comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Renault

3 MIN

Renault quiere y necesita una sub-marca de lujo

La actualidad automovilística de la semana estará marcada, entre otras cosas, por el anuncio del lanzamiento de un prototipo muy prometedor al que ya hemos puesto cara y nombre: el Alpine A110-50. El sentimiento es casi unánime, nos encanta el resurgir de una marca con un nombre tan evocador y deportivo, con todo lo que conlleva. Pero parece que los planes de Renault podrían ir mucho más allá en sus aspiraciones de explorar nuevos territorios.

El periódico galo Les Echos cita al propio Carlos Tavares, director de operaciones de Renault, a la hora de asegurar que el siguiente paso será el lanzamiento de una marca de lujo y distinción. Renault quiere tener modelos diferentes y una nueva imagen de marca, en un movimiento similar al realizado por Citroën con su gama de vehículos DS. Para conferirle un nombre con tanta fuerza como el de Alpine, asegurarían incluso que se ha planteado la denominación Initiale Paris.

La denominación Initiale se ha asociado durante años a acabados tope de gama o incluso a un flamante prototipo de berlina de lujo presentado en 1995.

Los acuerdos con Daimler abrirían la puerta de los modelos de gama alta que podrían entrar dentro del catálogo de Initiale Paris, la marca de lujo de Renault.

Los planes de Renault para lanzar un producto premium, de gama alta, prácticamente se remontan al momento mismo en que finalizó la vida comercial del Vel Satis. La idea cobra sentido si tenemos en cuenta la colaboración entre Daimler y la tupla Renault-Nissan. Así como Mercedes-Benz se beneficiaba de la plataforma para vehículos comerciales de Renault con el nuevo Citan, los de Renault podría lanzar una berlina de lujo basada en tecnología Daimler. Por otro lado una marca “diferente” también podría ser un buen punto de partida para un turismo urbano distinguido que compartirá plataforma con el futuro smart forfour y podría buscar la diferenciación con un éxito comercial como es el Renault Twingo.

En los tiempos que corren cualquier es fuerzo es pequeño si de lo que se trata es de capear la crisis en Europa y abogar por productos que calen en el consumidor y consigan un margen de beneficios holgado para compensar la caída de las ventas. Está claro que el referente para los fabricantes galos está en el Grupo Volkswagen y la rentabilidad obtenida por cada venta. Una gama diferenciada, muy premium y de calidad, permitiría no sólo potenciar la imagen de marca sino también otorgar viabilidad a unos precios considerablemente mayores.

Recordemos que Renault también cuenta con Dacia, una marca de bajo coste en pleno crecimiento. Del lado nipón Nissan cuenta con su filial de lujo Infiniti y en breve con un nombre muy clásico que espera ganar peso en mercados emergentes como Datsun.

Fuente: Les Echos En Diariomotor: Renault-Nissan y Daimler confirmarán mañana su acuerdo | Renault está desarrollando un vehículo de lujo sobre una plataforma Daimler