • Pingback: Recordando los GTI deportivos que marcaron los años 80´ y 90´ (parte 1) | MotorArea()

  • Pingback: Recordando los GTI deportivos que marcaron los años 80´ y 90´ (parte 2) | MotorArea()

  • jebus

    falta el mitico Suzuki Swift GTI!!

  • Lucas

    Del Lancia Delta HF Turbo de 140 cv si se fabricó versión bifaro. Bifaro y capot con joroba, de hecho. Este fue el último restiling del modelo de 140cv, del que se fabricaron menos de 2000 unidades. Las versiones con interior recaro en alcántara eran el tope de gama. Un coche muy exclusivo del que se ven pocas unidades, y que sigue siendo un coche competitivo a dia de hoy.
    Toda una joya.

  • César

    Aunque no habláis de él, en la primera parte del artículo hay una foto del Seat Ibiza SXi. Mi primer coche fue la evolución de éste, el Ibiza Sport, con restyling estético (calandra, grupos ópticos, retrovisores…) y el motor System Porsche subido de los 1.5l originales a 1.7l.
    Lo compré de tercera mano cuando ya abundaban los TDi y me divertía mucho dejando atrás a los “petroleros” que decían correr tanto, jajajaja!

  • Anónimo

    Hombre faltan, pero es que había muchos. Yo echo de menos el 11 turbo