Renault firma un importante acuerdo de colaboración con Dongfeng en China

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

El mercado automovilístico chino es el mayor mercado mundial de automóviles, y prácticamente todos los fabricantes mundiales estaban ya presentes en China. Incluso SEAT ha entrado recientemente en China. Renault era uno de los grandes ausentes, cosa que ya está en visos de ser solucionada. Los enormes impuestos a la importación de vehículos requieren que en China se lleve a cabo la fabricación, si se quiere tener un producto competitivo en precio. A las marcas de superlujo este problema no les afecta, lógicamente.

Renault acaba de asociarse al fabricante chino Dongfeng Motor, para la constitución de una joint-venture productiva con un porcentaje de participación 50-50. Este acuerdo está valorado en 1.300 millones de dólares, y las noticias son que el pasado día 5 de diciembre, el acuerdo ha recibido el visto bueno de la National Development and Reform Commission (NDRC), el organismo que regula este tipo de acuerdos en China. Y es así como nace la joint-venture Dongfeng-Renault Automotive Company (DRAC).

Common Module Family de Renault y Nissan

Hasta el momento la presencia en China había sido muy limitada. En 2012 importaron unos 30.000 coches a China, a través de Samsung Motors, sin mucho éxito. La nueva joint-venture productiva aspira a lograr una producción anual de 150.000 vehículos y motores, fundamentalmente monovolúmenes. Según el Wall Street Journal, la producción podría comenzar a primeros de 2015. Si todo va bien, la joint-venture podría comenzar a producir vehículos eléctricos y un todocamino, posiblemente el nuevo Captur o el Koleos.

Ambas empresas ya habían intentado lograr una joint-venture en 2004, sin éxito. Es difícil saber los términos del acuerdo de joint-venture que han firmado Dongfeng y Renault, pero la contraparte china tiene ya una amplia experiencia en este tipo de acuerdos. Dongfeng posee actualmente acuerdos con Honda y Kia, además del gran rival francés de Renault, el Grupo PSA-Citroën, una de las JV más fructíferas creadas en el país asiático que ha dado lugar a peculiares vehículos como el Citroën C-Quatre o el extraño Citroën C2 chino.

Por la parte que a Dongfeng respecta, se trata de un fabricante de propiedad estatal china, que en estos momentos es el segundo del país por producción y ventas, tras SAIC. Hasta octubre de 2013 han vendido 2,8 millones de vehículos y se ha rumoreado que esta gran empresa desea adquirir nada menos que el 30% del capital del Grupo PSA Peugeot-Citroën. Quizá esta nueva join-venture ayude a mejorar las maltrechas finanzas de Renault y suponga el primer paso de esta aventura francesa en China.

Fuente: Renault | WSJ
En Diariomotor: Dongfeng quiere adquirir el 30% del Grupo PSA Peugeot-Citroën

Lee a continuación: Renault Clio RS: Prueba y comparativa de "Pequeños GTI"

Ver todos los comentarios 6