CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Aquellos maravillosos años: el Gran Premio de España en el Jarama en 1970

Bonito documento histórico para la resaca de un fin de semana de Fórmula 1 con un Gran Premio de China que no sólo ha devuelto a las “flechas de plata” de Mercedes-Benz a lo más alto del cajón, desde que Fangio lo consiguiese en 1955 (ese mismo año la marca abandonaría la competición automovilística por la catástrofe de Le Mans); sino que también ha constatado que estamos ante un campeonato completamente abierto en el que no existe ningún favorito concreto. Tres carreras, tres escuderías triunfadoras y tres ganadores diferentes.

Un campeonato tan abierto como pintaba hace 32 años. El circuito del Jarama se engalanaba para recibir el Gran Premio de España de 1970, el segundo del año tras el disputado el Sudáfrica. Trece pilotos con menos de un segundo de diferencia en los entrenamientos oficiales pronosticaban una carrera divertida, con muchos aspirantes a la victoria y sin ningún favorito claro. El vídeo que os presentamos hoy nos muestra la cara más apasionante de esta competición y también los peligros que entrañaban aquellas carreras en las que los accidentes con graves consecuencias, lesiones importantes e incendios, eran por desgracia demasiado habituales.

La victoria aquel año sería para Jackie Stewart, más abultada de lo que se esperaba en los entrenamientos, con el segundo piloto Bruce McLaren con vuelta perdida.

En 1970 Jochen Rindt se convertiría en el único piloto de Fórmula 1 en ganar el campeonato a título postumo, tras fallecer en el circuito de Monza.

Una de las escenas más estremecedoras tenía lugar en la temible bajada de Bugatti. Jackie Oliver colisionaba con un jovencísimo Jacky Ickx cuyo Ferrari empezaba a arder. El belga tuvo ocasión de salir del monoplaza a tiempo, pero eso sí, con tan mala suerte de que su mono quedase impregnado de combustible y comenzase a arder. Por suerte Jacky pudo zafarse de las llamas revolcándose por el cesped mientras las asistencias trataban de rociarle con un extintor. Finalmente el piloto sufrió algunas lesiones por quemaduras en mano y brazo sin consecuencias demasiado graves.

Resulta cuanto menos sorprendente que la carrera continuase mientras el monoplaza de Ickx se consumía en la escapatoria, tras haber derramado combustible y aceite por la pista, esperando a los servicios de bomberos que tardarían más de diez minutos en sofocar el incendio.

Aquel año Jochen Rindt se convertiría con tan sólo 28 años en el protagonista de la temporada, encajando cinco victorias y cuatro de ellas seguidas que serían más que suficientes para convertirlo en campeón. Triste campeón, puesto que se alzaría con el campeonato a título póstumo tras fallecer en el Gran Premio de Italia en Monza ese mismo año. Curiosamente es posible que el accidente de Ickx en el Jarama pudiera tener una importancia crucial en el fallecimiento de Rindt. Hay quien dice que el alemán no se ajustaba correctamente los cinturones de seguridad por el temor de quedar atrapado en el monoplaza en caso de incendio…

Fuente: Axis of oversteerJalopnikWikipedia En Diariomotor: Gran Premio de Mónaco de 1984, así nacía el mito de Ayrton Senna | La Fórmula 1 cumple 60 años de competición | La carrera más dura de la historia