El Gobierno apuesta por bajar los impuestos a los automóviles

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Nuestra labor no es ni mucho menos la de ser alarmistas y catastrofistas, pero desde hace bastante tiempo venimos alertando de la complicada situación por la que pasa el sector del automóvil en España. No nos consolaremos con que el crecimiento de las ventas a flotas y rent a car esté maquillando la cruda realidad: los particulares siguen sin renovar su automóvil, y las ventas siguen cayendo mes a mes sin que veamos el fondo de una profunda crisis que requiere de soluciones contundentes e inmediatas.

El Gobierno ya ha proclamado su propia declaración de intenciones en boca del Ministerio del Interior, la seguridad vial de nuestras carreteras requiere la renovación del parque automovilístico y para ello habrá que rebajar los impuestos a los automóviles. No nos olvidemos que son varios los Ministerios que tendrán que implicarse en la tarea, desde Industria hasta Economía, y que estos aún tienen la última palabra para que la medida se haga efectiva.

Aún así no son pocos los que habrán respirado aliviados al ver que al menos se estén tomando en consideración decisiones que podrían hacer que se vislumbren por fin los primeros rayos de luz que anuncian el final del túnel.

Impuestos de los automóviles

El “rescate” de la industria del automóvil podría llegar en forma de rebaja fiscal

Las arcas públicas están sumidas en una profunda crisis. Aún así la rebaja de impuestos tal vez sea necesaria e imprescindible para sostener un sector básico de nuestra industria.

Según el Ministro del Interior un 44% de los automóviles en circulación en España ha vivido más de diez primaveras. Estamos hablando de una edad media en el parque automovilístico español que con creces supera la media europea. De proseguir el descenso en las ventas para 2014 más de la mitad de los automóviles podrían tener más de diez años. Para que la siniestralidad en las carreteras siga descendiendo y cumplamos los objetivos de impacto ambiental suscritos con la Unión Europea, es necesario que esta tendencia remita urgentemente.

El mayor temor de todos, y en especial de la industria del automóvil, estaba en la posibilidad de un aumento de los impuestos sobre el consumo: el IVA. De momento no hay confirmación de que esto vaya a suceder, es más, de las palabras del Ministro del Interior entendemos que una posible solución pasaría por una reducción de esta tasa impositiva en la compra de automóviles.

Ni mucho menos será la solución definitiva para la crisis por la que pasa España, es más, tan sólo será un parche. Por otro lado la idea de favorecer a un sector concreto como es la industria del automóvil, por mucho que a algunos nos pueda beneficiar, en los tiempos de austeridad y déficit público que vivimos no suena ni más ni menos lícito que el tan criticado rescate a bancos y cajas de 2008, con ciertos matices…

Impuestos de los automóviles

La industria del automóvil, un pilar fundamental de nuestra economía

La industria del automóvil en España depende del autoconsumo. Si las ventas no remontan nuestro país podría perder su posición privilegiada en Europa con la marcha de fabricantes y modelos que mantienen decenas de miles de puestos de empleo.

España tiene la suerte de ser un país productor de automóviles con superávit comercial, es decir, un índice de exportaciones superior al de importaciones. El problema es que de seguir el ritmo actual de descenso de las ventas la situación se podría revertir y la fabricación de automóviles que a día de hoy sustenta algunas fábricas en España está condicionada precisamente al autoconsumo, en otras palabras, a las ventas que se quedan en nuestro país. Si las ventas siguen cayendo no es de extrañar que la espantada se generalice y sean varias las marcas que abandonen su producción para marcharse a países más rentables, por ejemplo Turquía.

En resumidas cuentas, cualquier solución que anime el ámbito comercial del sector del automóvil siempre es bien recibida. Y nos guste o no la rebaja de impuestos puede ayudar a la industria a salir de esta crisis, aunque definitivamente no sea la mejor alternativa posible, ni tampoco la más justa.

Fuente: El Mundo
En Diariomotor: Cuídate de los idus de marzo: las ventas retroceden un 9.1% | Las ventas de febrero caen un 2%, marcando una estabilización del mercado | La Industria del Automóvil en España es cada vez más fuerte, pero necesita cuidados

Lee a continuación: Iraq afronta un futuro prometedor como mercado automovilístico

Ver todos los comentarios 12