Toyota y Microsoft se alían en materia de cloud computing

Víctor Fernández  |  @vfdezd  | 

Toyota Prius plug-in hybrid

Se dice que el cloud computing es el futuro de internet. Para quien no sepa de qué va, una explicación sencilla (que me perdonen los expertos) sería el acceso a software y aplicaciones directamente desde la red, sin necesidad de contar con un almacenamiento físico en el dispositivo desde el que nos conectamos. Cuando aún ni siquiera se ha generalizado la conexión a internet en los coches, Toyota y Windows ya piensan a medio plazo para intentar implantar el uso de la nube en los coches.

Ambas compañías anunciaron ayer una alianza para desarrollar una plataforma de software para ofrecer servicios telemáticos, a los cuales se tendría acceso en la nube a través de una conexión a internet. Toyota aportará las aplicaciones telemáticas y Microsoft pondrá a su disposición Windows Azure, una plataforma en cloud computing que lleva en funcionamiento desde principios de 2010. Ambas partes realizarán una inversión conjunta de unos 1.000 millones de yenes, que al cambio son algo más de 8 millones de euros.

¿Para qué quieren esta tecnología? En una primera fase será implantada en los eléctricos e híbridos enchufables que lance Toyota en los próximos años, y cuyo desembarco tendrá lugar a partir de 2012. En este tipo de coches se usará para que los dueños de los coches puedan consultar en cualquier momento cuál es el estado de la carga de sus coches así como el consumo de energía que registren. En principio no lo veo muy novedoso, pero tienen más planes más allá de esto.

Toyota iQ FT-EV Concept

Toyota iQ FT-EV Concept

En 2015 esperan haber creado una plataforma completa de cloud computing a través de la cual canalizar todos los servicios telemáticos que vaya a ofrecer Toyota en sus coches. La idea final es que los dueños de los coches puedan hacer un control exhaustivo de su vehículo, para poder analizar en cualquier momento y desde cualquier parte el estado de carga de las baterías u otros parámetros. Esto implica obviamente conexión a internet de manera asequible en todos los coches, algo que debería desarollarse antes que el proyecto que aquí tratamos.

La colaboración entre Microsoft y Toyota no es nueva. De hecho, hace más de una década que llevan a cabo proyectos conjuntos. El último del que teníamos noticia es el Entune estrenado en el Toyota Prius v, un sistema de información y entretenimiento con conexión a internet que debería ir implementándose en los Toyota de producción en los próximos años. Por su parte, Microsoft colabora activamente en productos para automoción, como es el Sync de Ford o el Blue&Me de Fiat.

Fuente: Autonews
En Diariomotor: Wi-Fi, radio HD e iTunes, novedades multimedia de Ford | Háblale al coche y actualiza tu estado en Facebook, OnStar está en ello

Lee a continuación: El caso Pedalgate sigue vivo

Ver todos los comentarios 1
  • Interesante el primer paso. En los próximos meses y años veremos cómo la tecnología "de consumo" se integra cada vez más en los coches.

    Curiosamente el factor clave no creo que sean los eléctricos, sino la popularización de los dispositivos móviles con aplicaciones (smartphones, tablets) que pueden ser aplicados a coches, y además la reducción del ciclo de vida y tiempo de diseño de los coches.

    Antes al comprar un coche el equipo multimedia que montaba estaba diseñado hace tres años, llegaba al concesionario ya vetusto. Ahora se cambian los modelos cada menos tiempo y se diseñan en menos tiempo (imprescindible para ahorrar costes).