Nissan NV200 Evalia 1.5 dCi, presentación y prueba en Madrid (II)

 |  @davidvillarreal  | 

Tras haber analizado los pormenores del nuevo Nissan Evalia, accionamos el contacto y nos ponemos en marcha para transmitiros nuestras impresiones acerca de este vehículo comercial adaptado para un uso privado. Concretamente nuestra unidad de pruebas estaba equipada con el motor diésel 1.5 dCi de 110 CV y equipamiento tope de gama, es decir, incluye Paquete Confort y Paquete Seguridad.

Ya os adelantábamos que el Nissan Evalia es un modelo importante para Nissan y en concreto para el mercado español que históricamente ha acogido con los brazos abiertos a esta suerte de furgonetas familiares económicas. Precisamente hablando de economía, esa será precisamente la virtud más importante de este modelo. La versión probada es el tope de gama y según tarifa oficial está a la venta por 23.116€, incluyendo pintura metalizada, algo menos de 20.000€ con el descuento promocional actual.

Nissan ha intentado reconvertir su furgoneta, tanto en la puesta a punto como en su equipamiento, para equipararse con un turismo. En cualquier caso y como desgranaremos a continuación goza de las ventajas, y también los inconvenientes, de un vehículo comercial.

Un elevado puesto de conducción para el Nissan Evalia

Su puesto de conducción sigue estando más próximo al de una furgoneta que al de un turismo.

Accionamos el contacto e iniciamos la marcha. El arranque se efectúa mediante un dispositivo giratorio en la columna de la dirección, la posición en la que habitualmente se introduce la llave. Pero en este caso gracias al sistema inalámbrico no es necesario que extraigamos la llave del bolsillo.

La posición del conductor dista mucho de la ofrecida por cualquier turismo y casi por cualquier monovolumen de dimensiones compactas. La base del asiento del conductor no es regulable en altura, únicamente en su longitud respecto a los pedales y el salpicadero. La columna de la dirección si es regulable en altura y profundidad.

Nuestra posición al volante será por tanto muy elevada y propia de una furgoneta, que al fin y al cabo es el origen del Nissan Evalia. Desde esta posición se divisa perfectamente la carretera, lo cual será una ventaja para quien considere una virtud el puesto de conducción elevado. No obstante las diferencias con la conducción de un turismo son considerables.

Cierto y discreto confort a bordo del Nissan Evalia

Su altura hace que el ruido aerodinámico se filtre en exceso en el habitáculo y se aprecien demasiado las ráfagas de viento lateral.

Uno de los objetivos primordiales de Nissan ha sido el de garantizar ciertos estándares de confort en un vehículo que inicialmente fue pensado no sólo para el traslado de pasajeros sino también como vehículo ligero de carga. Se han modificado los revestimientos en el habitáculo y a diferencia de la mayoría de monovolúmenes compactos del mercado que ofrecen dos plazas adicionales, hasta llegar a siete en total, en el caso del Nissan Evalia sí se puede hablar de plazas completamente practicables y no de un uso ocasional.

En cualquier caso cabe destacar que siguen existiendo desventajas, hacia el lado del Evalia, respecto a un monovolumen al uso sobretodo a la hora de hablar de confort. Empezando por el aislamiento acústico. La sonoridad del motor, en este caso un diésel, se filtra al habitáculo pero sin llegar a molestar en exceso. El motor 1.5 dCi gracias al common rail y a la caja de cambios de seis relaciones se mantiene en niveles de sonoridad normales en cruceros a velocidades legales en autovía.

Probablemente su altura y sus dimensiones sean a la vez la mayor ventaja del Nissan Evalia, por su espacio, y también uno de los mayores inconvenientes que sobretodo penalizan su confort. Su altura hace que acusemos el viento lateral mucho más que al volante de un monovolumen llamémoslo “normal y corriente”. Por otro lado el ruido aerodinámico se filtra en exceso en el habitáculo aparentemente por dos razones, un aislamiento acústico insuficiente y por otro lado la gran superficie frontal del Evalia y unos espejos retrovisores de dimensiones considerables que sobresalen a cada lado.

