"Project Detroit", el Ford Mustang de Microsoft y West Coast Custom

Fran López  | 

Personalmente, no soy demasiado amigo de los coches como demostraciones tecnológicas, plagados de gadgets y electrónica por doquier. Es cierto que cada vez están más presentes en cualquier automóvil moderno, incluso en un modesto utilitario, y que nos pueden hacer la vida a bordo mucho más fácil y cómoda, pero no es menos cierto que basar el atractivo de un coche en los gadgets que incorpora como equipamiento es un arma de doble filo, puesto que este, el tecnológico, es un mercado que rápidamente evoluciona (y, por ende, se queda desfasado mucho antes que el propio automóvil).

Tampoco exageramos demasiado diciendo que la conducción pura está en peligro de extinción, y aunque sistemas electrónicos como el ESP o el ABS nos hacen la vida más segura, si buscamos una conducción sin artificios tenemos que irnos a excepciones muy concretas o a coches mínimo de hace una o dos décadas. En fin, nos guste o no, es el futuro, y la tendencia es que esto vaya a mayores, estando también el automóvil repleto de chips de silicio. Esto que traemos aquí es un buen ejemplo de la combinación del automóvil más clásico con el mundo más actual del entretenimiento y la conectividad a bordo: un Ford Mustang customizado a base de tecnología Microsoft.

Denominado escuetamente como “Project Detroit”, este Ford Mustang es un trabajo de West Coast Custom (ampliamente conocidos por el programa “Pimp My Ride”), y aquí no se busca la personalización exterior o interior más puramente automovilística, sino el traer la tecnología, entretenimiento y conectividad del presente a un automóvil clásico sólo en estética. Decimos sólo en estética, puesto que la carrocería pertenece a un Mustang del ´67, pero toda su base, incluyendo chasis, motor y todo lo que no se ve a simple vista pertenece a un Ford Mustang GT 2012. Sin duda un buen y artesanal trabajo para traer el diseño clásico a un modelo actual.

En su exterior, este “Project Detroit” cuenta con cambios mínimos con respecto a lo que sería por apariencia su carrocería de pony car clásico. En esta personalización exterior entraría la pintura gris mate, la parrilla frontal aaderezada de luces LED azules o sus llantas de aleación, también iluminadas a base de diodos LED. Y yéndonos a su parte más tecnológica, aquí Microsoft se ha convertido en el único proveedor, algo que seguramente no le gustará lo más mínimo a los amantes del software libre ni a los fervorosos feligreses al club de fans de Jobs y la manzanita mordida.

Para comenzar, el coche cuenta con conexión inalámbrica WiFi. Hasta aquí nada extraordinario, pero si vamos un poco más allá, con un teléfono Windows Phone podríamos conocer su localización, abrir el coche e incluso arrancarlo. En la parte diestra del salpicadero, enfrente del pasajero delantero, encontramos una tablet PC con Windows (¿existe de eso?, pregunta retórica) para navegar por internet, hacer una búsqueda (por supuesto, con Bing) o ver películas, e incluso poder jugar a videojuegos con la Xbox 360 incluida.

Y si queremos cambiar de canción, contamos con una especie de sistema Kinect adaptado, con el que podemos cambiar de canción con sólo un gesto, gracias a la conexión entre el Windows Phone, el tablet PC y el sistema de audio. ¿El coche powered by Windows definitivo? Ahora es vuestro turno: podéis hacer todas las bromas que queráis con pantallazos azules y virus indeseables…

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor: Háztelo tú mismo: tu propia Ford Mustang de 1967 | Toyota y Microsoft se alían en materia de cloud computing

Vídeo destacado del Ford Mustang

Lee a continuación: McLaren M81 Mustang (1980): un pony con sabor a Fórmula 1

El Ford Mustang 2018 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Desde su lanzamiento en Europa en 2015 ha sido un éxito y ahora con la renovación esperan mejorar todavía más las cifras.

Ver todos los comentarios 18

          El Ford Mustang 2018 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Desde su lanzamiento en Europa en 2015 ha sido un éxito y ahora con la renovación esperan mejorar todavía más las cifras.