Nissan Pulsar 2014 a prueba: conociendo a fondo al compacto japonés más español

Viajamos a Barcelona para poner a prueba al Nissan Pulsar. Lo probamos tanto en versión diésel de 110 cv como en gasolina de 115 cv. Está disponible desde octubre con un precio promociona de 13.900 euros. Conoce nuestras primeras impresiones, todos los detalles, precios, gama...
 |  @HerraizM  | 

Nissan culmina un año de lanzamientos adentrándose en el segmento de los compactos. Lo hace de la mano del nuevo Nissan Pulsar, un compacto disponible sólo como alternativa de 5 puertas al que se le ha aplicado todo el lenguaje de diseño que ya conocíamos de la gama crossover, con el nuevo Nissan Qashqai y el Nuevo Nissan X-Trail, con un importante enfoque práctico, confortable y una buena relación equipamiento – gadgets – precio.

Con un precio promocional de 13.900 euros, acompañado de un buen acabado de partida y disponible por ahora con la mecánica gasolina 1.2 DIG-T de 115 caballos y el diésel 1.5 dCi de 110 caballos, además de una futura alternativa gasolina 1.6 DIG-T de 190 caballos, el Nissan Pulsar buscará cerrar el espacio que hasta ahora existía en la marca entre el segmento B y los SUV, además de impulsar a la marca hasta el objetivo confeso de ser la primera marca asiática en Europa.

Nos ponemos al volante del Nissan Pulsar y probamos tanto la alternativa de gasolina de 115 caballos como el diésel de 110, ¿habrá conseguido convencernos la nueva apuesta de Nissan?

Un año de novedades

Intensos. Desde luego los últimos 12 meses han sido más que movidos para la firma japonesa, a cambio, se presentan en el mercado con una gama prácticamente renovada en su totalidad, arrancando por un Nissan Micra presentado en septiembre de 2013, seguido por el nuevo Nissan Note, al que conocimos en octubre de 2013.

La gama SUV también se ha sometido a un profundo cambio en el caso del nuevo Nissan Qashqai y Nissan X-Trail, a los que conocimos en Enero y julio de 2014 respectivamente, junto a un Nissan Juke también actualizado, aunque más levemente, que debutó en junio.

No perdemos de vista tampoco la ofensiva industrial con los camiones NT400 y NT500 y la furgoneta eléctrica e-NV200.

Cierra este año de novedades el Nissan Pulsar, que supone además el regreso de Nissan al segmento de los compactos donde sólo había estado presente en los últimos años desde el segmento SUV con el Nissan Qashqai. Anteriormente, en 1988, estuvo presente de la mano del Nissan Sunny, llegando en 1995 el Nissan Almera.

Con esta ofensiva de modelos la firma se ha asegurado la presencia de una gama en la que se espera que el 90% total de las ventas lleven menos de 1 año de vida en el mercado.

Su diseño exterior: herencia Qashqai

Hora de empezar a adentrarnos en las claves del nuevo Nissan Pulsar, comenzado por su diseño. Desde la firma lo definen brevemente como “dinámico y elegante”, pero esa es una apreciación demasiado general y ya demasiado utilizada.

Si algo queda claro en un primer vistazo al Nissan Pulsar son sus enormes semejanzas con el Nissan Qashqai. Se ha trasladado el lenguaje de diseño del Qashqai a un nuevo terreno, encontrándonos además con elementos comunes también en el X-Trail como la parrilla en V, reforzada desde el capó por una pareja de nervios.

Disponible sólo con carrocería de 5 puertas, nos encontramos en su lateral con todo un amplio repertorio de nervaduras, aristas y curvas que van desde los pasos de rueda delanteros hasta una zaga donde nos volvemos a encontrar con ese lenguaje de diseño común con la gama SUV destacando elementos como las grandes ópticas o su alerón sobre el portón del maletero.

En cifras, el Nissan Pulsar cuenta con una longitud de 4.388 mm, una anchura de 1.768 mm, una altura de 1.520 mm y una distancia entre ejes de 2.700 mm.

Su acabado interior: con un gran espacio por bandera

Dejamos a un lado ese familiar diseño exterior y nos adentramos en su habitáculo. Nos recibe un volante que de nuevo nos recuerda al nuevo Nissan Qashqai y X-Trail, al igual que la instrumentación, la pantalla multimedia y sus botones periféricos, pero aquí, en su interior, si nos encontramos con elementos de lenguaje propios, como la curvatura del salpicadero y una interesante filigrana en la consola central, con cierto aspecto de consola flotante por su parte superior.

El salpicadero ofrece un tacto blando en su mayor parte, encontrándonos con la parte peor acabada en la guantera. Las superficies blandas se extienden también a los guarnecidos de las puertas ofreciendo en líneas generales un buen acabado y un nivel correcto de ajustes, aunque ciertos botones tienen un aspecto un tanto tosco, como los dedicados a la temperatura del climatizador.

