BMW y Toyota desarrollarán baterías conjuntamente

 |  @davidvillarreal  | 

Dicen que cuando el río suena, es que lleva agua, y el caso de la industria del automóvil cuando hay rumores que apuntan en una dirección tan concreta todo indica que la probabilidad de que estos se cumplan es muy alta. Ya adelantábamos estos días que BMW y Toyota podrían aunar fuerzas para compartir motores. Toyota se habría interesado por los motores diésel de la marca alemana y BMW por su parte por los avances en mecánicas más eficientes, véanse híbridos, de Toyota. No íbamos nada desencaminados…

El un memorándum de entendimiento que establece las bases de un acuerdo de colaboración a medio plazo entre BMW y Toyota se detalla que la piedra angular de esta especie de joint venture será el desarrollo conjunto de una nueva generación de baterías de litio, previsiblemente para la nueva generación de híbridos enchufables y algún que otro eléctrico. Por otro lado Toyota Motor Europe recibirá motores diésel BMW de 1.6 y 2.0 litros a partir de 2014.

Esta es la base del acuerdo, aunque ambas partes se reservan la posibilidad de aumentar la colaboración con nuevos proyectos.

BMW y Toyota desarrollarán conjuntamente baterías de litio. Toyota por su parte recibirá motores diésel 1.6 y 2.0 de BMW con potencias entre 90 y 200 CV.

El movimiento estratégico por parte de BMW es brillante, puesto que en Toyota van muy avanzados en lo que a tecnología eléctrica se refiere y es el primer interesado en apostar firmemente por el desarrollo y la mejora de los sistemas de baterías de litio actuales. BMW por su parte aún no ha visto el despegue de sus primeros híbridos, a diferencia de Lexus, filial de Toyota, que presume de haber vendido ya más de 100.000 híbridos en toda Europa. No está nada mal…

Toyota sigue inmersa en su obsesión por “dominar” el mundo y ser el primer fabricante a nivel global. Europa se les sigue resistiendo. Su retroceso en los últimos dos años habría sido del 9%. Con crisis de por medio también se unieron otros factores como el hecho de no contar con una gama de motores diésel digna de los propulsores tan eficientes que se están presentando en los últimos años.

Como consecuencia de este acuerdo, a partir de 2014 Toyota podrá contar con el motor de 1.560 cm3 desarrollado conjuntamente por BMW y PSA con potencias entre 90 y 110 CV. Por otro lado el motor N47 de 1995 cm3 permitirá a Toyota contar con un rango de potencias diésel entre los 116 y los 204 CV, más que suficiente como para copar la práctica totalidad de la demanda de vehículos de gasóleo que tendrán en Europa.

Fuente: BMW
En Diariomotor: Toyota quiere utilizar el motor diésel 2.0 de BMW | Ford acude a Toyota para desarrollar sus SUV híbridos

Lee a continuación: La DGT avisa: las autovías podrían ser de peaje en unos años