Trollhättan fabrica su primer Saab 9-3 desde 2011 y muy pronto reanudará la producción

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Muy pronto se formalizará la resurrección de Saab, el momento en el que la factoría de Trollhättan retome su actividad para volver a fabricar el modelo Saab 9-3. Los suecos, ahora con el músculo financiero de un holding de Hong Kong y sin intervención alguna de General Motors, para lo bueno y para lo malo, se preparan para una nueva era que comenzará con el regreso del Saab 9-3 y su reincorporación progresiva a los concesionarios europeos.

Hace apenas unos días Trollhättan volvía a ponerse en marcha para fabricar el primer Saab 9-3 desde que en 2011 se detuviera la producción de la planta. De momento tan solo estamos ante una unidad de pre-serie y una prueba preliminar para verificar que las líneas de producción, y los procesos necesarios para ensamblar de nuevo automóviles, cumplen con lo esperado. El inicio de la producción en cadena no se producirá hasta dentro de unas semanas, tal vez incluso días, puesto que la propietaria de Saab – National Electric Vehicle Sweeden (NEVS) – aún sigue negociando con sus proveedores para salvar la pérdida de los suministros y la tecnología de General Motors.

Saab 9-3 2013 en Trollhättan

La nueva Saab ha podido adaptar la plataforma Phoenix para prescindir de General Motors, pero de momento el Saab 9-5 no volverá a producirse.

Recordemos que Saab, anteriormente en manos de General Motors, pasó a manos de este conglomerado asiático tras muchas reticencias por parte del grupo de Detroit. Los norteamericanos temían que su tecnología cayese en manos de sus rivales y ante la multitud de piezas y sobre todo motores y transmisiones que empleaba Saab del grupo General Motors, los suecos han tenido que entablar contacto con otros proveedores para poder volver a producir el Saab 9-3.

La mala noticia de los movimientos de Saab la tenemos en el cese de la producción del Saab 9-5, que de momento, sin el apoyo de General Motors, no volverá a fabricarse. Tampoco será un camino de rosas para el Saab 9-3, un modelo que se comercializó con carrocería berlina, familiar y descapotable y cuya tecnología data de 2002. Las únicas bazas que podrá jugar el 9-3 serán la imagen de Saab, que goza con muy buena reputación en muchos países, y más adelante el estreno de una variante eléctrica empleando la tecnología (motores y baterías) de State Power Group, también en manos del mencionado holding de Hong Kong. El mercado chino será providencial, tanto para el regreso del 9-3 como para el lanzamiento de su versión eléctrica.

La situación actual: Saab retomará en breve la producción del 9-3, pero nos consta que también están trabajando en el desarrollo de nuevos modelos bajo la plataforma Phoenix, salvando su desvinculación con General Motors. Para tranquilidad de los clientes de Saab en España también sabemos que los servicios de postventa no se han detenido y que recientemente se presentaba el Saab Service Club, un programa para propietarios con beneficios y descuentos exclusivos muy interesante.

Saab 9-3 2013 en Trollhättan

Los nuevos Saab lucirán, entre otras cosas, un nuevo emblema sobre el capó. El logotipo de Saab con fondo azul ha sido sustituido por un disco negro, mucho más sencillo, con el acrónimo de Svenska Aeroplan AB.

Cronología de la crisis y recuperación de Saab Automobile AB

[abril de 2011] Saab a punto de vender su fábrica para obtener liquidez inmediata
[agosto de 2011] Saab más cerca del abismo que nunca
[octubre de 2011] Saab vislumbra el final del túnel en el mercado chino
[noviembre de 2011] General Motors se interpone en la venta a los chinos
[junio de 2012] Saab cae en manos asiáticas y se reconvierte
[enero de 2013] Saab regresará a China fabricando un eléctrico y el viejo 9-3
[agosto de 2013] Saab sigue viva: presente y futuro del fabricante de Trollhättan

Fuente: Saab

Lee a continuación: Un balín blanco: 240 CV para el Abarth 500 de Zender

Ver todos los comentarios 5