El Ferrari F430 con cuero y tatuajes que quería convertirse en arte

 | 

Habrá quien diga que un Ferrari, de por sí, ya es una obra de arte en sí mismo. Lo cierto es que no voy a ser yo quien lo contradiga, porque en mi opinión, y con sus altos y bajos históricos, Ferrari es una de esos fabricantes que han sabido dar una impronta única a todos y cada uno de sus modelos, y da un poco igual la época, carrocero o diseñador. Y precisamente esa característica, la de atemporalidad, es uno de los principios básicos de toda obra de arte que aspire a ser inmortal.

Quizás esto todavía no encaja en un modelo reciente como es el caso de un Ferrari F430, pero con una pequeña ayuda sí puede hacerlo. Esa era al menos la intención del artista francés Philippe Pasqua, que valiéndose de la carrocería de un F430 quiso expresar una alegoría acerca de la unión del hombre y la máquina. Para ello se ayudó de cuero, con el que cubrió por completo el exterior del F430, y sobre él trabajó esculpiendo un trabajado tatuaje con motivos de dragones orientales, con el resultado que veis en las imágenes.

¿Consigue lo que pretende? El resultado podrá gustar más o menos, porque lo cierto es que se nos hace un tanto raro esta forma de expresión moderna sobre la carrocería de un vehículo tan deseado, pero lo que es indiscutible es que el resultado de este curioso trabajo no se puede calificar como ordinario. Detrás de él hay muchas horas dedicadas con mimo a decorar la carrocería del F430 con un criterio claro. Poco que ver con aquel Ferrari F430 forrado exteriormente en cuero, de gusto un tanto discutible si tenemos en cuenta que era una personalización destinada a la calle y no a un museo para su exposición.

No es la primera vez que vemos intentos de hacer arte sobre la carrocería de un vehículo: sin irnos muy lejos, ahí tenemos los BMW Art Car de diversos artistas realizados desde los años ´70, con motivos variados pintados sobre las carrocerías de modelos bávaros. Phillipe Pasqua está exponiendo su obra en la Galerie Laurent Strouk de París hasta mediados del próximo mes de Enero de 2012, así que si quisiérais ir a verlo o os coincide de paso, ya sabéis dónde se encuentra este F430 tan particular.

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor: Tuning extravagante: el Ferrari F430 al que le gustaba demasiado el cuero | BMW M3 GT2 Art Car, de Jeff Koons

Lee a continuación: Dunlop Sport Maxx GT y superdeportivos, presentación y prueba en el circuito de Monteblanco (II)

  • .Motorhome.

    Los Ferrari no tienen porque convertirse en arte. Los Ferrari son arte.

    • TODOS los coches son arte pero no por ser un ferrari o un deportivo / superdeportivo lo son mas, ni mucho menos, así que menos mentalidad clasista que nadie es mas que los demás por tener dinero o un Ferrari.

      • .Motorhome.

        Tu tienes mucho complejo de inferioridad me parece a mi.

      • Focarfa

        nadie te discrimina por no tener tanto dinero,  a mi me encantan los coches deportivos y soy fotografo y no necesariamente soy “clasista” ademas, apenas tengo un hyundai elantra :(.

  • Focarfa

    no le quedo mal, en la otra noticia del ferrari con cuero negro no le sentaba mal y con este se ve hasta incluso mejor que con el negro, por lo menos a mi me gusto.

  • EL MAS INCOGNITO

    PARECE CARRO DE MAFIOSO CHINO…

  • En esto fue que Skeletor fue a darle caza a He-Man.

  • enzo099

    Al menos tiene arreglo.

  • En cuanto al coche me gusta pero lo que es absurdo totalmente es tenerlo colgado en una pared como si fuera un jodido cuadro, así que menudo anormal el que lo ha puesto ahí………

  • Si es para museo, perfecto. Para circular… igual para un Yakuza…

  • Albinus

    Dios, el único hijo del Cavallino que en un viaje a Japón se hizo Yakuza