Pero hablemos de habitabilidad y es que si algo merece ser altamente remarcado en el interior de este Nissan Pulsar es su amplitud.

Tanto las plazas delanteras como las traseras nos brindan una excelente ración de espacio, llegando incluso a cotas de segmentos muy superiores. El puesto de conducción se antoja algo elevado, pero no hay pega alguna en cuanto a anchura o altura disponible y mucho menos espacio longitudinal.

Las plazas traseras se muestran más que óptimas para poder viajar cómodos tres adultos, teniendo presente que estamos ante un coche del segmento C. Sentados tras el asiento del conductor, configurado para un conductor de 1.80 metros, nos encontramos con un espacio más que de sobra para estirar las piernas.

Pero, ¿cómo ha influido todo este espacio interior en el maletero?¿se ha perdido mucha capacidad?

Ni mucho menos, la buena longitud del coche y la gran distancia entre ejes de su plataforma permite una buena capacidad de maletero, contando con capacidad de carga para 385 litros, 1.395 litros si abatimos los asientos trasero.

Desde luego su espacio interior es la mejor virtud del Pulsar, siendo algo mejorables los acabados de ciertos botones y encontrándonos con un ajuste correcto y buena presencia de materiales blandos.

A prueba el 1.2 DIG-T gasolina de 115 caballos

Es el turno de ver como se desenvuelve en movimiento, comenzando con la propuesta gasolina 1.2 DIG-T de 115 caballos.

Esta mecánica de 4 cilindros y desarrollada bajo la alianza con Renault, desarrolla, además de 115 caballos a 4.000 rpm, un par de 190 Nm a 2.000 rpm, registrando un 0 a 100 km/h en 10.7 segundos con un consumo medio de 5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 117 g/km. Además de la caja de cambios manual de 6 velocidades de la unidad que probamos también se encuentra disponible la caja de cambios automática (de variador continuo) xTronic.

Presionamos el botón de arranque (el Pulsar cuenta con llave inteligente desde su segundo nivel de acabado), acomodamos un puesto de conducción que se resiste dando lugar a una posición ligeramente elevada y nos ponemos en marcha desde Barcelona rumbo a Girona, a L’Empordá.

Desde las primeras transiciones con la caja de cambios, los primeros baches y en definitiva los primeros metros, queda clara una vocación confortable. La suspensión nos brinda un tarado blando, dedicado a absorber con bastante eficacia cuanto le echemos, presentando algún ligero balanceo en su paso por curva, aunque convence el compromiso entre comodidad y firmeza en curva que ofrece.

El tacto de la dirección sigue un camino similar al de la suspensión, algo que podemos aplicar también al tarado de la caja de cambios. Es de tacto agradable, con un buen nivel de dureza sin caer en una asistencia excesiva. El cambio, al tacto, nos ofrece una palanca con unos recorridos intermedios pero sobre todo con un paso entre marchas bastante cómodo, incluso un punto más blando del tarado óptimo.

Queda por tanto bien definida su enfoque dinámico práctico, agradable y cómodo desde las suspensiones, dirección y conjunto de suspensiones, pero ¿y su motor?

Con un sonido que queda definido por una buena sucesión de soplidos llegados desde el turbo en cada transición, silencioso más allá de esto soplidos, la mecánica gasolina nos brinda una respuesta algo ensombrecida por unos desarrollos demasiado largos que nos exigirán bajar una marcha, incluso dos, en ciertos adelantamientos. Si nos decidimos a permanecer en sexta durante un adelantamiento tendremos que ser pacientes, su ritmo sube con más pausa de lo deseable.

A prueba el diésel 1.5 dCi de 110 caballos

Aparcamos la mecánica gasolina y nos ponemos al volante de la versión diésel, en esta ocasión para realizar el camino inverso y volver a Barcelona.

El bloque diésel del Pulsar es un 1.5 dCi de 110 caballos desarrollado también bajo la alianza Nissan-Renault. Cuenta con un par de 260 Nm y su consumo medio queda en unos sugerentes 3.6 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 94 g/km. En este caso para su transmisión sólo podemos escoger una caja de cambios manual de 6 velocidades.

En marcha nos encontramos, curiosamente dada su condición de diésel, con un buen nivel de insonorización. Queda más que patente cuando escuchamos la mecánica desde el exterior y seguidamente nos zambullimos en el interior del Pulsar con la ventanillas cerradas.

Aplicables las notas antes señaladas para la versión gasolina en lo que se refiere a suspensiones, dirección y tacto del cambio nos encontramos ahora con una mecánica que sí nos ofrece ese empuje que echábamos en falta en el gasolina, dejando claro el gran salto de par que existe entre ambos a pesar de contar con 5 caballos menos que el gasolina.

