Kia ofrece un pequeño adelanto de su nueva generación de motores de gasolina de tres y cuatro cilindros

 |  @davidvillarreal  | 

Ninguna marca puede permanecer impasible y ajena a la vorágine ahorradora, de consumos y emisiones de gases contaminantes, que se ha impuesto en Europa en los últimos años. Obviamente Kia, con todos los objetivos propuestos para el Viejo Continente, tampoco podía evitar la necesidad de desarrollar mecánicas muy eficientes para la nueva generación de productos que llegará en los años venideros.

La estrategia a seguir por Kia ha sido la más obvia y prácticamente consensuada por la mayoría de los fabricantes: el downsizing. La sobrealimentación se ha convertido en la especia perfecta del plato picante de los motores más potentes, también de los más modestos, que necesitarán una ayuda extra para mantener el sabor con un desplazamiento inferior y menos cilindros. Hablamos de un amplio espectro de motores de entre 1,0 y 2,0 litros y potencias comprendidas entre los 100 y los 245 CV, es decir, suficientes para copar la amplia mayoría de modelos y opciones que se comercializan actualmente en el mercado español.

Novedades para todos los motores de gasolina y en un extenso rango de potencias

Salvando las distancias, Kia ha encontrado su “Ecoboost” (motor de Ford) en el Kappa 1.0 T-GDI de tres cilindros, que se ofrecerá en dos sabores de 100 y 120 CV de potencia. El consumo de estos estaría sobre los 5 litros/100 kilómetros en una carrocería compacta como la del propio Kia cee’d. Los motores de cuatro cilindros seguirán en pleno auge con un contenido Kappa 1.2 T-GDI de 1.248 cm3 de desplazamiento que, sin que aún se haya especificado su potencia, rondará los registros de los actuales motores de 1.6 litros. Es decir, unos 135 CV de potencia.

Los motores más potentes correrán a cargo de un mejorado Gamma 1.6 T-GDI que con 1.561 cm3 desarrolla 204 CV y 265 Nm. El ejemplo más claro ya lo hemos visto en los nuevos Kia cee’d GT y pro_cee’d GT. Por encima, el bloque Theta-II 2.0 T-GDI seguirá dando guerra con potencias de hasta 245 CV.

Entre las medidas llevadas a cabo por Kia para lograr su objetivo están el alzado variable de válvulas, tanto en admisión como en escape, la inyección directa de alta presión, la sobrealimentación por uno y dos turbos secuenciales de baja inercia, una mejor refrigeración en el intercooler, la reducción de la presión a la salida del escape y una inyección más precisa con ayuda de la electrónica.

Fuente: Kia
Pruebas de Kia en Diariomotor: Kia Venga | Kia Cee’d | Kia Optima

Lee a continuación: Kia CUB: el coupé de cuatro puertas que todos desearíamos llegará a los concesionarios en forma de SUV

  • IGC

    Esto es lo de siempre: complicar los motores con elementos adicionales reduciendo su fiabilidad y aumentando el coste de reparación con vistas a ahorrar un poquito de combustible. Después, en condiciones reales, la reducción de consumo no es tan grande como se esperaba y a nada que se pise el acelerador se dispara.

    ¿Y no van a mejorar los diésel? Soy un gran fan de Kia pero creo que su punto débil son sus motores: consiguen menos aceleración y par de un 128 cv montado en un Ceed que el grupo VAG con un 105 cv montado en Leon/Golf y además el motor europeo consume mucho menos que el coreano.

    • Rest

      He probado el diesel d 90 Cv n el nuevo i30, va d lujo, anda bien, consume muy poco y no es nada rumoroso. En bajas y subiendo cuestas, demuestra ser un poco perezoso, reduces y problema resuelto; en autovías, sobrado d sobra.