comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

5 MIN

La Fórmula 1 comienza a probar llantas de 18", ¿por qué se han mantenido hasta ahora 13"?

Ya os hemos hablado largo y tendido de la tendencia, la obsesión casi enfermiza, en el área de producto de la industria del automóvil, por ofrecer llantas de diámetro cada vez mayor. Pero, ¿qué sucede en la Fórmula 1? La competición que se vanagloria de ser la punta de la lanza de la tecnología, de lograr – en cierta medida – que las soluciones técnicas más avanzadas lleguen algún día a nuestros coches de calle, lleva años cerrada en banda, perpetuando las 13”, llantas extremadamente pequeñas y neumáticos de gran perfil. Lo cual también tiene su explicación. Pero, ¿qué aspecto tiene un Fórmula 1 con llantas de 18”?

Para bien o para mal, la Fórmula 1 se ha transformado en todos estos años con la excusa de lograr ciertos objetivos, seguridad, una mayor eficiencia, el ahorro de costes y, en última instancia, garantizar una transferencia tecnológica mayor entre la calle y los circuitos. Es en este último punto en el que entrarían en juego las llantas de 18”, que por técnica, pero sobre todo por estética, serían más parecidas a las que utiliza hoy en día cualquier turismo.

¿Por qué se han mantenido las llantas de 13” durante estos años?

La Fórmula 1 no quiere monoplazas más rápidos, por cuestiones de seguridad. Eso, unido al hecho de que un cambio de llanta suponga un esfuerzo importante en desarrollo, son solo dos de los factores que han influido para no haber evolucionado antes hacia las 18”.

Existe un razonamiento lógico para entender por qué la Fórmula 1 ha mantenido la llanta de 13” en todos estos años, mi compañero José Tellaetxe ya os lo contaba hace un año en una reflexión sobre Pirelli en la Fórmula 1. Al igual que sucede en un coche o, mejor dicho, en una magnitud muy superior y relevante, un monoplaza no entiende el trabajo del conjunto de las suspensiones sin el neumático. El neumático es la superficie que en última instancia mantiene el contacto con el asfalto, y más allá de adherencia, durabilidad y decenas de cualidades más que no nos detendremos a enumerar ahora, forma parte de un complejo engranaje de trabajo solidario con los brazos de las suspensiones.

La utilización de gomas de gran perfil y llantas pequeñas ha sido por lo tanto uno de los paradigmas en el diseño de los monoplazas modernos. El esquema de suspensiones de un monoplaza está diseñado para trabajar con el conjunto de llanta y neumático actual, también su aerodinámica. Una llanta mayor permitiría utilizar frenos más potentes, acortar metros al llegar a cada curva. Probablemente facilitaría diseñar neumáticos más efectivos y duraderos, ganar – en última instancia – seguridad.

Con lo cual podemos llegar a pensar que la excusa de mantener las 13” no respondía a una cuestión de prestaciones sino, muy probablemente, a una combinación de dos factores, la seguridad, puesto que la Fórmula 1 no aboga por monoplazas más rápidos y por ende propensos a sufrir graves accidentes; y el coste, puesto que un cambio de llantas de 13” a 18” supondría, como mínimo, un intenso trabajo de desarrollo para los equipos en colaboración con el fabricante del neumático.

[video_adspot]https://www.youtube.com/watch?v=NwxeDWuUeMg[/video_adspot]

Michelin condiciona su regreso a la Fórmula 1, entre otras cosas, al uso de llantas de mayor diámetro, similares a las empleadas en otros campeonatos como la Fórmula E o el mundial de resistencia WEC.

Pero estaréis conmigo en que, aunque solo sea por estética, emplear llantas mayores, como las 18” que prueba Pirelli en estos días, es una de las tareas que la federación ha ido retrasando por todos los cambios que supondría. En los últimos años, Pirelli ha dejado caer la posibilidad de abogar por llantas mayores y menos goma.

Un cambio en el reglamento como este también podría suponer animar a otros fabricantes, como Michelin, regresar a la Fórmula 1. Michelin ha sido una de las marcas que más ha insistido en este punto como. Diariomotor ha tenido ocasión de hablar en más de una ocasión con Pascal Couasnon, Director de Motorsport del fabricante galo de neumáticos, y nos ha contado que, entre otras razones, regresarían a una Fórmula 1 con llantas y neumáticos más parecidos a los empleados por los automóviles de calle y a una Fórmula 1 en la que un constructor no monopolice el suministro de neumáticos. Quieren batalla, recordar aquellos duelos en el paddock más recientes, como los librados entre Michelin y Bridgestone.

Pirelli pretende que las llantas de 18” comiencen a utilizarse de aquí a 2017, aunque se ven en disposición de que el cambio se produzca antes, en 2016.

Durante estos días Lotus ha estado probando las llantas de 18” en los tests de Silverstone. Definitivamente no ha logrado tiempos mejores que los del resto de equipos con llantas de 13”. Es más, tras 14 vueltas con 18”, el Lotus pilotado por Charles Pic se quedó a más de 9 segundos en su mejor vuelta del tiempo marcado por Bianchi en el Ferrari con 13”.

El Director de Motorsport de Pirelli, Paul Hembery, ha declarado que estas primeras pruebas han sido muy satisfactorias. Su objetivo no era lograr tiempos, demostrar que a nivel de prestaciones las 18” tienen sentido, sino facilitar el trabajo de la simulación informática confirmando ciertas cuestiones teóricas. Pirelli ha comprobado que un neumático en 18” será más sensible al cámber, contará con perfiles más rígidos y las variaciones de presión serán mayores.

En definitiva, el objetivo de esta primera prueba pasaba por recabar cierta información que ayude a Pirelli y a los equipos a buscar el modo de adaptarse a las 18” con el menor número de cambios posible. Aunque se está hablando de introducir las 18” en 2017, Pirelli ya advierte que podrían estar en disposición de ofrecerlo un año antes, en 2016, en dos temporadas.

Y a nivel estético, ¿qué te parecen estas llantas de 18” doradas en un Lotus?

En Diariomotor: Pirelli en Fórmula 1, una historia que no acaba de cuajar