Me parece a priori más aconsejable para el grueso de clientes la alternativa diésel y no por consumos (no hemos podido hacer una análisis exhaustivo de consumos) sino por facilidad de uso. Si nos decantamos por el gasolina simplemente basta con buscarle el ritmo adecuado rodando en un régimen mayor, donde por otro lado se desenvuelve con mayor soltura que el diésel.

A la venta desde 13.900 euros. Detalles de su comercialización, gama, precios y acabados

La comercialización del Nissan Pulsar arranca en octubre. Lo hará con una versión promocionada por 13.900 euros con el motor 1.2 DIG-T de 115 caballos, equipada ya con aire acondicionado, Bluetooth, elevalunas eléctricos en las 4 ventanillas, llantas de aleación de 16 pulgadas, radio CD con toma USB, control de crucero y pantalla TFT de 5” en la instrumentación.

Por ejemplo podemos pensar en alternativas como el Renault Mégane, disponible con un precio promocional de 11.900 euros y equipado con el motor gasolina tCe de 115 caballos, contando con una dotación de equipamiento en la que no falta climatizador bizona, llantas de 16 pulgadas, radio CD con MP3, faros antiniebla, volante de cuero y radar de proximidad trasero, si bien tenemos que tener presente que el Pulsar es un modelo de nueva factura y el Mégane afronta sus últimos coletazos comerciales.

Podemos destacar también al Toyota Auris, que con la mecánica gasolina de 130 caballos cuenta con un precio promocional de 14.850 euros, contando a través de la oferta “Por 1 euro más” de un equipamiento bastante completo con climatizador, llantas de 16”, el sistema multimedia Toyota touch, el control de velocidad, cámara trasera, manos libres Bluetooth, volante en cuero multifunción, faros antiniebla y luces diurnas LED.

Siguiendo con los compactos japoneses nos encontramos con el Honda Civic 1.4 i-VTEC de 100 caballos por 14.000 euros, contando con un equipamiento en el que nos encontramos con llantas de aleación de 16”, luces diurnas de LED, climatizador, puerto USB, pantalla multi-información i-MID y control de crucero con limitador de velocidad.

La lista de equipamiento según acabados queda conformada de la siguiente manera:

  • Visia: el acabado de partida. De serie cuenta con llantas de aleación de 16”, molduras de los cristales cromadas, retrovisores eléctricos, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros yt raseros, control de crucero, bluetooth, pantalla TFT de 5” en la instrumentación y radio CD con toma USB.
  • Acenta: se espera que sea el acabado más vendido. Añade al equipamiento del acabado Visia faros antiniebla delanteros, retrovisores calefactables, climatizador bizona, apoyabrazos central delantero y trasero, volante y pomo del cambio en piel, faros de activación automática, retrovisor interior antideslumbramiento, sensor de lluvia, arranque por botón y llave inteligente.
  • N-Tec: aporta más tecnología al conjunto. Será también uno de los más vendidos, casi empatado con el Acenta. Añade sobre este cristales tintados, llantas de aleación de 17”, faros LED diurnos, el sistema de anticolisión frontal, la cámara de visión trasera y el sistema multimedia Nissan Conect con pantalla táctil de 5.8 pulgadas y el sistema de aplicaciones de la marca.
  • Tekna: el acabado más alto. Aporta partiendo del N-Tec los asientos en piel calefactados, el sistema de cámaras de 360º y más elementos del escudo de protección inteligente con el cambio involuntario de carril, el control de ángulo muerto y el detector de movimiento.

De estos acabados se espera que el Visia suponga un 10% de las ventas, el Acenta un 40%, el N-Tec un 35% y el Tekna un 15%. Por motorizaciones se espera que un 30% de las unidades vendidas cuenten con el motor gasolina 1.2 DIG-T de 115 caballos y un 70% con el motor 1.5 dCi de 110 caballos.

Además, Nissan ha anunciado ya el lanzamiento a comienzos de 2015 de un alternativa más potente, el 1.6 DIG-T de 190 caballos. Durante la rueda de prensa de la presentación se preguntó por más versiones, como la variante Nismo, y la respuesta desde la marca fue que por ahora no se ha tomado ninguna decisión al respecto, pero sí están sobre la mesa. Primero se verá como reacciona el mercado a este nuevo modelo y luego se valorarán más versiones.

Desde luego sorprende encontrarnos más allá del diésel de 110 caballos y del gasolina de 115 caballos con un siguiente escalón situado en los 190 caballos. La idea lógica hubiera sido un peldaño más intermedio, como algún gasolina o diésel de entre 130 y 150 caballos.

