La familia Porsche sigue enfrentándose a las consecuencias de la compra fallida de Volkswagen

 |  @davidvillarreal  | 

Las consecuencias de aquellos años convulsos en los que Porsche estuvo a punto de comprar Volkswagen, en los que el pez pequeño quería comerse al pez grande, aún siguen trayendo de cabeza a Wolfgang Porsche y Ferdinand Piëch, propietarios de la marca de Stuttgart y nietos herederos de Ferdinand Porsche. Ambos siguen inmersos en un largo proceso judicial iniciado por siete fondos de inversión que creen que en aquellos movimientos que se produjeron entre 2005 y 2008 hubo maniobras especulativas de guante blanco, un ataque deliberado al mercado para adulterar el precio de las acciones de Volkswagen.

Recordemos que en aquellos años comenzó a correr como la pólvora el rumor de que la familia Porsche iba a tomar el control de Volkswagen. Aquello supuso una auténtica convulsión en el mercado de valores, haciendo que en poco más de un mes las acciones de Volkswagen duplicasen su valor y alcanzasen un máximo histórico en torno a los 500 euros (para hacernos una idea, hoy cotizan sobre los 180 euros). ¿De dónde surgió aquel rumor? ¿Por qué Porsche acumuló deudas millonarias para comprar acciones de Volkswagen?

Los rumores que apuntaban a la intención de Porsche de comprar Volkswagen hicieron que las acciones de esta última crecieran como la espuma y duplicasen su valor en unas semanas.

Los demandantes ven en la actitud de Wolfgang y Ferdinand un movimiento especulativo ilegal, comparable al de la ficción basada en hechos reales de películas como Wall Street. Un movimiento que habría conseguido que aquellos que gozaban de un acceso privilegiado a la situación real de Porsche SE y Volkswagen AG pudieran lograr beneficios millonarios.

Aquel movimiento en falso de Porsche SE se detuvo abruptamente y salieron a la luz las deudas que habían estado acumulando para contraer acciones de Volkswagen AG y finalmente, fue este último quien aglutinó las participaciones de Porsche hasta alcanzar el 100% en el verano de 2012. De esta forma, a día de hoy sí podemos decir que Porsche es parte de Volkswagen AG.

Como podrán imaginarse, Porsche SE sigue defendiendo la inocencia de Wolfgang y Ferdinand y cree que la última decisión de los siete fondos de inversión demandantes de iniciar una causa civil en los juzgados regionales de Frankfurt am Main solo responde a una táctica de presión para comprometer la posición de los herederos de Porsche, que se enfrentan a una compensación de 1.800 millones de euros. Aunque en los últimos años también han tenido que enfrentar otras causas relacionadas con aquella toma de control fallida de Volkswagen en Estados Unidos y en Reino Unido, de momento han logrado que todas ellas se centralicen en los juzgados alemanes.

Fuente: Porsche SE
En Diariomotor: Volkswagen AG se hace con el trozo restante de Porsche

Lee a continuación: Renault y Nissan quieren afianzar aún más su relación y aumentar sinergias