Lamborghini Huracan: 5 claves para entender rápidamente al nuevo deportivo de Sant’Agata Bolognese

 |  @HerraizM  | 

Finalmente no fue Cabrera, se ha llamado Lamborghini Huracán y con él, los de Sant’Agata Bolognese nos presentan al sucesor del mismísimo Lamborghini Gallardo en una despedida que seguro que a muchos aún les cuesta creer… a fin de cuentas, el Gallardo ya lleva con nosotros 10 años.

Al Huracán no le faltan argumentos para hacer mucho más llevadera la despedida. Ha gozado de un buen recibimiento y no es desde luego para menos. Nos adentramos ahora, tras conocerlo hace sólo unos días, en un breve repaso, aprovechando la ocasión para enfrentarlo al pasado, al Gallardo, así como a sus rivales, el Ferrari 458 Italia y el McLaren MP4-12C.

610 caballos de un viejo conocido mecánico

El Lamborghini Huracán basa su mecánica en el bloque gasolina V10 de 5.2 litros que ya estaba presente en el Gallardo además de en el Audi R8, pero debidamente actualizado. Cuenta con una potencia de 610 caballos a 8.250 rpm y un par de 560 Nm a 6.500 rpm. Para su transmisión, Lamborghini recurre a un nuevo cambio de doble embrague y 7 relaciones, el Lamborghini Doppia Frizione.

Prestacionalmente marca una velocidad máxima de 325 km/h con una aceleración de 3.2 segundos en el 0 a 100 km/h, llegando a los 200 km/h en 9.9 segundos. Su consumo medio es de 12.5 l/100 km, cuenta con Stop&Start y cumple con la normativa Euro VI.

Aluminio, fibra de carbono y tracción total

La plataforma del Lamborghini Huracán será la misma sobre la que quedará articulado también la próxima generación del Audi R8. Está conformada por fibra de carbono para la base y aluminio en los elementos circundantes.

El resto de la parte ciclo queda en manos de unos frenos carbocerámicos que forman parte de la dotación de serie, un diferencial central con 3 modos de actuación que pasan por un modo de calle, un modo deportivo y un modo de circuito y un sistema de amortiguadores adaptativos.

Frente al Lamborghini Gallardo

El Huracán marca la despedida de un Gallardo que ha estado con nosotros desde el 2003. Que ha sido capaz de llevar a Lamborghini a producir 2.500 coches anuales y que aún hoy, antes de su despedida conseguía lucir bastante actual, igual de espectacular, aunque obviamente el paso del tiempo es implacable.

Bajo su ya eterna silueta nos encontrábamos con el mencionado V10 de 5.2 litros atmosférico, consiguiendo una potencia de 560 caballos y un par de 540 Nm. Su aceleración es de 3.7 segundos en el 0 a 100 km/h, mientras que su velocidad máxima es pareja a la del Huracán.

Lo hemos conocido con tracción total o con tracción trasera, manual o con una transmisión automática y vestido de multitud de colores de la mano de innumerables ediciones especiales. Actualmente en el mercado de ocasión español se pueden encontrar unidades por unos 70.000-80.000 euros.

Frente al McLaren MP4-12C y el Ferrari 458 Italia

Es el último de los superdeportivos medios en llegar y frente a él se encuentra el mismísimo Ferrari 458 Italia y el McLaren MP4-12C. Frente al V10 del Lamborghini el Ferrari y el McLaren hacen gala de un V8, atmosférico en el caso del Ferrari y doblemente sobrealimentado en el caso del inglés. Por potencia, frente a los 610 caballos del Lamborghini Ferrari hace gala de 570 caballos mientras que el McLaren cuenta con una potencia de 625 caballos, situándose así con el mayor bloque, manteniendo su condición de atmosférico, pero ofreciendo un nivel medio de potencia, siendo el único del trío en contar con tracción total.

Frente a las líneas fluidas del McLaren y del Ferrari el Lamborghini hace gala como no podía se de otra forma en la marca, de las rectas y aristas, destacando su recto capó delantero. Por supuesto podemos esperar una versión descapotable dispuesta a enfrentarse al McLaren 12C Spider y al Ferrari 458 Spider.

McLaren, Ferrari o Lamborghini… ¿con cuál de estos deportivos os quedaríais?

En Diariomotor: ¿Has escuchado ya al Lamborghini Huracán subiendo de vueltas y haciendo donuts?Lamborghini Huracán LP610-4: todo sobre el último astado italiano, la tormenta perfecta de Sant’Agata

Lee a continuación: DMC se atreve con el nuevo Lamborghini Huracán

Solicita tu oferta
  • Patek

    Sólo por ser la última oportunidad de tener un V10 en el garaje (en Europa) merece la pena. Al margen de tener más carácter por diseño que sus rivales.

  • ADN

    Me sorprende la forma en que la aceleración mejora en cada generación, más no así la velocidad punta que si bien en pocas ocasiones se llegará a ella, me parece algo conservadora considerando los más de 600 caballos del modelo.

    Hasta no poder probarlo, me parece un modelo bastante equilibrado, si sigue la linea de personalidad de los modelos de la marca tendrá un sello distintivo por encima de sus rivales.

  • r750

    ira incontenible por verlo y no tenerlo