Opel ADAM, a prueba. ¿Qué nos ofrece el urbanita más trendy de Opel?

 |  @davidvillarreal  | 

Abríamos esta prueba aseverando que el Opel ADAM es sobre todo personalización, un candidato más para completar la oferta de pequeños utilitarios de corte chic. En mayor o menor medida bien podría ser un rival del MINI y de otros modelos que más recientemente han ido incorporándose a esta tendencia, como el Fiat 500, el Audi A1 o el Citroën DS3.

Sin más preámbulos os hablaremos de este Opel ADAM SLAM que tuvimos ocasión de probar situándolo frente a sus rivales, definiendo las características por las cuales no es comparable a un Corsa o un Agila e indagando sus cualidades, sus posibilidades de equipamiento o hasta qué punto puede ser más o menos práctico por espacio o confort de su habitáculo. Veamos qué nos ofrece el Opel ADAM.

¿Dónde situamos al Opel ADAM?

Lo primero que tienes que entender es que el Opel ADAM no es tan práctico como un Corsa, su maletero es muy pequeño, las plazas traseras son dos, estrechas y poco cómodas, solo dispone de una carrocería de tres puertas y la oferta de motores se reduce a tres bloques de gasolina hasta los 100 CV. Pero en cualquier caso sus dimensiones son muy comedidas, ganando en maniobrabilidad en ciudad.

El ADAM tiene una longitud de 3,7 metros, una batalla generosa para su tamaño, de 2,31 metros, y una anchura de ejes similar a la de un Opel Corsa (1,485 metros delante y 1,478 metros detrás). Todo esto debería redundar en una buena habitabilidad y espacio a bordo, aunque al final – sobre todo con las dimensiones de llanta que se ofrece – donde más se nota es en su aplomo y agilidad. Pensemos que el ADAM tiene el centro de gravedad bajo y los ejes en los extremos.

El Opel ADAM es más largo que un Fiat 500 y similar en longitud al MINI saliente, puesto que la nueva generación (la que aparece en la infografía superior de ¿Qué coche me compro?) crecerá hasta los 3,8 metros. Rozando los 4 metros, el Audi A1 y el Citroën DS3 prácticamente estarían rozando un segmento superior, lo cual se nota sobre todo en su maletero, bastante más generoso que el de este ADAM.

El ADAM puedo configurarse con un colorido salpicadero en dos tonos, tapizados de piel, inserciones opcionales o incluso decoraciones especiales para el revestimiento del techo, como la trama ajedrezada de nuestra unidad de pruebas.

Dado que este Opel ADAM es comparativamente más caro que un Opel Corsa, lo primero que deberíamos exigir en su habitáculo es un toque de diseño y calidad extra, del que en efecto salta a la vista goza este coche. El ADAM no recurre a materiales nobles, salvo que los escojamos como costosos extras en forma de tapizados de piel y otros revestimientos adicionales, pero sí buenos ajustes y sobre todo un diseño más atrevido y visualmente atractivo que lo que habitualmente nos puede ofrecer un utilitario generalista.

El detalle de la decoración del habitáculo en dos tonos, es realmente llamativo y en cuanto a calidad percibida estaría un escalón por encima de lo apreciado en un Fiat 500. El tacto del volante forrado en piel, también nos gusta, como los tapizados mixtos de piel y tela de la versión que probamos, muy agradables y cómodos.

Como en el exterior, las posibilidades de personalización del interior son altísimas. Basta ver la trama ajedrezada, a modo bandera de cuadros, que decoraba el tapizado del techo de nuestro ADAM de pruebas.

IntelliLink: un equipo multimedia moderno y asequible que depende de tu smartphone

El carácter económico de IntelliLink se basa en que las funcionalidades más básicas, incluida la navegación, dependen de aplicaciones de terceros residentes en nuestro smartphone.

Hoy en día no recomendaría configurar un coche como este Opel ADAM sin un buen equipo multimedia, con pantalla generosa, conectividad y navegador. La solución de Opel, la que podéis ver en la unidad que probamos, pasa por el sistema IntelliLink con pantalla táctil de 6,95”, configurable por solo 310 euros.

La razón por la cual es tan económico se debe sobre todo a que para recurrir a funciones relativamente básicas, como navegación o música en streaming tendremos que conectarlo a aplicaciones de terceros residentes en nuestro móvil. La aplicación disponible para el navegador, BringGo, exige pago por suscripción. En líneas generales, IntelliLink es exactamente lo mismo que MyLink, sistema de Chevrolet del cual ya os hemos hablado en Tecmovia.