La gama queda configurada por precio (sin descuentos), equipamiento y motorización de la siguiente forma:

Motor Acabado Precio 1.2 DIG-T 115 CV Visia 19.050 euros 1.2 DIG-T 115 CV Acenta 20.000 euros 1.2 DIG-T 115 CV N-TEC 21.700 euros

1.2 DIG-T 115 CV Tekna 23.400 euros 1.5 dCi 110 CV Visia 20.450 euros 1.5 dCi 110 CV Acenta 21.400 euros 1.5 dCi 110 CV N-TEC 23.100 euros

1.5 dCi 110 CV Tekna 24.800euros

Conclusiones: las 5 claves del Nissan Pulsar

Llega el momento de despedirnos del Pulsar, de abandonar Barcelona y hacer balance sobre el nuevo compacto de Nissan, el Nissan Pulsar, un balance que a modo de resumen podemos agrupar en 5 claves:

  • Su plataforma: el Nissan Pulsar quedar articulado sobre una plataforma modular en la que el grueso de componentes quedan compartidos con el Nissan Qashqai. Ofrece un conjunto de suspensiones y dirección bastante dócil, con un tarado agradable. Balancea algo, sí aunque no de manera destacable, pero a cambio ofrece una buena absorción frente a badenes y baches.
  • Sus motores: la gama queda en manos de un diésel de 110 caballos y un gasolina de 115. El gasolina peca de una progresividad demasiado pausada que nos exigirá jugar con el cambio, el diésel solventa el problema a golpe de par, ofreciendo por otro lado un buen nivel de insonorización. Próximamente habrá además un gasolina de 190 caballos que hace plantearnos si no hubiera sido mejor una opción intermedia, ya sea diésel o gasolina y no esos extremos tan marcados entre los 110-115 y los 190 caballos.
  • Su diseño: herencia de familia. Nissan se apunta a la tendencia de ofrecer un diseño unificado y este Pulsar bebe directamente del Nissan Qashqai. Abundan los nervios de diseño curvo y al frente destaca su parrilla en V.
  • Interior: si algo hay que destacar en su habitáculo en primera instancia en su gran habitabilidad. Acabados y diseño correctos, con abundancia de materiales blandos y un interior de considerables plazas traseras, sin nada que envidiar a berlinas de un segmento superior.
  • Un coche muy español: el Nissan Pulsar es un coche muy ibérico. Lo es desde su concepción en el centro de diseño de Nissan en Barcelona hasta ahora, su presentación, a caballo entre Barcelona y Girona. La campaña de publicidad que veremos en octubre también ha sido rodada en España, en Madrid siendo más concretos, pero sobre todo, su producción para toda Europa se lleva a cabo aquí, en Barcelona, donde se ha realizado para ello una inversión de 110 millones de euros.

En Diariomotor: Nuevo Nissan Pulsar: el esperado regreso de Nissan es ya una realidad

Lee a continuación: Nissan Pulsar: primeras impresiones desde el Empordà

El Nissan Pulsar es un compacto de 5 puertas y 5 plazas, del tamaño de un Golf. Su gran espacio interior, su tecnología y su precio son sus principales argumentos de venta.

  • Escri8

    Cuanto más lo miro más me gusta. Huele a superventas.

  • David

    Tuve la oportunidad de verlo en idiada, la verdad, no me gusto nada :(

  • Engineer

    Tengo entendido que el departamento de diseño de Nissan en Barcelona desapareció hace unos años. Pondría la mano en el fuego diciendo que el Pulsar se ha diseñado en Japón y luego construido en Barcelona. Así que tan ibérico no es.

  • еиена

    Estoy totalmente decayendo con escri8 el coche es muy bonito muy bien nissan

  • IGC

    Horrendo por fuera y por dentro. La delantera, sin ser espectacular, se salva, pero la trasera es difícil de definir sin incluír onomatopeyas de alaridos (es lo que tiene forzar la trasera de un todoterreno en un compacto). El interior es un copy-paste de componentes de Megane, Clío, Qashqai… todos colocados sin orden ni coherencia alguna. La ausencia total de originalidad, componentes propios y gusto estético está por todas partes, ni siquiera las versiones más altas mostradas en las presentaciones son digeribles. Los motores, viejos conocidos reutilizados también de otros modelos, al igual que la plataforma. Aunque el aspecto interior es plasticoso y cutre, espero que los encajes entre piezas no sean tan malos como los del anterior Almera (fui dueño de uno durante 10 años).En fin, un coche que parece sacado para ver si “hay suerte” a base de reciclar componentes de productos ya veteranos en el mercado. Terminaré diciendo algo positivo: al menos no es caro.

  • Jose

    Coche anodino donde los haya, por dentro y por fuera, no me dice nada.