El Volkswagen Phaeton y la fábrica de Dresden detendrán su producción (para regresar con fuerza en unos años)

 |  @davidvillarreal  | 

El Volkswagen Phaeton ha sido, desde su nacimiento, uno de los modelos que menos rentables del Grupo Volkswagen, con diferencia. Ferdinand Piech quería un buque insignia, una berlina de representación, que según dicen habría costado desarrollar más de 1.000 millones de euros. Pensemos que Volkswagen no solo había creado un producto, sino también una impresionante infraestructura a su alrededor, en la que debía producirse el nuevo Phaeton, la famosa Gläserne Manufaktur, una impresionante fábrica acristalada desde cuyo exterior puede contemplarse el trabajo de los operarios. Con la crisis de los TDI comenzaron a peligrar el futuro de ambos proyectos, la llegada de un nuevo Phaeton, y la continuidad de la famosa fábrica de cristal, pero de momento parece que ambos seguirán adelante.

La fábrica de cristal de Volkswagen en Dresden detendrá su producción en 2016 para adaptar sus líneas a la llegada de un nuevo modelo, previsiblemente el nuevo Phaeton.

La producción de la Gläserne Manufaktur de Dresden, la fábrica de cristal, se detendrá en 2016. Y con ella se detendrá también la producción del Volkswagen Phaeton, en la cual estaban involucrados 300 de los 500 trabajadores de Volkswagen en la planta de Dresden. Se trata de la fábrica más pequeña de Volkswagen en Alemania. Los trabajadores serán recolocados en una fábrica cercana, la de Zwickau, en la que se producen Golf y Passat.

Según habría confirmado Volkswagen, con el fin de la producción del Phaeton la fábrica de cristal afrontará un proceso de reconfiguración para adaptar las líneas a la producción de un nuevo modelo (Automotive News). Y ese modelo debería ser precisamente el relevo generacional del Volkswagen Phaeton.

El nuevo Volkswagen Phaeton se retrasará, para llegar a los concesionarios como el buque insignia tecnológico de la marca, y con una propuesta sostenible y eléctrica con la que plantar cara a Tesla.

Lejos de dar un paso atrás, y evitar el relevo generacional de un producto del cual se decía Volkswagen había perdido en el orden de decenas de miles de euros, la marca de Wolfsburgo quiere reinventar el concepto Phaeton. Pero para ello aún habrá que esperar unos años.

Volkswagen anunciaba que el nuevo Phaeton se retrasará, pero que a su llegada pretende erigirse como una de las berlinas más tecnológicas del mercado. A diferencia del modelo actual, que llegó a comercializarse con un motor W12, el nuevo Volkswagen Phaeton se basará en una mecánica eléctrica, con un motor eléctrico potente, y unas baterías de gran autonomía, con las que pretende plantar cara al concepto del Tesla Model S.

Así las cosas, la Gläserne Manufaktur de Dresden seguirá viva, pero antes tendrá que reacondicionarse para la producción del nuevo modelo. Y el Volkswagen Phaeton tendrá un sucesor, un buque insignia tecnológico, y eléctrico, que pretende ser el máximo exponente de la nueva era de Volkswagen tras el estallido del fraude de los TDI en Estados Unidos.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Volkswagen podría tener que cerrar la fábrica de cristal en la que produce el Phaeton

Solicita tu oferta
  • ADN

    Sus notas de prensa y su software deberían ser igual de transparentes que su fabrica de cristal.