Brabus 850 Shooting Brake 6.0 Biturbo 4MATIC, superdeportivo para toda la familia

 |  @sergioalvarez88  | 

El Salón de Frankfurt también es terreno para preparadores de alto nivel. Brabus nos presenta varios monstruos de la potencia, del que ya os hemos adelantado el Brabus 850 6.0 Biturbo iBusiness basado en la Clase S. El vehículo que tenemos delante se hace llamar Brabus 850 Shooting Brake 6.0 Biturbo 4MATIC y está construido sobre la base del Mercedes CLS 63 AMG 4MATIC. Lo que Brabus ha hecho es producir un vehículo familiar que puede dar más de un susto al Nissan GT-R o el Porsche 911 Turbo S.

En palabras del preparador, es el familiar más rápido jamás creado apto para circular por la vía pública. Es una máquina de lo más seria, con una bomba atómica por propulsor. Brabus ha partido del imponente 5.5 V8 Biturbo desarrollado por AMG, que en el CLS 63 AMG Shooting Brake S-Model desarrolla unos ya mareantes 585 CV. Por si esta potencia fuese poca, Brabus ha destripado el propulsor y lo ha mejorado en todo aspecto posiblemente imaginable. Todo ha comenzado con un aumento de cilindrada desde los 5.461 cc a 5.912 cc.

Potencia titánica, practicidad habitual

Acelera hasta los 100 km/h en sólo 3,1 segundos, con una velocidad punta limitada a 350 km/h. Y sigue teniendo un maletero enorme.

Después, han reemplazado los turbocompresores por otros de mayor tamaño y ha reforzado bloque y pistones. La admisión, con conductos forrados en oro, deja entrar más libremente el aire. Nuevos catalizadores deportivos ayudan a que los gases de escape no roben potencia al propulsor, que recibe una potenciación electrónica final. El resultado final son unos mareantes 850 CV – casi 300 CV sobre la potencia de serie – y un par motor de 1.450 Nm entre las 2.500 y las 4.500 rpm, similar al del Bugatti Veyron. No obstante, ha sido limitado a “sólo” 1.150 Nm.

Ha sido necesario para salvaguardar la integridad física de la caja de cambios de doble embrague MCT-Speedshift. Con semejante caballería comunicada a las cuatro ruedas, el Brabus 850 Shooting Brake 6.0 Biturbo 4MATIC acelera hasta los 100 km/h en sólo 3,1 segundos. Hablamos de cifras dignas de máquinas como el Lamborghini Aventador. La velocidad punta se ha autolimitado electrónicamente a 350 km/h, pero el potencial de este familiar es mayor, posiblemente unos 380 km/h. Y sigue sirviendo para ir a recoger a los niños al colegio.

Estéticamente, toma algunas partes prestadas del Brabus Rocket. Los paragolpes son nuevos en ambos casos y sobre la calandra se añaden nuevas tomas de aire para los intercoolers. Varios diseños de llantas se encuentran disponibles, con neumáticos de altas prestaciones en medida 255/30 ZR 20 para el eje delantero y 295/25 ZR 20 para el tren trasero. Los detalles aerodinámicos cuajan la carrocería de este Brabus, como el difusor trasero en fibra de carbono o la estilizada salida de ventilación del motor situada en las aletas laterales.

En el interior del coche encontramos lujo máximo completamente personalizable. El cuero Alcantara alcanza a superficies como el volante o ciertas molduras. Un tapizado bitono cubre los asientos, mientras que auténtica fibra de carbono recubre partes del salpicadero. Las alfombrillas llevan el logotipo de Brabus, así como los vanos retroiluminados de las puertas. La lista de opciones realmente no tiene límite, ya que sólo el tamaño de la chequera limita la imaginación. Podremos verlo en directo en el Salón de Frankfurt.

Fuente: AMS
En Diariomotor: Brabus 850 6.0 Biturbo iBusiness: llevando a un nuevo nivel al Mercedes S 63 AMG | Brabus WIDESTAR 800, el Mercedes G 65 AMG de 800 CV

Lee a continuación: Brabus 850 6.0 Biturbo iBusiness: llevando a un nuevo nivel al Mercedes S 63 AMG

Solicita tu oferta desde 65.125 €
  • xingular

    Parece Robocop. Ahora que se presenta el remake.

  • Daniel Aguilar

    que bestia, esos de brabus no se andan con cuentos

  • tipo anonimo

    whouuu pero que auto, me encantaría tenerlo para dejar en verguensa a todo esos niños que se creen toretto, ganándoles con mi auto familiar jajaja

  • ADN

    Me encanta el frente con todos esos agujeros, le dan un aspecto industrial racing
    .