Prototipo clásico: Avus quattro (1991) Por qué Audi también pudo tener su Veyron

 |  @davidvillarreal  | 

A finales de los años 90 el grupo Volkswagen AG se hacía con los derechos de la marca Bugatti y planificaba su regreso por todo lo alto con el que sería el deportivo de calle más rápido sobre la faz de la Tierra. Pero, ¿sabías que por aquellos años Bentley también pudo tener su Veyron? y lo que es aún más interesante, ¿sabías que Audi ya trabajaba en 1991 en un superdeportivo de características similares (salvando las distancias) a las del Bugatti Veyron? Qué mejor momento que este, en el que se está hablando de la posibilidad de un Audi superdeportivo, híbrido y diésel, para recordar esta curiosa historia.

En 1991 Audi nos presentaba varios prototipos que adelantarían lo que sucedería quince años después, el lanzamiento del Audi R8. Del primero ya os hablábamos hace tiempo, el Audi Quattro Spyder. Pero el verdaderamente interesante fue el Audi Avus quattro, una impresionante máquina futurista con cuerpo de aluminio y un motor central W12 de 509 CV de potencia que le permitía hacer el 0 a 100 km/h en menos de tres segundos y superar los 340 km/h de velocidad punta.

Hubiera sido uno de los deportivos más rápidos de su época, a la altura del propio McLaren F1.

Su nombre AVUS, un homenaje más al histórico circuito berlinés compuesto por dos inmensas rectas de más de dos kilómetros y dos curvas. ¿Qué nombre habría más apropiado que el de un circuito con rectas suficientemente largas como para alcanzar la máxima velocidad que pueda ofrecer un deportivo?

De haber seguido adelante en su propósito, Audi podría haber puesto en la calle uno de los deportivos más rápidos de la época, capaz de medirse de tú a tú con uno de los iconos y caza-récords más importante de los años 90, el McLaren F1. La técnica corría a cargo de un bloque de 6.0 litros y doce cilindros en tres bancos de cuatro cilindros cada uno, con 509 CV de potencia en total asociados – faltaría más – al sistema de tracción total quattro y un cambio manual de seis relaciones.

Bugatti se ganaría el superdeportivo más potente y rápido del grupo, y prácticamente de todos cuantos se hayan construido hasta la fecha, para celebrar un regreso triunfal bajo el mando de Volkswagen AG.

El Audi Avus quattro tenía todas las papeletas para convertirse en un deportivo de culto, diseño rompedor, puertas de tijera y un acabado de carrocería de aluminio pulimentado y abrillantado como homenaje a las clásicas flechas de plata de Auto Union en los años 30.

El resto de la historia ya la conocen. Ni el Bentley Hunaudières ni el Audi Avus quattro llegarían a los concesionarios y el encargado de convertirse en la punta de la lanza de la tecnología del grupo alemán sería el Bugatti 16.4 Veyron, que aún hoy en día sigue siendo uno de los deportivos más rápidos jamás construidos – y nos da la impresión que por mucho tiempo así seguirá siendo -.

Fuente: Audi
En Diariomotor: Audi quattro Spyder (1991) | Bentley Hunaudières (1999)

Lee a continuación: Prototipo clásico: BMW Z18. En 1995 BMW ya inventó el descapotable-todocamino

  • Luis Ortego

    Curioso ejemplo de una “rama” de la evolución del diseño de Audi que se quedó estancada y de la que sólo quedan este y el Spyder. No por casualidad en el carrusel del Museo Audi los tienen juntos…

  • sergio-bene

    interesante aunque el f1 tenia mucho mas que este audi hay que salvar las diferencias

  • mismo motor del wv w12?

  • ARGENTO71

    TE DIGO QUE LE CAMBIÁS LOS FAROS Y LE PONES UN FRONTAL TIPO A8 QUEDA ACTUALIZADO DE INMEDIATO ¡EH!.