La idea de utilizar un sistema económico que aprovecha la potencia de los smartphone actuales, me gusta mucho, aunque sería más útil si la lista de aplicaciones compatibles creciera. Lo que no me gusta tanto es la posición de la pantalla de IntelliLink, que por los aireadores del equipo de climatización, está demasiado baja para facilitar nuestra visión en marcha (por ejemplo para observar la cartografía sin desviar la vista de la carretera). En el Mini, con su interfaz circular, o en el Audi A1 (ver fotografía), su posición está más lograda.

El Opel ADAM presume de extras para el confort, el entretenimiento y las ayudas a la conducción

Más allá de personalización, el ADAM también cuenta con numerosos extras opcionales pensados para hacernos la vida a bordo más cómoda y sencilla.

Otra de las razones que nos podrían seducir del nuevo Opel ADAM, el extenso catálogo de extras opcionales disponibles, pensados para la seguridad y el confort del coche. Al sistema IntelliLink se añaden toda una serie de asistencias a la conducción que incluyen sensores de aparcamiento, Aparcamiento Pilotado automático (el sistema se encarga de maniobrar automáticamente la dirección y tú solo deberás controlar el acelerador, el freno y el cambio), dirección asistida con modo City (para maniobrar con mayor comodidad), Alerta de Ángulos Muertos (con un luminoso en el retrovisor y una señal acústica), climatizador (y volante y asientos calefactados), pack de iluminación interior mediante LED (se puede configurar a nuestro gusto el color de la luz y su intensidad).

Como viene siendo habitual en todos los modelos de Opel, el ADAM también cuenta con un portabicicletas específico, el denominado Opel FlexFix. En el caso del ADAM, Opel ha optado por un sistema FlexFix minimalista, que también se integra en la matrícula, aunque su capacidad está restringida a dos bicicletas.

El acceso a las plazas traseras se practica de forma muy sencilla abatiendo los asientos mediante un sistema manual con memoria (el asiento regresa a la posición inicial). Los asientos traseros son cómodos y anchos, teniendo en cuenta que hay dos butacas completas. Salvando que su altura y espacio para las piernas no sea muy holgado, se pueden utilizar ocasionalmente por dos pasajeros adultos, aunque evidentemente no son cómodos para un viaje.

El maletero del ADAM es realmente pequeño, aunque lo ideal es aprovechar la banqueta posterior abatible en dos piezas (50/50) para maximizar la carga viajando en modo “biplaza”.

Ya os decíamos que el maletero de Opel ADAM es realmente pequeño. Su capacidad es de 170 litros y ni tan siquiera lleva rueda de repuesto temporal, que es opcional. En el lugar de esta rueda de repuesto se han creado unos receptáculos en un doble fondo para guardar un kit de reparación de pinchazos y para situar la etapa del equipo de sonido Infinity de las versiones mejor equipadas.

Descarta por lo tanto viajar con tres o cuatro personas y su equipaje, este modelo no ha sido pensado para eso. En cualquier caso, para el día a día en el que viajaremos solos o con un acompañante, siempre contamos con la posibilidad de abatir los respaldos traseros (en dos piezas simétricas) extendiendo el espacio de carga a cerca de 500 litros y contando con una boca de carga del maletero realmente generosa.

No te vayas muy lejos. En la tercera y última parte de esta prueba os hablaremos de motores y dinámica.

En Diariomotor: El Opel Adam estrena un motor 1.0 turbo tricilíndrico de 115 CV | Opel ADAM 2013: el urbanita más personalizable, a fondo

Lee a continuación: Opel ADAM, a prueba. Personalización y estilo para huir del utilitario mainstream

Solicita tu oferta desde 9.650 €
  • Alberto Piqueras Ramos

    Interesante motor muestra el Adam con su nuevo 1.0 turbo tricilíndrico de 115 cv, lástima que no nos dicen cual es el par del motor y a que vueltas está disponible.
    De mi parte lo veo al pequeño Adam, muy lejos de los Mini, Audi 1 y DS 3, ni siquiera en el mismo segmento; pero cada uno tiene derecho de opinar como mejor vean sus ojos, con o sin lentes.

    Saludos.