Caso de éxito: así funciona la fórmula Dacia Sandero

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Ya podemos decir sin ruborizarnos ni temor a equivocarnos que el Dacia Sandero se ha convertido en uno de los líderes del mercado español y en un buen indicador de como hemos pasado de ser la España del Porsche Cayenne a la del utilitario de poco más de 5.000 euros. La crisis ha obligado al comprador a rebajar sus aspiraciones y conformarse con automóviles que hace tan solo unos años parecía que jamás triunfarían en estas latitudes.

Pero las razones que han empujado a Dacia hasta la situación actual, más allá de la crisis, pasan también por una serie de ayudas gubernamentales, el Plan PIVE, que ha permitido que sus productos se ofrezcan a un precio tan competitivo que sus rivales a día de hoy se pueden contar con los dedos de una mano. También es cierto que la renovación del Dacia Sandero y el Dacia Logan o la llegada de modelos como el Dacia Duster y el Dacia Lodgy, ahora con mayor equipamiento y solventando en cierta medida algunas limitaciones en términos de seguridad.

Dacia ha sabido venderse bien y evolucionar su línea de productos

Dacia Sandero

Los modelos de Dacia han evolucionado poquito a poco sin que su precio se resintiera.

La gente de marketing de Dacia ya sabía como promocionar su producto cuando sus esfuerzos se centraban en demostrarnos que realmente este coche era tan práctico y útil como cualquier otro, con un precio mucho más competitivo. Es más, vistos aquellos anuncios del Dacia Logan de hace seis años podría parecer que adquirir cualquier otro vehículo fuera poco menos que derrochar dinero y una decisión poco inteligente.

En estos años los modelos de Dacia han mejorado bastante en términos de seguridad, sin llegar a estar en el top de los rankings del EuroNCAP, mejorando su equipamiento y los revestimientos del habitáculo o incluso haciendo que estéticamente no sean tan feos como aquel Dacia Logan original que a muchos horrorizó.

El nuevo Dacia Sandero es un utilitario si no bello, al menos coqueto; el Dacia Duster tiene un aspecto de coche barato, es cierto, pero su estética SUV también hace lo propio para compensar su naturaleza económica; el Dacia Lodgy incluso, me resultó bonito y agradable estéticamente y logró que mi prueba – que se prolongó durante una semana – no fuera un castigo (bromas aparte) sino una buena experiencia.

El Plan PIVE es el verdadero revulsivo de Dacia

Dacia Sandero

Gracias a el Plan PIVE muchos clientes ven a Dacia como la oportunidad de renovar su coche antiguo por uno nuevo, con un precio equivalente al de un segunda mano.

Pero el verdadero boom de Dacia ha llegado con las ayudas del Plan PIVE para la renovación del parque automovilístico. El discurso de Dacia evolucionó, sin demasiados esfuerzos publicitarios, al de “cómprate un coche nuevo por el mismo precio que tendrías un segunda mano”. Y es que con los 2.000 euros de ayuda que se acumulan por parte del Gobierno, la marca y los concesionarios, puedes conseguir un coche en apariencia decente, como un Dacia Sandero, por algo más de 5.000 euros.

Es cierto que 5.000 euros es un precio gancho e incluye ayudas. Estamos hablando de un modelo muy básico que no se corresponde con las ventas mayoritarias que se producen en la realidad, que de serie no cuenta con cierre centralizado, aire acondicionado, elevalunas delanteros eléctricos (aún menos traseros), radio o unas mínimas llantas de aleación. Por suerte ABS, airbags laterales delanteros, anclajes ISOFIX y ESP, son de serie.

Pero en torno a 7.000 euros (con Plan PIVE) un Dacia Sandero Laureate ya cuenta con todo el equipamiento mínimo imprescindible que podríamos desear. Incluso si estamos dispuestos a invertir un poco más podremos equipar extras tan “lujosos” como los sensores de aparcamiento, los elevalunas traseros eléctricos, el equipo de navegación, unas llantas de aleación de 15” y ¡hasta tapicería de cuero! Aún así el precio final sigue siendo muy competitivo.

Dacia podría no haber alcanzado aún su techo de ventas

[Izq: Dacia Sandero / Dcha: Dacia Sandero Stepway]

Prolongándose a lo largo de buena parte de lo que queda de año el Plan PIVE, es probable que el Dacia Sandero aún no haya logrado su máximo volumen de ventas.

A finales de 2012 confirmábamos que Dacia había plantado cara a la crisis creciendo más de un 15%, cuando la tendencia general para la práctica mayoría de las marcas fue el retroceso de las ventas. El caso del Dacia Sandero es aún más notable si tenemos en cuenta que a finales de año se produjo la transición generacional, un periodo en el que lo habitual hubiera sido una acusada caída de las ventas seguida del impulso de las ventas del nuevo modelo en su estreno. En diciembre las ventas aumentaron un 85,9% respecto al año anterior y en el pasado mes de enero un espectacular 177,4% que ayudó a Dacia a doblar sus ventas.

En seis meses el Dacia Sandero ha pasado de estar desaparecido de las listas de ventas a lograr un meritorio primer puesto en las matriculaciones de enero. Y ojo, que con una gama muy limitada y productos con un enfoque tan concreto, Dacia ya se ha situado con un volumen de ventas muy cercano a marcas como Citroën o Ford.

Bien es cierto que estamos hablando de un periodo poco representativo, de apenas unos meses marcados por la crisis y el Plan PIVE. Pero pensemos que la dotación del renovado Plan PIVE II para 2013 nos hace pensar que las ayudas aún durarán buena parte de este año recién entrado, con lo cual es probable que Dacia aún no haya alcanzado su cota superior de ventas.

Dacia Sandero

En Diariomotor: Dacia Sandero y Sandero Stepway 2013, toma de contacto. ¿De “low-cost” a “compra inteligente”? | 5 curiosidades sobre las ventas de coches en España en 2012

Vídeo destacado del Dacia Sandero

Lee a continuación: Las matriculaciones siguen cayendo en enero, pero las ventas a particulares reciben un ligero respiro

Ver todos los comentarios 16