Nissan Evalia: un habitáculo sencillo, pero práctico y duradero

En el habitáculo los materiales empleados definitivamente se alejan de cualquier lujo para garantizar una durabilidad superior. No nos olvidemos que el Nissan Evalia ha sido pensado para “batallar” cargando bultos y pasajeros. Con lo cual es de suponer que durante su vida útil tendrá que soportar un trato mucho más exigente que el que presuponemos a un monovolumen compacto cualquiera.

Uno de los puntos donde quizás el Evalia muestra sus carencias es en la insuficiencia de huecos portaobjetos. Nuestra unidad de pruebas contaba con una guantera sin tapa, con cierta amplitud para un bolso pequeño, y un cajón también aparentemente suficiente para pequeños bolsos situado entre sendos asientos delanteros y en la posición del freno de mano. En este último también encontrábamos la toma de USB a la que conectaremos el Mp3 al equipo de sonido. A cada lado del salpicadero, entre sendos asientos delanteros y en las puertas laterales traseras también disponemos del habitual porta-latas de 33 cl.

Los bolsillos porta-objetos de las puertas son muy estrechos, insuficientes para una botella pequeña o una lata de 33 cl y para algo que abulte poco más que un pequeño libro.

Una segunda fila de asientos condicionada por las puertas correderas laterales

El Nissan Evalia carece de rejillas de ventilación y apertura de ventanillas en la segunda fila de asientos.

Las plazas traseras de la segunda fila de asientos con suficientemente confortables para tres pasajeros adultos y sobretodo muy holgadas en cuanto a altura incluso para pasajeros considerablemente altos. Echamos en falta salidas de ventilación en el pilar B, más aún cuando las ventanillas laterales son inusualmente pequeñas y no cuentan con sistema de apertura.

Esta es una desventaja más de su adaptación del vehículo comercial y del hecho de contar con puertas laterales correderas que por otro lado sí facilitan considerablemente el acceso al habitáculo y la carga de objetos voluminosos. Estas puertas carecen de dispositivo de apertura mecánico, contando con un tirador en el exterior y un seguro para evitar su apertura accidental en el habitáculo.

El Nissan Evalia es un vehículo con siete plazas reales y no de uso ocasional

Hablemos ahora de la tercera fila de asientos. Definitivamente sendos asientos son suficientemente cómodos y espaciosos para que dos adultos puedan enfrentarse a un viaje relativamente largo. Si bien en la segunda fila de asientos nos lamentábamos de la ausencia de rejillas de ventilación para el climatizador, en esta tercera fila contamos con dos salidas, una a cada lado, con un regulador de potencia del ventilador situado en el lado derecho.

Según Nissan el proceso de montaje y desmontaje de un asiento de la tercera fila del Nissan Evalia conlleva 30 segundos. Personalmente me pareció un proceso incluso más rápido si conocemos previamente su funcionamiento.

Una buena maniobrabilidad para el Nissan Evalia

El chasis del Nissan Evalia gestiona con correción las inercias de su aparatosa carrocería. Eso sí, el control de estabilidad (opcional) es indispensable.

Nuestro recorrido de pruebas al volante del Nissan Evalia se limitó a algo más de 50 kilómetros como conductor y otros tantos como acompañante. En los cuales, en efecto, pudimos comprobar el trabajo bien hecho ya no sólo en el chasis del Evalia sino en general del Nissan NV200 para mejorar el comportamiento general y el handicap que supone una carrocería tan alta a la hora de movernos con soltura.

Es imposible ignorar las inercias, ahí siguen estando, pero en definitiva no parece en exceso incómodo ni tan siquiera en las plazas traseras. En este sentido cabe destacar que la incorporación del control de estabilidad, que se ofrece opcionalmente en el Pack Seguridad, es indispensable en un vehículo de estas características.

