Infiniti, ahora sí, ataca al corazón de las berlinas alemanas

 |  @davidvillarreal  | 

Ya ha pasado un lustro desde que Infiniti desembarcase en Europa y en estos cinco años hemos podido comprobar la evolución de una marca, que aterrizó con una oferta de gama alta, o incluso muy alta, para amoldarse a la demanda de productos de potencia y precio más contenidos del Viejo Continente. La llegada de los primeros diésel supuso un hito, tan importante como el estreno de un cuatro cilindros de gasóleo y una potencia discreta de 170 CV.

A todos nos gustaría conducir turismos de alta cilindrada, pero la realidad es otra, también para los fabricantes de gama alta. Por esa misma razón, antes incluso de llegar a los concesionarios, el Infiniti Q50 2.2d ya dispone de todo lo necesario para convertirse en la espinita clavada en el corazón de los alemanes. Infiniti habla de “un diseño más emocional” que el apreciado “en un BMW Serie 3 o un Audi A4” y cito palabras textuales de su nota de prensa, lo cual es obvio y amén de un soplo de aire fresco, tampoco nos olvidemos de que muchos clientes que optan por un automóvil de estas características también buscan discreción, la discreción que quizás elude el Infiniti.

Pero la verdadera sorpresa podría ser su precio. Pensemos que este Infiniti Q50 podría partir por debajo de los 40.000 euros y convertirse en la alternativa ideal a berlinas de diversa índole.

Por sus dimensiones y practicidad este Infiniti Q50 se enclava entre dos categorías de berlina, la del segmento C y la del segmento D. Por equipamiento, distinción y representación, estará más cerca de un Audi A6, un BMW Serie 5 o un Mercedes Clase E, y precisamente ese será el rasero por el que debamos medir a este nuevo Q50.

La primera vez que me crucé por la calle con un Infiniti Q50, y lo documenté precisamente en Diariomotor, quedé prendado con su elegancia natural. Sigue siendo un producto con las claves de originalidad y modernismo que nos llegan del País del Sol Naciente, pero a mi parecer han ganado en elegancia para plantar cara a sus verdaderos rivales, los Lexus.

Por último y aunque ya os podamos adelantar que el motor más demandado seguirá siendo el diésel, también estará disponible un híbrido que combina un motor V6 de gasolina de 3.498 cm3 y un eléctrico de 50 kW (67 CV). En total combinan 364 CV y acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos. Junto con el Infiniti M35h serían los modelos más rápidos de la gama Infiniti.

Fuente: Infiniti
En Diariomotor: El Infiniti Q50 estrena motor diésel en el Salón de Ginebra | Infiniti Q50: tecnología, deportividad y un nuevo nombre para la renovada berlina de Infiniti

Lee a continuación: El Infiniti Q50 estrena motor diésel en el Salón de Ginebra

Solicita tu oferta desde 25.200 €
  • idiot

    cabrones!!

  • valvulitas

    bajo me modesta opinión, veo al lexus algo superior en aspecto fisico, pero eso de contar la version hibrida con caja de cambio cvt… descartado del tiron. he prabado ese tipo de cambio de lexus y le resta todo el placer de conduccion. sera todo lo sueve que quieras, pero ese resvalamiento por dios de la caja y esa sensación artificial que produce psicologicamente me mata. el infinity ahora tras montar la caja de mercedes la 7g tronic, puesta apunto por infinity sin haberla probado, si en mercedes, sera mil veces mejor. hay detalles que marcan la diferenicas

  • .Motorhome.

    La mejor berlina japonesa, en diseño, junto, al Mazda 6…

  • Patek

    El pellizco pronunciado a la altura de los hombros es genial, aunque se haya visto con anterioridad en BMW de manera más discreta, aparte de que la forma en que han esculpido la carrocería en general, alternando curvas y trazos rectos, en contraste con el mareante y demasiado orgánico M, denota una madurez estilística definitiva que sólo contribuirá a incrementar las ventas notablemente. Sólo espero que no se olviden de incorporar el cambio manual en los diésel y eventual V6 para seguir siendo la alternativa oriental a BMW.

  • Rest

    Prefiero BMW, d aquí a Lima.

  • Pingback: Infiniti Q50 premiere edition: 50 unidades a un precio imbatible()