Gemballa competirá y no con Porsche, sino con el McLaren MP4-12C GT3

 |  @davidvillarreal  | 

El pasado año definitivamente fue el año negro de Gemballa. Desvíos de capital, bancarrota y la trágica muerte de su fundador Uwe Gemballa en muy extrañas circunstancias en Sudáfrica y bajo la sospecha de blanqueo de dinero en colaboración con delincuentes internacionales. Pero tras la tempestad llegó la calma y con el negocio de tuning reabierto llegó el momento de nuevos proyectos. He aquí Gemballa Racing, el equipo de competición de esta treinteañera casa de preparadores.

Dada su trayectoria podríamos pensar, ¿y qué mejor que un Porsche para entrar en competición? Pero ni mucho menos. Gemballa Racing confiará su suerte en el nuevo McLaren MP4-12C GT3, el deportivo de carreras que según ellos “tiene el potencial para ser uno de los líderes de la temporada”. Para ello contarán con un equipo de dos coches que estará disponible en 2012. Aún desconocemos la fecha de su debut.

Gemballa apela además a la historia. A la victoria del McLaren F1 GTR hace ahora 17 años en Le Mans. A la importancia del sello McLaren en la Fórmula 1. Y también a la tecnología del McLaren MP4-12C GT3, el deportivo que hará de las suyas tanto en la calle como en los circuitos.

Este deportivo basa sus prestaciones en un motor V8 Twin-Turbo de 3.8 litros con las modificaciones pertinentes para su homologación en la categoría GT3. Ni suspensiones, ni frenos, ni el kit aerodinámico exterior tienen nada que ver con el modelo de producción con licencia para circular por carreteras públicas.

Fuente: Gemballa
En Diariomotor: McLaren MP4-12C GT3, el nuevo demonio de las carreras está aquí | Así se convierte un Ferrari Enzo en FXX

Lee a continuación: McLaren MP4-12C GT3, del circuito a la calle en tirada limitada a 20 unidades

  • Anonymous

    Y yo pensaba que Gemballa habría desaparecido tras el revuelo que hubo con la desaparición de su dueño debido a los chanchullos en los que andaba metido. Bueno, prefiero que se dediquen a competir en lugar de destrozar coches de edición limitada con semejante horterada de preparaciones