Aumenta la producción de motores Hellcat, ¿precios bajos para la gasolina o un nuevo miembro en la familia?

 |  @sergioalvarez88  | 

¡Buenas noticias! La producción de motores Hellcat va viento en popa. De hecho, ha aumentado de forma notable en las últimas semanas. Hay varios factores que concurren en una demanda aumentada para el motor más potente fabricado en serie por Dodge. El primer factor es que los precios del combustible en EE.UU. están en el punto más bajo desde octubre de 2010, y eso ayuda a vender uno de los motores más sedientos del momento. Otro de los motivos es que la querida familia Hellcat pronto tendrá un nuevo miembro.

La demanda de los Hellcat es tan grande que muchos concesionarios han subido su precio en hasta 20.000 dólares. Y los siguen vendiendo.

Pero antes de llegar ahí, nos quedamos con las palabras de Tim Kuniskis, presidente de Dodge y SRT. En una entrevista con Automotive News ha reconocido que la demanda de motores Hellcat ha superado todas las expectativas. Hasta el momento han producido unos 4.000 vehículos equipados con motores Hellcat. Han llegado al punto de tener que detener su comercialización para poder atender la demanda existente. Los concesionarios tienen listas de espera de meses e incrementan el precio de estos vehículos en decenas de miles de euros.

En el fondo, hablamos de prestaciones de superdeportivo a un precio asequible para su potencia. 707 CV por menos de 60.000 dólares es casi un regalo, una fórmula de verdadero muscle car. Por ello, van a construir más Hellcat, ya con el Model Year 2016. Quieren continuar su fórmula de éxito, que ha dado nueva vida a la familia Challenger y ha incrementado la imagen de marca también de los Charger. No sabemos cuantos nuevos Hellcat serán producidos, pero se espera al menos una tirada de similares dimensiones a la actual.

El proceso de fabricación de este motor es más lento y caro que el de otros V8, y además cada motor es testado en un dinamómetro durante 42 minutos para asegurar su perfecto funcionamiento. El incremento de producción también alimenta otros rumores, o más bien confirmaciones. Como la llegada de un nuevo Jeep Grand Cherokee TrackHawk, que emplearía un propulsor 6.2 V8 Hellcat para convertirse en el SUV deportivo más rápido y brutal del planeta. Desde luego, son tiempos interesantes los que nos aguardan en SRT.

Fuente: Automotive News
En Diariomotor: Jeep Grand Cherokee Trackhawk, ¿qué tal suena un SUV de 717 CV con potencia Hellcat?

Lee a continuación: Humillación a la vista: Tesla Model S P85D Vs Dodge Charger SRT Hellcat en vídeo

  • ADN

    Faltan el Jeep Grand Cherokee y el Chrysler 300.

    La verdad es una ganga de caballos, potencia bruta y precios razonables. Los Hellcat son como viajar en el tiempo de regreso a los 60’s

  • Lineaz Muertaz

    Excelente. Pero a mi me fascinaría mas la idea de hacer un RAM Hellcat que un Grand Cherokee.
    Mezclar dos cosas que me encantan, pick ups y potencia a lo bruto. Como en su tiempo existió el RAM SRT Viper.