Por otro lado su maniobrabilidad en el ámbito urbano huelga decir que está a un buen nivel. Su diámetro de giro de poco más de diez metros hace que se mueva bien entre el tráfico y su puesto de conducción elevado, al que el no iniciado en conducción de furgonetas se adaptará rápido, nos facilita un elevado ángulo de visión. Por otro lado para contrarrestar la pérdida de visión trasera siempre tendremos de serie la videocámara posterior que se activa en la maniobra de aparcamiento a la hora de engranar la marcha atrás.

El motor 1.5 dCi es la opción más interesante de la gama Nissan Evalia

El motor 1.6 de gasolina dispone de un par máximo muy inferior y cuenta con cambio manual de cinco velocidades.

El motor 1.5 dCi de 110 CV es básico, y su potencia, su aceleración y recuperaciones son suficientes, sin más. Tal vez con el habitáculo cargado de pasajeros y su equipaje muestre alguna carencia, cosa que no hizo durante nuestro recorrido de pruebas con tan sólo tres pasajeros y ausencia de carga. No obstante su par máximo de 240 Nm a 1.750 rpm debería ser suficiente para movernos con seguridad, y sin esperar un alarde de prestaciones, en todo tipo de condiciones.

Aún así y sin que le hayamos echado el guante a un Nissan Evalia con motor de gasolina y 109 CV sí que recomendaríamos con especial hincapié la adquisición del diésel frente al gasolina. Por una sencilla razón que ya comentábamos en la primera entrega, el diésel cuenta con un par mucho más elevado y una transmisión manual de seis velocidades que ofrece unas relaciones de cambio mucho más proclives a extraer un buen rendimiento y unos buenos consumos.

Otro detalle que nos llamó la atención es que nuestra unidad de pruebas contase con llantas de 14” y calzase neumáticos 175/70 R14 C. Por poner un ejemplo un Nissan Note ya cuenta de serie con llantas de 15” y únicamente de serie con neumáticos 175/65 R15. Salvando las distancias un Nissan Qashqai ya se va a un mínimo de 215/65 R16. Basta decir que sin necesidad de acelerar con mucha insistencia en cualquier terreno un poco deslizante ya apreciamos como el control de tracción trataba de corregir la falta de agarre.

Lo mejor del Nissan Evalia: su precio y su espacio

Como conclusión final en este análisis del nuevo Nissan Evalia resaltaremos una vez más su espacio y sus siete plazas útiles. Algo que con su precio inicial consigue alcanzar una posición privilegiada en el mercado actual y de ahí intuimos que tendrá cierto éxito, sobretodo si las previsiones de Nissan se cumplen y en efecto el mercado español tiene cierta predilección por este tipo de vehículos.

No obstante ya hemos comprobado que si bien Nissan ha realizado muy bien su trabajo, el Nissan Evalia ni por confort ni por equipamiento puede compararse aún a la mayoría de monovolúmenes compactos del mercado. Monovolúmenes que por otro lado y para ser justos no son tan espaciosos y sí bastante más caros.

Nissan NV200 Evalia 1.5 dCi, presentación y prueba en Madrid (I)

Fuente: Nissan
En Diariomotor: Nissan NV200 Evalia, el NV200 de siete plazas | Nissan NV200, la nueva furgoneta global

Lee a continuación: Nissan NV200 Evalia 1.5 dCi, presentación y prueba en Madrid (I)

  • Parecía una buena opción, pero después de ver el precio del Gran C4 Picasso First, cuyo precio comienza en  14.540 euros, no hay color y me temo que si no hay descuentos muy agresivos este modelo será un fracaso.

  • jorge

    No se pueden comparar… Esto es una furgoneta… no un monovolumen… no compiten en el mismo mercado…

  • woolenmule

    Ya tengo mi Evalia, y estoy super a gusto con ella. Precio:16000,66 ¿Quien da más por ese precio?

    • Manuelmanzano

      y donde la compraste por ese precio?