comscore
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

4 MIN

Las ocho claves de mejora del Koenigsegg Agera 2012

El Koenigsegg Agera es más que un superdeportivo. Es lo que se podría considerar un hiperdeportivo, un vehículo de exclusividad muy superior a la de Ferrari o Porsche, comparable quizá a Bugatti o Pagani, y que supera con creces la barrera psicológica del millar de caballos de potencia. La barrera de talento necesaria para acceder a un nicho de mercado como el de los hiperdeportivos es muy alta, y sólo unos pocos fabricantes a lo largo y ancho del mundo lo logran.

Los suecos de Koenigsegg han basado su estrategia en la radicalidad, frente al lujo. Aunque su primer superdeportivo “apenas” tenía 655 CV - el afamado Koenigsegg CC8S - su motor 4.7 V8 sobrealimentado por compresor ha ido evolucionando hasta los actuales 1.115 CV del Koenigsegg Agera R, cuyo motor 5.0 V8 con doble turboalimentación funciona con bioetanol E85. En Ginebra estos alocados suecos actualizan la gama Agera en base a 8 claves que desgranamos a continuación.

1. Llantas de fibra de carbono

Por primera vez, se montarán en un vehículo de producción llantas construidas 100% en fibra de carbono, que reducen en 20 kg las masas suspendidas. La tecnología se llama Aircore, y es propietaria de Koenigsegg. La única parte metálica es la tuerca central, el resto es fibra de carbono hueca.

2. Nanotecnología en el motor

Los Agera y Agera R incorporan una nueva tecnología de maquinado de las camisas de cilindros que emplea la nanotecnología. Gracias al uso combinado del láser se consigue un bloque motor preciso al 100% con las especificaciones técnicas y completamente libre de imperfecciones.

3. Nuevo sistema de gestión electrónica del motor

Aún cumpliendo los estándares OBD-II, el nuevo sistema de gestión electrónica de motor permite a los ingenieros de Koenigsegg un mejor control de los parámetros internos del vehículo cuando pase revisiones o detectar posibles fallos de manera prematura.

4. Más potencia, más rpm: 1.140 CV

El limitador de rpm se eleva hasta las 7.500 rpm (desde las 7.250 rpm originales), lo que eleva la potencia del Koenigsegg Agera R hasta los 960 CV funcionando con gasolina SP98 - desde los 940 CV - y eleva la potencia hasta 1.140 CV si el combustible usado es E85.

5. Suspensión Öhlins Triplex

Koenigsegg ha vuelto a establecer vínculos empresariales con el fabricante sueco de suspensiones Öhlins. De esta manera todo queda en casa y los Agera comienzan a montar una suspensión específicamente customizada que responde al nombre de Öhlins Triplex.

6. Control de estabilidad de serie

Junto al Dodge Viper, los Koenigsegg eran una de esas pocas excepciones locas de superdeportivos sin control de estabilidad. Por muy puristas que seamos, un coche de más de 1.000 CV sería conveniente que dispusiera de esta ayuda electrónica, que Koenigsegg denomina KES (Koenigsegg Electronic Stability).

7. Un escape más ligero y remodelado

Se ha rediseñado la parte final del sistema de escape, en especial el gigantesco silencioso. La nueva línea es ahora más ligera – lo que conlleva beneficios prestacionales, por pequeños que sean – y además mejora al flujo aerodinámico que llega al difusor trasero.

8. Alerones delanteros modificados

Más mejoras aerodinámicas en el frontal del coche contribuyen a aumentar en 20 kg el downforce aerodinámico cuando el coche rueda a 250 km/h. Igualmente, estas mejoras contribuyen a que también se reduzca el coeficiente aerodinámico y mejore ligeramente el consumo.

Estas son todas las mejoras sustanciales que Koenigsegg ha incorporado a los Agera. Estos suecos nos recuerdan que su hiperdeportivo acelera de 0 a 300 km/h en 14,53 segundos – más rápido que un Veyron – y que su velocidad punta sin certificar ronda los 440 km/h. Acelera hasta los 100 km/h en 2,9 segundos y hace el 0-300-0 en sólo 21 segundos. Cifras de mareo que se corresponden a un precio que se aproxima a los 1,3 millones de euros. Lo bueno nunca fue barato.

4
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: WCF En Diariomotor: Koenigsegg Agera R, el más rápido del mundo en los 0-300-0 km/h | Un Koenigsegg Agera R de récord hace el 0-300 km/h en 14.53 segundos | El Koenigsegg Agera R, 200 km/h desde parado en 7.5 segundos