9ff y SpeedArt insolventes: ¿Problemas en el paraíso?

 |  @davidvillarreal  | 

La crisis está poniendo en aprietos a muchos fabricantes, a los más grandes y a los más pequeños. Algunos ya ven luz al final del túnel, aparentemente el sector del automóvil en Europa tocaría fondo este año y en 2014 comenzaremos a ver un pequeño repunte en las ventas, un soplo de aire fresco para los grandes de la industria, marcas que llevan años de pérdidas en el Viejo Continente como Ford. Un repunte que probablemente llegará tarde para otros muchos, pequeñas empresas dedicadas a deportivos de pequeño volumen y preparaciones.

Gumpert en quiebra, Wiesmann a la bancarrota, de Artega hace tiempo que no sabemos nada y ahora son 9ff y speedART, dos preparadores alemanes con mucha solera especializados en Porsche, los que se declaran insolventes y solicitan protección a la administración alemana. Y si bien es cierto que por Europa no van demasiado bien las cosas, ¿no habrán encontrado respiro en el potencial de los mercados emergentes, Asia, China y Oriente Próximo?

9ff nacía en 2001 con el objetivo de transformar los mejores Porsche 911 en los superdeportivos más rápidos que hayan pisado alguna vez las autobahn que rodean a sus talleres en Dortmund. La última y brutal máquina que conocíamos, el 9ff GT9 Vmax se basaría en un 911 GT3 modificado, con dos turbos, mayor cilindrada y una potencia descomunal de 1.400 CV. Con tal despliegue de caballos, su construcción ligera (1.340 kilogramos), unos neumáticos especiales desarrollados por Continental y un envidiable trabajo aerodinámico, este avión alcanzaría los 437 km/h y superaría los registros del Bugatti Veyron Super Sport.

Sin las aspiraciones tan altas speedART también nos ha deleitado con preparaciones de todo tipo y para toda la gama Porsche. Y no solo para los modelos recién llegados, sino también accesorios de todo tipo para los ilustres veteranos, con un catálogo en el que nos podemos encontrar sistemas de escape para los 996 Turbo o incluso juegos de llantas “fuchs” de 17 y 18 pulgadas.

Según parece ni la demanda creciente de deportivos ultra-exclusivos, en algunos mercados como el asiático, está siendo suficiente alivio como para salvar el bache económico que atraviesa Europa y mantener las reservas. De momento la actividad de estas dos marcas no se ha detenido, a la espera de reestructuración y probablemente búsqueda de inversores que salvaguarde el negocio.

Fuente: Telegraaf.nl
En Diariomotor: 9ff GT9 Vmax, por fin destronando al Bugatti Veyron Super Sport | SpeedART pone a punto al nuevo Porsche Cayman

Lee a continuación: 9ff GT9 Vmax, por fin destronando al Bugatti Veyron Super Sport

  • Paco Tce

    Una pena la crisis se está llevando a muchos pequeños fabricantes y preparadores que hacían cosas muy especiales…

  • Patek

    9ff es uno de los preparadores/transformadores con más talento del panorama internacional. Ruf fue adquirida por Genii Capital hace unos meses. Esperemos que algún inversor los salve in extremis. SpeedArt no es comparable, es puro tuning menor.